miércoles, 5 de agosto de 2015

El doblado silencio.









El doblado silencio.

Si te callas y escondes lo que piensas,
y crees que el silencio te ennoblece
creo que te equivocas, no enaltece
tu inane ocultación de las ofensas.

La vida no se basa en las defensas
de una actitud solemne que se ofrece
como ejemplo de virtud y no parece
que sean tan honradas ni tan densas.

Más bien yo te sugiero que analices
con buena voluntad y más hombría
lo que por dentro rumias y matizas,

la honestidad se basa en las raíces
de una honradez sin tacha y todavía
no he visto esa actitud que solemnizas
.