miércoles, 1 de abril de 2009

El niño azul.

Un consejo útil: si quieres ver un tamaño mayor de letra haz clic sobre cada página. Gracias.



































5 comentarios:

Paloma dijo...

Me gusta muchísimo!!! Tienes que animarte a escribir más relatos o cuentos cortos, además de la poesía.
Al leerlo te sientes dentro de la escena, ves perfectamente el paisaje y la expresión de los niños.
Espero encontrar pronto más relatos en tu blog...

Begoña dijo...

Lenguaje llano, asequible a todos. Desentraña desde su comienzo esa relación tan bonita que hay de amistad entre los niños. No sé por qué rara sensación, he sentido que era algo autobiográfico, pero no lo doy por sentado. Es un relato corto, que uno quisiera que continuara, pues se hace cuento indeterminado, a pesar de esa lágrima que explica todo el dolor de la cianosis. (Y en sí mismo no necesita de más desarrollo..., por eso está bien escrito).Pero muchas veces en eso consisten los relatos cortos: en que dejan al lector en un estado de shock. Final trágico e intenso. Melodrama lleno de ternura, que juega con las descripciones de forma virtuosa.
Supongo que podría, hacer un comentario mucho más extenso: situacíón en el tiempo, formas verbales,...Pero no se trata tampoco de eso¿no?. Como relato me gustado -eso lo digo cuando no me aburren en la segunda página-y bueno, me has adelantado un poco en tu blog, hasta encontrar a este niño azul. Veo que voy a tener que leer bastante. No sé si te habrá satisfecho el comentario. Me halaga que me lo hayas pedido, pero no soy ninguna esperta, y para gustos los colores, como suelen decir...
Un abrazo del color del Guadarrama, cariñoso, sincero y tranquilo.

Fernando dijo...

Qué bien escribes, Begoña.Creo que me has enviados ideas muy interesantes como sobre mejorar un relato. El niño azul lo escribí hace muchos años.Lo recuperé entre unos periódicos viejos que guardé al escribirse nuestra actual constitución. Has adivinado que algo hay de autobiográfico, pues conocí a un niño "azul",, de unos siete años de edad que murió poco después de conocerle.Si lees "la jara", podrás apreciar la diferencia en la forma de escribir en dos épocas diferentes. Te pedí tu comentario porque he pensado que eres una persona de gran valía
y así impulsar un intercambio de ideas más profundo. Todo es empezar, evitando así que los comentarios sean superficiales. Amo la crítica porque es el sistema para ir perfeccionando nuestra manera nuestra manera de pensar y de escribir.Muchas gracias por tu interés y tu ayuda.

Lisandro dijo...

Hola Fernando. Recien termino de leer este maravilloso cuento, me ha dejado mucho que pensar, no soy buen critico, ni experto, no podria yo siendo un principiante en esto juzgar tu arte... sólo te voy a comentar de mis sentimientos cuando lo leí. Me dió ternura como el hermano lo trataba al niño, me hizo recordar mucho a mí, con mis tres hermanos más grandes, como me cuidaron desde chiquito. Me transporte en algunas partes hacia mi infancia y a los recuerdos familiares. Sentí en cada letra esa emoción que al final hace caer lágrimas.
Y siendote sincero hace un tiempo le dije a mi mamá que me sentia vacio, que necesitaba algo y no sé que era para llenar mi alma. yo no creo en las casualidades, es por eso que estoy agradecido a Dios, porque un gran poeta me dejó un comentario que nunca lo esperaba con un pedido que lea "El niño azul". Y lo hice, y el alma se me lleno. Nada más que decirte. Un abrazo enorme y muchas gracias...

Fernando dijo...

Lissandro: Me encanta que hayas leído mi cuento El niño azul. y que te haya recordado etapas de tu niñez. Como sabes, he querido detenerme un pco en mi blog y ahondar un poco más en mis sentimientos.Seguiré trabajando y espero que tú también lo hagas. Lee mucho a los clásicos modernos (Gerardo Diego,Alberti,A y M. Machado,Miguel Hernández son mis preferidos) trabaja las diferentes modalidades de composición poética. Escribe, escribe, escribe...Un fuerte abrazo.