lunes, 15 de febrero de 2010

Evocación del país vasco.

A la patria vasca.


Tienes en tu historia antigua,
en la base de tu tierra fecunda,
una firme y suave fortaleza.


Se puede ver muy lejos en el fondo,
un leve temblor de praderas de hierba
mecidas por el viento y la lluvia.


Entre los robles y los hayedos
y las piedras de tu caserío,
yo te reconozco, madre vasca.


Palomas, palomas blancas y grises,
en ingrávido vuelo, tus cabellos.


A veces el mar se encrespa y rompe
en tu frente, como en Guetaria,
o muere vencido,
entregado, en tus sienes,
blancas como las arenas del norte.


Aurtxo, escóndete en la hierba,
refugio de senos maternales,
olor a tierra húmeda,
y cuando a brazadas caiga la hierba
en el pecho de tu madre.
mama su néctar
para el encuentro vital con tus ancestros.


Valles, ríos, colinas, praderas,
arrebatada inocencia del entorno,
lienzo de paraísos escondidos
en la quietud divina,
sólo aquí, en tu sustancia vasca
en tu raíz de roble
se produce el encuentro
de tu fértil vigor y tu cálida esencia.


Mi alma baja de noche por el cauce del Bidasoa
a diluirse en el mar, trazando rutas viajeras,
señalando caminos,
y regresa, rompiendo el alba,
en un estallido de espumas,
para recuperar el sabor de tus playas,
el sonido de tu música viva,
el olor de tus praderas.


Quiero vivir contigo y en ti,
si tengo que segar, siego,
si he de cantar, canto,

si rezar, rezo,
si necesitas mi trabajo en tu tierra
calzo unas albarcas y unzo las yuntas,
si debo escuchar, oigo el crujido de tus robles,
y si acabar,

siempre en tus montes,
amando hasta el último caserío,
empapado de tu esencia.

33 comentarios:

anabel dijo...

Me gusta esa tierra verde de mar bravío, y me gusta el poema con el que la has homenajeado.

Un abrazo.

Noray dijo...

Exquisito poema, como todos los tuyos. Haces fácil que la mirada y el sentimiento se pierdan entre las bellísimas imágenes del campo vasco. Es un verdadero aurresku al País Vasco.


Un fuerte abrazo

POLIDORI dijo...

Un gran homenaje muy merecido por un pueblo, en su inmensa mayoría, grande y fantástico.

Un abrazo.




John W.

Ananda Nilayán dijo...

Fernando, qué maravilla de poema, sobre todo el final, que encierra toda la esencia del país vasco en su estado puro.
Me trajiste recuerdos de mi niñez.

Un abrazo fuerte.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Profundas palabras que hacen patria chica, que buscan sus raíces propias, pero que engalana sus amores con sus vecinos a los que cuenta sus encantos y bellezas.

Hagamos votos por la unidad dentro de la singularidad de cada uno.

Jesús Arroyo dijo...

Madre mía, Fernando, que tengo sangre de Bermeo...
Un abrazo.

Mercedes dijo...

Estuve allí y algo de mí se desgarró en el verde y el azul ultramar. Es una tierra maravillosa.
Un abrazo.

Adolfo Payés dijo...

Que belleza de post.. que gusto y lujo leerte querida amiga.

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre..

Que tengas una semana maravillosa..h

Pluma Roja dijo...

Mucha fuerza en su poesía don Fernando, pero aparte de fuerza belleza.

Saludos cordiales,

Hasta pronto, poeta.

Jorge Torres Daudet dijo...

Fernando un bello poema para una bella tierra.Cuando vivía en la Rioja iba mucho por allí. Me pasó algo parecido a tí con Sigüenza; pensamos en comprar una casita de pescadores en Zumaya, pero se torcieron nuestros planes.
Al cabo de los años me he acercado por allí y no es conocido aquel pueblecito; esas edificaciones tan altas!
Permíteme quer te invite a conocer mis otros dos blogs (creo que sólo conoces uno) sobre todo el "Blog de poesía de Jorge Torres"; no sé si recuerdas que te comenté que iba a publicar unos poemas en torno a la guerra civil; ahí encontrarás una serie de ellos que estoy publicando, me gustaría que los leyeras.
Un fuerte abrazo

Paco Alonso dijo...

Bello poema de un sentir tan arraigado que presiento sangre vasca por tus venas, hablas como si estuvieras dentro de la propia tierra.

Gracias por compartir tu sentir.

Cálido abrazo desde Cantabria.

El ave peregrina dijo...

Un grandioso homenaje al país vasco, donde la naturaleza verde inunda los sentimientos de aroma fresca.

Un cordial saludo

Terly dijo...

Siendo mi abuelo de Bilbao y habiéndose educado mi madre en las Irlandesas de Zalla, yo no tuve la oportunidad de conocer el País Vasco hasta bien cumplidos mis treinta años.
Quedé prendido de la belleza de sus paisajes, el verdor de sus tierras, el encanto de sus montañas, el azul rabioso de su mar y el cabreo monumental cuando éste se enfada.
Tú, querido amigo, en manera magistral, has sabido traernos a la mente estos recuerdos en perfecta armonía fotográfica convertida en versos y éstos en poesía.
Gracias por ello.
Un fuerte abrazo.

Dana Andrews dijo...

Qué preciosas palabras y qué acertadas para definir una tierra tan bonita. No la conozco pero he visto muchas imágenes. Tengo programado conocerla en breves gracias a una amiga que es de Bilbao. Tengo muchas ganas de visitarla y con tua palabras, aún más. Hasta hoy había visto y leído muchas expresiones y palabras dedicadas al pueblo vasco. Ésta es la mejor forma y la más bella que recuerdo.

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Sí que debe ser una tierra hermosa, siento no conocerla, aunque tú has sabido llevarnos a ella, para poder contemplar su belleza, volando sobre tus maravillosos versos.

Un abrazo
Teresa

Estela dijo...

FERNANDO:
Con tus palabras me llevas de la mano por los caminos de la vascongada y siempre tengo en el corazòn ,su gente y sonrisa ,"LA espuma del mar como tu dices, deseando huir en olas gigantes hacia la ciudad y lavarnos para que quedemos purificados "
Hermoso e inolvidable aquel verano,en San Sebastiàn y todos los entornos de la regiòn del dialecto màs caracterìstico de España ,que luego estudiando parece ser que deriva de la regiòn de lIGURIA (ITALIA).
Como siempre tus poesìas me dejan soñando con un volver .
Te felicito POETA ,pones el alma transparente en tu pluma .
BACI...........estela

Alma Mateos Taborda dijo...

Un verdadero himno a esta tierra. Escrito con mucho sentimiento y exquisita sensibilidad. Felicitaciones!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

En verdad que uno ama los caseríos de la tierra que ama. Que bello escrito evocando al País Vasco, en verdad que hay que vivir ahí, tener las raíces fuertes, para escribir con ese sentimiento de arraigo.
Saludos

iosu dijo...

Gracias Fernando.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Fernando:

Bello poema lleno de amor y admiración por una tierra bravía que merece muchos homenajes como el tuyo.

Muy bella la fotografía que acompaña la entrada, puede uno imaginarse la naturaleza en todo su esplendor.

Saludos.

icue dijo...

Que belleza de pais, quisiera tenerlo más cerca y poder disfrutarlo.
Un abrazo

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Fernando,

Gracias por el elogioso comentario que has dejado en mi espacio, y mi congratulación por esa inquietud que sientes por la Cultura Clásica, que, en definitiva, es la nuestra propia. Seguiré exponiendo en el blog, en la medida de mis conocimientos y mis posibilidades, el material que crea más conveniente para personas deseosas de ampliar sus conocimientos, como es tu caso.

Me he dado un paseo por tu espacio y tengo que decirte que es precioso ese poema que dedicas a tu Patria Vasca. Anoto como cualidades, entre otras, tu apego al terruño y tu comunión con la Tierra, la madre nutricia. Tu poesía me gusta por muchos motivos, pero hay uno que quiero destacar: es sencilla y natural, como lo es la vida misma. Es inteligible para todo el mundo. Y eso es un mérito.

He tomado buena nota y he visitado esos tres espacios musicales que me indicas, cuya direcciones dejo aquí, por si a alguien más le interesan:

http://mirthaluzfacundo.blogspot.com/


http://mirthafacundo.ning.com/

http://luzcantocoral.ning.com/

Te envío todo mi afecto y un cordial saludo,

Antonio

Forbidden dijo...

Me dieron ganas de tomarme un avion.

Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un fuerte abrazo

Carla dijo...

Que hermoso describes a tu tierra! Es un poema precioso

Nines dijo...

Permiteme que te llame maestro, de las palabras, de los reflejos de lo amado en el alma.
Permite que me quede con la sutil nostalgia, que yo ya se de eso, nostalgia de la tierra, ensoñación, dulce poema de los primeros colores y perfumes.
Un beso.

Laura Gómez Recas dijo...

Está llena de amor a la tierra esta elegía a Euskadi. ¿Quién se puede resistir a sus encantos? ¿Y a los de tu poesía?

Un beso, Fernando
Laura

auroraines dijo...

Tu poema es un paseo por Euskadi que me encantó.
Saludos

salvadorpliego dijo...

Una buen canto a esa tierra.
Gracias por compartirlo.

Saludos.

MTeresa dijo...

Amar la tierra de unp
es pura nobleza,
el lugar donde se nace
es la esencia que impregna.
Un saludo

Alicia María Abatilli dijo...

Otro país, pero tan cercano al mío.
Tu forma de pintarlo lo hace posible.
Abrazos.
Alicia

BLANCA LIBIA HERRERA CHAVES dijo...

HERMOSO HOMENAJE VESTIDO CON SU TRAJE DE VERSO POEMA...

UN ABRAZO

azpeitia dijo...

Para lo que somos vascos y hemos sentido el sirimiri en la cara en las tardes de invierno, el viento del mar que nos arrastraba junto a él, la apacible quietud de los caseríos moteando las montañas de verde y árboles, amar a nuestra tierra es más que amor una devoción...yo soy donostiarra y nací a cien metros del mar...que puedo más deccirte que no entiendas...un abrazo muy fuerte de azpeitia

JUAN dijo...

Precioso homenaje a una tierra hermosa que me gustaría mucho vistar.
Saludos.