jueves, 7 de mayo de 2009

Empatía.












Tomé la decisión de que este blog sirviera como una recopilación de mis ideas, apuntes, poesías, músicas, amigos, sensaciones, anécdotas, recuerdos... Por ello, si os habéis conectado, habréis encontrado a un amigo que deseaba compartir con vosotros su mundo interior, tan difícil de comunicar en la vida normal. Lo importante no era detallar cada apunte, ni publicar escritos enrevesados, ni exponer teorías originales, ni contar o recontar sílabas. Lo que pretendía era que, al salir de mi blog, os lleváseis una impresión personal favorable, algo sobre lo que pudiéseis construir una relación a distancia conmigo y que me recordéis alguna vez como alguien con quien merecía la pena comunicarse. Ahora ha llegado el momento de hacer una pausa. Quiero centrar mi esfuerzo en tratar de escribir una poesía profunda, meditada, sin prisas, con el objetivo de acercarme más, en lo posible, al interior de mi alma. Quiero dedicar también mi tiempo a releer a mis poetas clásicos, tan escondidos ahora en el ruido de la tecnología y la velocidad. Seguiré acercándome, con vuestro permiso, a vosotros, poetas contemporáneos, para descubrir vuestra inquietudes y aprender las nuevas formas de comunicación poética que con vuestra generosidad dais a conocer. Quizás después de esta pausa de reflexión vuelva a escribir para este mi querido blog. Espero que, por el momento, haya servido como testimonio de mi amor a la poesía y lo dejo abierto, con la ilusión de que, ahora sin prisas, os deis una vuelta por él y me escribáis vuestros comentarios para hacerme saber que aún vivo para vosotros.


De despedida, os dejo cinco sonetos que me gustaría fuesen leídos por vosotros con generosidad.

11 comentarios:

mj dijo...

Siempre hay un tiempo para todo.
Si de algo te sirve te digo que te he leído con atención y la impresión es muy buena. Tampoco me paro a juzgar lo que leo, simplemente me dejo llevar por las palabras. Y sé cuando el alma está puesta en ellas y tu la pones.
Espero verte pronto por aquí Fernando.
Un abrazo
mj

Emilio dijo...

Amigo Fernando, me das un pequeño disgusto: aquí te conocí, y aquí te quiero seguir conociendo; pero en fin, no dudes que volveré de vez en cuando para seguir leyendo tus versos que me falten de leer e incluso a releer otros que me emocionan.

Espero que la pausa, además de fructífera no sea demasiado larga.

Un abrazo, amigo.

Lisandro dijo...

Si es tu decición, me parece bárbaro, pero algo triston... espero que encuentres y te acerques al interior de tu alma, te lo deseo de corazón... un abrazo enorme... Tu amigo Lisandro

toñi dijo...

Hola Fernando. Tomate el tiempo que quieras y cuando puedas regálanos tus poesías. Las estaremos esperando.

Un beso

Begoña dijo...

Te entiendo..., y te envidio, también, pues haces algo que si yo pudiera, también haría. Pero mi paso es mucho, mucho más lento. Después del calvario de 13 años a la sombra de mi misma -y con todas las cosas que pasan en ese trayecto- por una enfermedad más que cruel, pasé a otro calvario de deterioro que he ido superando de forma espectacular, pero también llena de un esfuerzo a veces sobrehumano. En total, diría, casi 20 años, sin lecturas, sin escrituras, con un cuerpo que no me respondía. Hace 2 años, me operaron de cataratas, y llevo 5 años de penuria sin nombre, hasta llegar hasta este momento, en que me empiezo a reencontrar connmigo y con el mundo. Pero me cuesta más trabajo, tengo muchas cosas por las que luchar, y muchas que dejar atrás, pues aunque mi proyección es hacia el futuro (si no, hubiera sido imposible recuperarme como lo he hecho)[por no ponerme, no me pongo ni azul, como tu niño, dada la alta tolerancia que tengo a la falta de oxígeno], aún tengo que soltar amarras del todo, de un pasado insufrible en todos los sentidos.
Precioso, cómo has escrito esta despedida, que todos esperamos que puedas pausar, alguna vez que otra, para tenerte con nosotros.
Comparto tu sentimiento de empatía, de tu necesidad del compartir, del saber que hay alguien al otro lado de esta pantalla, que te aprecia...sin más compromiso que el que el destino nos aguarde. Así, que aquí, me quedo un poco abandonada sin ti, pues te has convertido sin preterlo en mi angel de la guarda.
Pero, aquí estaré para cuando vuelvas (si ni he sucumbido a la rabia o la tristeza, que aún arrastro, aunque ya no formen parte de mis nuevos pasos). Cuando te eche de menos, vendré aquí, donde tu mundo interior permanece, y me espera.
Un abrazo largooo

Teresa dijo...

Deseo que tu distanciamiento sea productivo, que logres brillantes frutos poéticos y serenidad en el alma.comprendo tu decisión, porque la inspiración necesita tiempo, silencio y espacio
para condensar la emoción y transformarla en versos.
Volveré para seguir leyendo tus poemas mientras regresas.


Saludos.

Emilio dijo...

Fernando, me gustó mucho tu, mi, nuestra bahía. Muchas gracias, amigo, eres un excelente descriptor de imágenes.

Un afectuoso abrazo.
Emilio.

Fernando dijo...

Querida Begoña:
Si algo pudiera hacer, créeme, sería absorber toda la angustia y la tristeza que has tenido en tu vida. Pero como eso es casi imposible, pienso que seria mejor recordar todos los buenos instantes de tu vida que han debido ser muchísimos. He encontrado en ti, desde mi primer contacto con tu obra a una gran persona pura y buena. Tú respiras amor y emoción por todos tus poros. Cuando leí tu primer poema me di cuenta de la hondura de tu pensamiento y pienso seguir de cerca, con tu permiso, todo lo que escribas y pienses. No creo que sucumbas ni a la rabia ni a la tristeza. A la rabia por tu pureza intelectual; a la tristeza, porque en sí mismo no es mala si la transfieres a tu obra poética. Ahora que te has vuelto a reencontrar contigo y con el mundo, disfruta otra vez de los instantes, depura el pensamiento, trabaja en tu obra poética, transmítenos a los demás tu enorme capacidad de amar. Ya sabes que me tienes aquí, en mi blog, para siempre. He decidido tomarme una pausa en la escritura, mas no en la lectura de este maravilloso mundo de poetas y poetisas jóvenes que he descubierto por azar. Aquí seguiré, si me lo permiten las circunstancias, hasta el final, y si al final ocurre que las circunstancias no me lo permiten, lo sabrás antes que nadie y podrás reencontrarme en mi pequeña, pero intensa obra poética. Un saludo muy cariñoso con todo el afecto de tu amigo. Fernando

Marina-Emer dijo...

Fernando espero que no retires el blog ya que es un placer venir a leer tus hermosas poesias y poder dejarte aquí unas letras de afecto y amistad que uno va encariñamdose poco a poco como si nos conocieramos de la misma Ciudad.
Hoy ace 10 meses que fallecio Emilio y haciendole un pequeño homenaje, he publicado hoy la carta poetica que le escribi la primera vez que visite Asturias...es la poesia de la que ya te hablé.
Bueno Fernando,te dejo mi sincero abrazo
Marina

raleigh dijo...

La verdad es que cada vez que abro tu blog y me encuentro con tu entrada "empatía" me resigno a otro día sin tus poesías.

Entiendo que hayas podido sentirte un poco presionado por tu fidelidad al blog, con entradas casi diarias, pero nos tienes mal acostumbrados, y sería una pena que dejaras tu poesía tan personal ¨del salón en el ángulo oscuro, de su dueño tal vez olvidada¨...

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Hola Fernando, he llegado hasta tu blog y he decidido quearme, felicidades por tu obra.