sábado, 5 de octubre de 2013

Tu regazo.





Tu regazo.

¿No es terrible, amor mío, 
no poder encontrarte, 
desierto como estoy?

Por qué mi soledad,
y mi vano deseo de poder recobrarte
sólo esconden mi pena 
y aumentan mi ansiedad?

¿Por qué surge de  pronto,
partida en dos el alma,
sin causas, sin raíces,
en un renacimiento de temores, 
de dudas, rompiéndome la calma,
este estallido inútil,
huracanando el viento?

Yo no me encuentro solo,
porque vienes a verme,
invades mi silencio,
no me dejas espacios,
aumentas mis latidos 
cuando mi cuerpo duerme
y rompes la quietud   
de mis órganos lacios.

Eres tormenta plena,
sin apenas salida,
la pasión detonante
sin ninguna frontera,
una visión del mundo,
la causa de mi vida,
evanescente sueño
que renovar quisiera.

Cuando voy paseando
y ya nadie me espera
donde el sol resplandece
porque ya no hay tejados,
no quiero ese silencio
desnudo de la acera,
sin árboles, ni tiestos
en balcones cerrados.

¿Porque tú, dónde estás,
es que acaso tu esencia
se perdió en mis abrazos?

Te busqué como obseso
y recorrí la calle
para olvidar tu ausencia,
deseando encontrarte
para ofrecerte un beso.

Halcón de cetrería,
fui buscando mi presa
atravesando valles
y bosques y collados,
acechando el momento,
buscando la sorpresa
para vencer rechazos
de tus ojos soñados.

Capitán de veleros
quise hallar en los mares
la dimensión inmensa
de nuestro amor eterno,
sin razonar mis dudas,
olvidando pesares,
buscando soluciones
 a nuestro desgobierno.

Quiero volver a verte,
absorber tus fluidos,
acariciar tus manos,
estrecharte en mi abrazo,
recibir tus aromas,
tanto tiempo perdidos,
y descansar de nuevo, amor,
 en tu regazo.

10 comentarios:

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Fernando:

Gratamente sorprendido por leerte de nuevo e infinitamente extasiado con la belleza de tu poema, es todo un canto de amor para ese ser ya ido que, desde la ausencia, te hace compañía.

Un abrazo.

Fernando dijo...

Hola, rafael, poeta: ¿Cómo te va? Supongo que chévere. ¿No se dice así por tu Colombia?. Un fuerte abrazo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Es un consuelo el plasmar en letras el anhelo imposible...se hace más cercano...es la única forma de porderlo "mirar", que diría yo. Y lo ha plasmado muy bien, describiéndolo con detalle, sentimiento a sentimiento. Mi cordial saludo.

Fernando dijo...

Francisca, amiga poeta: muchas gracias por su comentario. Un saludo cordial.

Gustavo Figueroa V. dijo...

De nuevo y con esa gran calidad artística que te caracteriza mi estimado Poeta, dejas en estos hermosísimos versos, un cúmulo de sentimientos en donde el alma, llena de saudades por la ausencia de la amada, deja escapar un llanto que se convierte en un desgarrado recuento del pasado y, a la vez, en un deseo vehemente del reencuentro con ella en el presente.
¡Pocos Poetas como tú mi querido Fernando!

Fernando dijo...

Querido Gustavo, amigo poeta: recibir un comentario tan elogioso de un gran escritor como tú me abruma. Me gustaría mucho conocerte personalmente. No quiero irme sin encontrarte, abrazarte e intercambiar nuestros onceptos poéticos. Dame, por favor, unas fechas para tratar de conseguir visitarte y hacer una tertulia con personas como tú un fin de semana. haría lo posible por viajar a tu residencia y comentar contigo ciertas proyectos de consideración. Un fuerte abrazo.

Marucha dijo...

gracias por compartir sus letras que nos develan mundos sensibles de amor y lejanía, de dulce espera,de amor eterno !!!

Fernando dijo...

Querida Marucha: es una delicia saber de ti. Estoy tan lejos de la acción que me es difícil comunicarme con la gente a la que quiero, como tú. No sé si sabes que he estado bastante enfermo, con varios ataques de corazón. Pero gracias a Dios estoy vivo y te envío mi más cariñoso saludo

Adelfa Martin dijo...

¡Bueno! De nuevo presente. Ya finalicé mi novelita
que anda por ahí dando guerra. Espero que también me de alguna satisfacción. Me hace mucha falta la comunicación con mis amigos del blog y aunque nunca lo he dejado por completo, si tuve que elegir...temporalmente, pues bien sabemos que las visitas toman su tiempo..
Un enorme abrazo... y espero seguirte viendo por mi casita...

Fernando dijo...

Querida Adelfa: enhorabuena Un abrazo muy duerte.