sábado, 8 de enero de 2011

Regalo de un Rey Mago.

                                            Emilio Porta




Desde mi blog quiero agradecer al Rey Mago Emilio Porta el regalo que me ha dejado en la chimenea. Un expresivo esbozo de su opinión sobre mi serie "Relatos del Guadarrama". Vale tanto su escrito como el detalle de haberme dado esta agradabilísima sorpresa.



CRITICA LITERARIA DE
RELATOS DEL GUADARRAMA.


Cada día que pasa encuentro más razones para amar la unión de todo lo que existe bajo y sobre el sol. En Literatura, esta unión, la hace el lenguaje escrito a través de sus significados. Y parece que la delimita la forma. Siempre ha sido así, a través de los siglos: división de los géneros. Y, sin embargo, esa división no ha estado siempre clara y ahora menos que nunca. Poesía, relato, crónica…de todo hay en obras que enmarcan la Historia literaria. Todo ello se ve, por ejemplo, en el Cantar de Mio Cid. Y también se ve en muchas otras obras. Desde Cervantes a Raimon Llull, de Tolstoi a Carpentier, de Camoens a Lampedusa…


No es la extensión de Relatos del Guadarrama, de Fernando Jiménez-Ontiveros lo que me hace pensar en esta idea de fusión entre géneros, sino el planteamiento, desarrollo y forma de esta obra.
Porque siendo una narración, es, al mismo tiempo, reflexión y ensayo, meditación y poesía. Relatos del Guadarrama tiene, además, un elemento autobiográfico ( aunque el autor se disfrace de Gabriel y quiero pensar que de algún amigo más) y también es un homenaje a un paisaje vivido interiormente, asumido, que forma parte de la identidad de Fernando.


Hay en Relatos del Guadarrama un reguero de sensibilidad que abre cauce, a su vez, en la sensibilidad del lector. Anda el autor, y caminamos, con él, nosotros, por senderos y lugares reales, por caminos de piedra y arboleda, de roquedal y flora única en su género. El Parque Natural de la Sierra del Guadarrama es lo que dice Gabriel en un poema relativo a sus paseos: “Mi tierra, tan pegada a mí por el viento y el agua que se ha convertido en mi propio barro, del color de mi propia carne. Si tengo ocasión, enterraré en ella mi corazón y lo repartiré para que se disuelva en pedazos, unos en esta mi tierra, otros en mi historia, el resto diseminados en la vida de los demás”


Estas palabras son el mejor reflejo de lo que el autor siente por su casa exterior, su casa infinita de aire, cielo, tierra y agua, que es el Guadarrama y sus parajes. Después de ellas es muy difícil dibujar de un mejor modo las sensaciones que el lector tiene al adentrarse, a través de las letras, en los relatos de Fernando Jiménez-Ontiveros.


Él, el escritor, el hombre, se incrusta en el panorama que se ofrece a sus ojos y le añade el toque de humanidad de sus gentes. Un toque costumbrista que dota de alma a sus paseos. El mismo dice:
“Cuando escribo me olvido de la categoría y busco casi siempre lo sencillo y humano. No siempre lo consigo pero intento la armonía entre lo que persigo y lo que viene a trasmano, huyendo a ser posible de la sensiblería” Sí, no hay sensiblería en nada de lo escrito. Sólo percepción sensible y retrato, por un lado, de lo concreto y tangible, lo que se ofrece a su vista y a su tacto. Y por otro, lo que se sumerge en el espíritu, porque es la propia energía de una tierra alimentada por el amor que la profesa la que nos envuelve en la lectura.


Hay algo de religiosidad terrenal en todo lo que el autor nos cuenta. Porque el escritor, aunque habitante de la incertidumbre como todo ser humano inteligente, desea aferrarse a la esperanza en la espera. Desea que la vida no se acabe en la visión y en la memoria transcurrida mientras somos capaces de caminar.


Sin embargo, es consciente de la eternidad y la belleza del instante y por eso lo recoge en su escritura. Porque ahí permanecerá mas allá de todas sus dudas, más allá de la falta de claridad en las respuestas.


Y en ese caminar mientras escribe todavía, el autor quiere detenerse – y lo hace – yendo despacio, a respirar el aire de la vida, la vida natural, que conoce y comparte con nosotros a través de su Literatura.
“ Porque los que vienen de la ciudad beben el vaso de un trago, como si tuvieran algo urgente que hacer. Nosotros, los de pueblo, bebemos sin prisa y saboreamos lo que hacemos. Esa es la diferencia”


Sí, esa es la diferencia. El saber que el tiempo no es nuestro dueño. Conocer cual es el valor de las horas pasadas en silencio. Hay una preciosa historia con un jardinero, el jardinero secreto del Paular, un monasterio que podría ser paradigma de otro monasterio creado por mi en mis escritos – perdón por esta referencia autoliteraria – el monasterio de Orzeán. Ese espacio de piedra entre la piedra que es El Paular, lugar de recogimiento y encuentro, lugar de mirada al pasado y al futuro desde el presente continuo de la existencia. Ese lugar donde las palabras son sólo música del pensamiento y lo cotidiano adquiere el valor de lo infinito.


Todo esto es Relatos del Guadarrama para mí. Y lo reflejo en esta reseña de una obra escrita con amor y con oficio, una obra que va más allá de la técnica literaria, con ser mucha, de Fernando Jiménez-Ontiveros. Porque yo lo sé, y él lo sabe, los Relatos del Guadarrama son el corazón de su memoria.


Emilio Porta



47 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Fernando:

Es un placer que entre dos de mis amigos esté este juego. Tu obra y la crítica que Emilio te hace.

Abrazotes.

Fernando dijo...

Jesús, poeta, hay que tratar a los amigos como me ha tratado Emilio Porta, gran poeta y mejor crítico literario. Será difícil que yo pueda corresponder como es debido. Un fuerte abrazo.

Flor dijo...

Te doy mi enhorabuena y te deseo Un Feliz Año Nuevo.

Un beso
Flor

OZNA-OZNA dijo...

bellisimo regalo que te ha hecho tu gran amigo, eso es porque eres un encanto como persona y como escritor un diez. un besin de esta asturiana que te da las felicidades por recibir tan lindo regalo de parte de tu amigo.inest

Fernando dijo...

hola Flor, amiga. Yo también te deseo que esta año seas muy, muy feliz y trates de olvidar al funesto año anterior. Te envío un fuerte abrazo y todo mi cariño.

Fernando dijo...

OZNA-OZNA, amiga mía, tus mensajes son encantadores ( acuérdate del revoltijo de magia-amiga). Es que te estoy empezando a considerar como algo mágico lo que me escribes. Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Gran regalo, Fernando. Me parece que ha plasmado tu intención –la de tu alma– al escribir. Yo también tengo la sensación de que te fundes, nos fundes, con el entorno y el espíritú en esos paseos, siempre he pensado que eras Gabriel.

Felicidades y besos a ambos.

Fernando dijo...

Paloma, poeta, añorado recuerdo de Alcalá. gracias por tu simpático comentario. Un saludo muy fuerte.

Flor dijo...

Gracias Fernando deseo mucho que tus deseos se cumplan, el 2010 para mi fue terrible.
Un beso
Flor

Terly dijo...

Un regalo muy merecido, querido Fernando. Eres un enorme poeta, amigo mío, ya sea en verso o en prosa y Emilio Porta lo capta y lo describe perfectamente en esta magnífica crítica literaria que hace de tu obra.
Excelente y bien fundamentada crítica para un excelente y gran poeta.
Un abrazo.

Fernando dijo...

Terly, amigo, el estudio de Emilio Pora es bueno, lo demás, exageraciones. Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Flor, amiga, yon también te deseo mucha.mucha felicidad esta año 2011Un fuerte abrazo.

Juanjo Almeda dijo...

Siempre es enriquecedor y un placer, leer a personas como vosotros: Emilio y tú; ya sea poesía, relatos, comentarios o críticas; ésta quizás, poco mejorable en el acierto de su autor. Estupendo regalo, querido amigo, felicidades.
Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Estupenda reseña la de Emilio Porta. Para mí, como lector, fue un placer acompañar a Gabriel en esos paisajes tan amados del Guadarrama, en cada poema y en cada sentimiento o pensamiento que nos regalaba. Un abrazo amigo.

Fernando dijo...

gracias Marco, amigo, por habermen acompañado porf las tierras del Guadarrama a través de y con Gabriel. Un abrazxo muy fuerte.

Fernando dijo...

Juanjo, amigo y poeta, siempre con nosotros, siempre diciendo que aprendes cuando nos regalas tu magnífico pensamiento. Algún día Málaga descubrirá el tesoro escondido que tú eres. Yo hace tiempo que lo descubrí. Un fuerte abrazo.

Emilio dijo...

Siento en ti la alegría de esta merecida crítica y por ello me alegro yo también, Fernando.

Que esto sirva como acicate para que sigas alegrándonos con tu quehacer literario.

Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Gracias, emilio, amigo y poeta (ya), me alegré muchísimo al ver que un poeta merecedor de premios importantes, me haya regalado su opinión sobre mis Relatos del Guadarrama, que son muy queridos por mí. Gracias por tu comentario. Un fuerte abrazo.

Emilio Porta dijo...

Bueno, el anterior Emilio no era yo, sino otro amigo que tiene mi nombre, pero me da pie a intervenir, una vez leídos los comentarios. Estoy abrumado por tu deferencia, Fernando, colocándome en la apertura de tu blog, incluida foto. Y por los comentarios de alabanza a ambos. Mi reseña es una crítica sentida, ajustada a lo que siento y veo al leer tus Relatos del Guadarrama, al entrar en tu interior tan bien asentado en tu más querido paisaje. Sólo agradeceros a todos vuestras palabras. Un abrazo.

Mercedes Pinto dijo...

Tanto la reacción del uno como la del otro son las propias de la gente que piensa por sí misma, y también sus posteriores vidas al margen de lo políticamente correcto.
Cómo será de sentida y profunda esta reseña que hace Emilio Porta de tus “Relatos del Guadarrama” que ha conseguido que empatice cono lo más profundo de tu ser. Ese amor y respeto a tu tierra y sus gentes… En las frases entrecomilladas que ha escogido para el texto hay, como él dice, mucho de amor y oficio.
Enhorabuena a los dos.
Un abrazo.

Fernando dijo...

Emilio Portra, amig y poeta: El anterior (Emilio Gómez) es un querido amigo, queridísimo amigo cántabro, quien me inició y alentó en mis primeros pasos en este blog. Sufrió un problema serio de salud, pero ahora plenamente restablecido, deseamos que siga regalándonos sus poemas.

Respecto a tu comentario, ¿qué puedo decir? Si acaso, leer despacio tu libro "Corales", para aprender un poco a escribir poesía. Un abrazo.

Fernando dijo...

Mercedes, amiga, que una persona que escribe tan bien como tú nos regales este comentario es algo estupendo. A ver si con estos comentarios y estos regalos me voy animando a continuar escribiendo. Un abrazo muy fuerte, Mercedes.

Susi DelaTorre dijo...

¡Un gran y precioso regalo, Fernando!Letras desde la amistad, el cariño y el reconocimiento de tu obra.

¡Felicidades sinceras y un saludo lleno de admiración!

MTeresa dijo...

Enhorabuena
se trata de una crítica excelente,
me alegro y lo comparto

Fernando dijo...

Susi de la Torre, amiga, muchas gracias por tu comentario,tu felicitación y tu amistad. Un cordial saludo.

Fernando dijo...

María Teresa, amiga, gracias por compartir esta preciosa crítica que me ha escrito Emilio Porta. Un saludo cordial.

Terly dijo...

Querido Fernando; acabo de publicar tu soneto-oración y vengo a expresarte mi agradecimiento por haberme autorizado a ello.
Un fuerte abrazo.

http://cadadomingounaoracion.blogspot.com/
.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querido amigo y poeta: ¿Qué más puedo yo decir que no se haya dicho ya? Hacer pública mi admiración por esos magníficos relatos que has compartido y por la crítica recibida, que no es un relago de Reyes, sino el premio a tu buen hacer en el campo literario.
Tanto para tí como para quien te hace la crítica un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Rafael, amigo, tú conoces mis razones y me las ensalzas. Encima las haces públicas loándolas. ¿qué más puedo esperar de un amigo como tú, a la una de la madrigada? Pues que se fume una buena pipa y se vaya a dormir con los angelitos. Un fuerte anrazo.

Fernando dijo...

Terly, amigo, sólo falta que me des las gracias. Soy yo el que debe darlas. Lo que no sé es si mi soneto puede inducir a alguien a estar más sereno, que ojalá fuera así. Un fuerte abrazo.

Jorge Torres Daudet dijo...

Fernando,ésta crítica no es ningún regalo, es algo muy merecido por tus escritos. Lo que me parece un poco raro es que no hayas tenido más reconocimientos, pues seguro que te leen personas cualificadas para, como en el caso de Emilio, puedan emitir su parecer a tus trabajos, a parte de los que te seguimos de continuo.
A ver si se abre "la veda" y recibes todo lo que tienes merecido, y te conceden premios, que no regalos, a tu labor.
Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Querido Jorge, amigo y poeta: gracias por tu amistad. No quiero más premios que la amistad de mis amigos, que ya es suficiente. Ya no me queda tiempo para hacer un curriculum vitae. Lo pude hacer cuando empecé a escribir en serio a mis diecisiete años, pero encontré otro camino mejor y creo que acerté. Gracias por tu profunda amistad. Un fuerte abrazo.

Carmendy dijo...

Estimado amigo Fernando:
Merecidísima y exquisita semblanza sobre tus hermosísimos relatos del Guadarrama. Me reafirmo en las lindas palabras del autor, al que felicito desde aquí, pues ha sabido captar toda la gradeza de imágenes, poética, filosofía, sensibilidad y amor hacia esa maravillosa tierra de tus raices más profudas de ser humano excepcional...
Te lo mereces amigo, enhorabuena de todo corazón.
Abrazos desde Extremadura. Carmendy

Fernando dijo...

Gracias, Carmendy, amiga, por tu comentario. Ya sé que sigues mi trabajo y te lo agradezco profundamente. Un fuerte abrazo.

JUAN dijo...

No es un regalo, amigo Fernando; es un reconocimiento a tu enorme calidad como persona y como creador literario.
Regalo es algo que se da o se otorga voluntariamente para satisfacer a una persona.
En este caso eres tú quien nos regalas tus experiencias y pensamientos plasmados en exquisitos versos y textos literarios.Lo demás: estos comentarios, las críticas o alabanzas sólo muestran la admiración, agradecimiento y valoración a tu obra, que en este caso me parece justamente merecida.
Un abrazo y mis felicitaciones por ese Arte que tan bien dominas.

Fernando dijo...

Juan, amigo: gracias por tu generosidad hacia mi obra y hacia mi persona. Un fuerte abrazo.

Silvia Meishi dijo...

Un buen regalo, Fernando, que sin duda mereces. Tus relatos y tus poesías nos llegan a todos.

Un fuerte abrazo

Fernando dijo...

Muchas gracia, Silvia, amiga, por tu comentario. Un fuerte abrazo.

Elvira Daudet dijo...

Admirado Fernando:

¡Qué sorpresa la extraordinaria crítica de nuestro querido Emilio Porta!, al que desde mi suma ignorancia sólo conocía como excelente poeta y amable ser humano, sobre los Relatos del Guadarrama. Todo un derroche de sensibilidad, que tanto se echa de menos en la crítica literaria especializada, sin perder un ápice de rigor.

Yo también creo, Emilio, que la mezcla de géneros no es un invento de la novela más reciente, sino que se viene produciendo desde siempre en la buena literatura.

Y qué alegría ver unidos por las letras y el afecto a dos poetas a los que admiro y quiero. (¡Ah, espectacular la fotografía!)
Un abrazo muy fuerte para ambos.
Elvira

Fernando dijo...

Elvira, amiga, admirada poeta: Es impresionante verse uno rodeado de tanto escritor de altura, con sensibilidad e inteligente visión del mundo actual. Creo que lo importante que dice Emilio en su análisis es justamente la primera parte: la unión de todo lo que existe bajo y sobre el sol. La fusión de géneros. Yo mezclo, efectivamente, en mis Relatos del Guadarrama, no sólo poesía, relato, crónica, criterios sociológicos... Hago algo más, introduzco en mi obra la poesía de otros autores, no accidentalmente, sino con toda la intención de fusionar algo que yo he encontrado de valor y que sirve para dar más valor a lo por mí escrito. Gracias por tu comentario. Un fuerte abrazo.

Amando Carabias María dijo...

¡Qué hermosura de regalo!
Emilio ha hecho un espléndido trabajo de una obra también espléndida.
He seguido la publicación de tus "Relatos del Guadarrama", y creo que Emilio Porta escribe atinadamente sobre ellos.
Efectivamente se trata -más allá de su extensión, que no es excesiva- de un género misceláneo en donde dentro de una narración se abordan otros géneros, en especial la poesía, muy bien seleccionada, por cierto.
Enhorabuena y gracias desde aquí a Emilio por su fino olfato y su calidad literaria.

Fernando dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Amando, amigo. Emilio Porta ha realizado un análisis muy favorecedor para mis relatos. Es generoso y un gran crítico literario, además de escritor y poeta. Le estoy muy agradecido. También a ti te doy las gracias, porque sé que has seguido con interés estos relatos y me has impulsado con tus comentarios a realizar el mejor trabajo posible.
Un abrazo muy fuerte, querido amigo.

Ángeles Hernández dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con la crítica de Emilio Porta, los relatos del Guadarrama son todo eso y mucho más.

Comparto sobre todo la idea de multiestilo: poesía, ensayo, viaje, fabulación, intimismo, autobiografía...
algo que debería ser más habitual, pero no es fácil mezclarlo todo con tanta soltura y tan buenos resultados.

Hoy, como ves, soy parca y moderada. Un abrazo Á.

Pregunta: ¿La música de piano del blog la interpretas tú?. Es tan relajante y entrañable como tus textos.

Fernando dijo...

Angeles, amiga querida, gracias una vez más por tu comentario. Tú has seguido mis relatos y sabes muy bien lo que representa. Emilio Porta creo que lo ha entendido muy bien. La música de Mompou que oyes no la interpreto yo, aunque lo he hecho en otras ocasiones. Mi nieto Lucas, con catorce años, lo interpreta muy bien. Sin embargo, la música que oyes es interpretada por el propio Mompou y, claro, es insuperable. Escucha bien el sonido de campanas que logra. Te agradecería leyeras la poesía que hice sobre esta canción el pasado 30-10-2010 y las recomendaciones que sugiero. Frederic Mompou, clato, es mi compositor favorito en la España del siglo pasado. Es pooco conocido por el gran público. Un abrazo muy fuerte,A.

Ángeles Hernández dijo...

Música:

he mirado el video con detenimiento y supongo que es el propio Monpou quien interpreta su música. Ayer lei que tocabas muy bien el piano y ...

Estas prisas, aunque se necesita una buena dosis de sensibilidad para saber elegir una buena versión, nada mejor que saber de qué se trata.

Un abrazo Á.

Fernando dijo...

Angeles, amiga, me encanta lo profunda que eres y cómo buscas el sentido y la naturaleza de las cosas. Aunque hayas visto el video, te sugiero que leas mi poesía. Un saludo cordial.

Emilio Porta dijo...

Finalmente quiero agradeceros a todos, queridos amigos, personalmente, vuestras palabras para con mi texto. Es reconfortante sentir como fluye el corazón en la escritura. De eso sabe mucho Fernando. De corazón y de escritura. Deciros que, además, yo he nacido en Madrid y tengo ascendencia segoviana - mi abuelo era de esta maravillosa tierra - y, aunque me temo que en menor medida que el autor de los Relatos del Guadarrama, conozco bien esta también "mi" sierra y sus pueblos. Por ello al leer la obra de Fernando Jiménez-Ontiveros he sentido que parte de mi pensamiento y emociones se estaban interpretando y vertiendo en la palabra escrita por él. Qué maravilla podernos abandonarse a la lectura y luego reseñar lo leído sabiendo que, detrás de la obra que tienes ante ti, discurre el mismo río de tus emociones con un cauce distinto. Un cauce hermoso, de una enorme calidad literaria, que lleva el agua cristalina del lenguaje.

Y si alguien tiene que dar las gracias, hoy, por un regalo soy yo. El que me has hecho tú, Fernando, colocando en cabecera en tu blog mi reseña.
Y el que después me habéis hecho vosotros ( nos habéis hecho a los dos ) con vuestros comentarios.

Un abrazo a todos...y un beso para tí, Elvira Daudet, una de las mejores poetas que existen en las Letras castellanas.

Emilio Porta