viernes, 16 de octubre de 2009

Coplillas del Cortijo del Jarro.


Como raíles del tren
van tu corazón y el mío
siempre a la vera del otro
to seguío, to seguío,
como raíles del tren
van tu corazón y el mío.

***

Yo te llevaré al cortijo
sobre mi jaca ligera,
yo te llevaré al cortijo
por sentir la primavera
pegaíta al cuerpo mío
sobre mi jaca ligera.

***

Si yo tuviera dinero
en la tierra de Almería
si yo tuviera dinero
un cortijo compraría
cerca del pueblo de Sierro
en la tierra de Almería.

***

La noche se quedó muerta
en tus ojitos serranos,
la noche se quedó muerta
y se durmió entre tus manos
la fragancia de la huerta
y el olor de los manzanos.

***

Cortijera, cortijera
!Ay qué penita me ha dao!
cortijera, cortijera,
verte pasar a mi lao
y no mirarme siquiera,
¡Ay qué penita me ha dao!


Estas coplillas las escribí sobre una servilleta de papel en mi último viaje a Sierro, pueblo de mi padre y abuelos, para que las cantasen mi tío Pepe y sus amigotes en el cortijo del Jarro, donde se reunían todos los años una semana para comer, beber y cantar.



----------------------------------------------------

13 comentarios:

Motivaciones en azul dijo...

¡Es una belleza!
Querido Fernando soy nieta de una gallega que me contaba historias de su pueblo y sus cantares, la trajiste a mi memoria con tus coplas, gracias.

Un saludo.

María

vuelo de hada... dijo...

Pero que sorpresa también coplero y bueno con los amigos alrededor de unafogata y acompañado de una guitarra, que más se puede pedir?
Te felicito eres todo arte hecho letras.
Un abrazo desde mi rincón...

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

QUé palabras Fernando...
Me han encantado!
Cariños!

Ananda Nilayan dijo...

Querido Fernando, permíteme que la andaluza postiza que llevo dentro tras estos años de vida en el sur salga: qué arte tiene, iyo!!! estas coplillas quitan er sentío!!!

Me gustan los escritos de servilleta porque tienen un regusto de autenticidad, de creatividad desbordada. Y qué hermoso eso de reunirse a beber, a comer y a cantar. Eso es medicina del alma.
Un beso fuerte.

Begoña Sánchez dijo...

Que coplillas más bonitas y alegres.
Me encanta la primera
Como raíles del tren
van tu corazón y el mío
siempre a la vera del otro
to seguío, to seguío,
como raíles del tren

¿Se puede decir más bonito?

Besos

Noray dijo...

Sólo resta decir... ¡Olé!

Se respira el aire de la copla, de la buena y hermosa copla española, esa copla que encandilaba a García Lorca.

Te felicito, amigo Fernando, siempre es un placer leerte y escuchar de fondo la música de Ginastera (excelente su Bomarzo).

Un fuerte abrazo

Conchi dijo...

Mientras leía tu poema canción recordaba algunas coplas que me cantaba mi abuela, gracias por devolverla a mi memoria.
Un saludo

Andrés Glez. Déniz dijo...

Si por algo se caracteriza un poeta verdadero es por convertir en poesía todo lo que toca, así sea una piedra. Eres auténtico, Fernando, y eres un gran poeta, la mayoría de las veces intimista y en algunas ocasiones recogiendo el sentir del pueblo.

Rayuela dijo...

Qué belleza! Los oigo cantar!
Un abrazo.

Emilio dijo...

¡Olé! Fernando, por ese alma andalusí, y castellana y extremeña y levantina y vasca, y... por todas ellas, que tu alma es muy grande y siempre se empapa con todo aquello que conoce y vive.

Un fuerte abrazo.

Marina-Emer dijo...

bonitasy alegres coplas...me copiare la partitura y en algún rato que me ponga al piano haber si la saco me siento muy poco ahora ...pero de momento probaré...no estoy bien aun ...la vacuna de cada año no me la han podido poner por estar mal ..gracias Fernando...que pases feliz fin de semana
besos
Marina

L.N.J. dijo...

Muy andaluz, típico muy hermoso.

Un beso Fernando.

l.e.linsay dijo...

hola somos TIPEX y LINSAY, y nos gustaría que participaras en el proyecto que estamos comenzando, en la creación de un blog, de dar a conocer blogs, con la calidez y calidad del tuyo, en los que se harán comentarios en referencia a tu manera de escribir, las reglas las encontraras en una de las entradas.
Te esperamos en http://corazonsimple.blogspot.com/
Un saludo.