domingo, 3 de abril de 2016

Si sueño mientras duermo-

Si sueño mientras duermo.

Si sueño mientras duermo y no despierto,
y mi mano no puede acariciarte,
ni estoy en condiciones de mirarte,
procura que el balcón siempre esté abierto,

que interpreten los mirlos un concierto,
y entre la luz del sol a serenarte,
porque no estaré aquí para abrazarte,
mi barco habrá partido hacia otro puerto.

Y nada puede hacerse, vida mía,
todo está concebido y realizado
por los dioses del tiempo y mi sustancia,

aunque tú y yo cambiemos este día
por un acto de amor idealizado,
sólo queda el silencio y la distancia.

--------------------------------------------------

8 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dijo...

Fernando, la ausencia siempre nos hace aflorar esos sentimientos de impotencia, guardados en lo mas profundo de nuestro ser, y jamás podremos trocar ese día destinado porque es esencia innata.
Tristes y profundos versos.

Un abrazo.

Antorelo dijo...

Amigo Fernando, llevo bastante tiempo retirado del mundo bloguero. Me alegra leer este hermoso poema que hoy nos regalas. Tú poesía sentida nunca defrauda. Un abrazo

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Y, finalmente, así será... nuestro barco partirá.

Hermoso tu soneto,

Abrazos.

Fernando dijo...

Un fuerte abrazo, Rafael Humberto. Gracias por tu comentario.

Fernando dijo...

Antorelo, amigo. gracias por leerme. Un saludo muy cordial.

Fernando dijo...

El ave peregrina: muchas gracias por acercarte a mi soledad. Con todo mi afecto.

Gustavo Figueroa Velásquez dijo...

Amigo, Poeta Fernando:

Nos regalas un soneto que tiene, aunque arrugue el alma, la huella diáfana y siempre precisa del Poeta que, por ejercicio y sabiduría, lo es!
Hay en tu soneto el canto lastimero al ser amado, siempre necesario en el viaje por la vida, depositario de tus más finos y honorables sentimientos. Son versos tejidos desde el fondo mismo del sentimiento mezcla de amor y de nostalgia.
Mi estimado Fernando, amigo mío, te envío un abrazo sincero y un saludo a tu querida Peque a quien siempre recordamos.

Fernando dijo...

Amigo y poeta Gustavo: gracias por haber leído mi poema. Estoy seguro de que lo conocías, pero hay veces que deseo publicarlo y leerlo una vez más. La poesía debe permanecer porque no es ningún noticiero. Es una forma de conectarnos con los poetas amigos. Nos entebndemos y seguiremos leyéndonos. Un fuerte abrazo para tu esposa y para ti, querido poeta.