martes, 15 de febrero de 2011

Agradecimiento.

Chiste publicado por ABC el día 11-2-2011

A mí también, como en el chiste de Máximo, quise irme, me preguntaron mi profesión y cuando dije que era poeta me dijeron que ya me llamarían.

Gracias, enormes gracias a todos los que  os habéis preocupado por mi vida. Estoy bien y de vuelta a mi casa, sabiendo que estoy rodeado de grandes poetas y mejores personas.

El doctor Domínguez., mi cirujano, en plena operación me explicó que había encontrado un gravísimo problema en la coronaria y que necesitaba mi autorización para tratar de solucionarlo. Le pregunté: ¿voy a morir?. Me contestó, si no opero, probablemente sí. Pues adelante doctor, le pedí. Y cumplió a la perfección su trabajo. Desde aquí le doy mis gracias más profundas.

Mi mujer, mis hijos, mis hermanos y amigos me habéis hecho creer una vez más en el amor y en la generosidad y doy gracias al Ser Supremo por estar cerca de todos vosotros un poco más de tiempo.

30 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Un alivio volver a leerte por aquí, un regalo. Un fuerte abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Me alegro mucho, Fernando, no sabes cuánto.

Abrazo y no dejes de cuidarte.

Terly dijo...

Feliz de verte ya aquí y saber que todo ha ido bien.
Es una suerte ir disfrazado de poeta porque no nos quieren en ningún sitio y nos mandan para casa cuanto antes.
Pienso que sería conveniente ir con esa etiqueta tatuada en la frente.
Un abrazo y... ¡Adelante!...

Amando Carabias María dijo...

Nos alegramos de tu regreso. Tómate con calma todo, menos eso de las ganas de vivir. Si allá no necesitan de poetas, a nosotros nos haces falta.

Mamen Alegre dijo...

Me alegra tu recuperación y tu vuelta Fernando.

Un abrazo grande.

terron dijo...

¡¡Bienvenido a casa, bienvenido a la vida!! LA última tonteria que te permitimos tus amigos, Fernando.
No sabes cuanto nos alegramos de saber que has salvado el "macht point" a base de sonetos y poemas, porque seguro que el doctor Dominguez ya conoce algunos tuyos y eso le animó a esmerarse.

Un saludo


Terrón de tierra

vjorget@gmail.com dijo...

Que bien que este retornar sea con humor. Espero que disfrutes durante mucho tiempo de todo lo bueno que te rodea.
Un abrazo.

Emilio dijo...

Estimado Fernando:
Me alegro muchísimo de que ya estés en casa y en pleno proceso de recuperación; a partir de ahora, cuidate mucho, que todos te necesitamos y te queremos.

Un abrazo muy fuerte de este corazón amigo y compañero.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querido amigo y poeta: encontrarte con los cables puestos, darnos el paseo por el pasillo, escuchar como pitaba ese aparato (el que llevabas en bolsillo del pijama, decirle a la bonita enfermera de ojos relucientes qué estaba pasando y recibir su sonrisa mientras me decía que te estaban revisando me llenó de tranquilidad. Y ahora, ¿ya no podremos hacer la compra juntos?
¿Y yo tendré que tomar tus vinos y los míos? Algunos poetas han tenido la fama de ser mujeriegos y borrachos. No me obligues a lo segundo. Ya sabes que las prefiero a ellas.
Un abrazo

Isolda dijo...

Creo que es cierto eso de que los poetas son incombustibles. Por algo tienen un corazón enorme que aguanta lo que le echen.
Cuídate mucho que aquí te queremos leer siempre.
Besos, muchos para ti, pero alguno más para el Dr. Domínguez.

Silvia Meishi dijo...

Me alegro mucho de verte por aquí de nuevo, amigo Fernándo.

Un abrazo muy fuerte.

Ananda Nilayán dijo...

Fernando, qué susto nos has dado, pero el leerte, con humor, gratitud y serenidad, me tranquiliza. Te he tenido muy presente y ahora sólo me queda desearte una buena recuperación y dar gracias por que caíste en unas manos estupendas.

Un gran abrazo, mi querido poeta, y a tu familia, también

JUAN dijo...

No sabes cuánto me alegro, amigo.
Ahora, reposo y ánimos.
Un abrazo, amigo Fernando

Rayuela dijo...

qué alegría me traen tus palabras,Fernando!
descansá y que te hagan muchos mimos...

un gran abrazo♥

Juliana Gómez Cordero dijo...

Como casi siempre llego un paquito tarde, pero hoy lo hago con la enorme alegría de saber que estás en plena recuperación y de nuevo con nosotros.
¡ Damos gracias a Diós que escuchó nuetros ruegos, al médico que supo, con acierto, devolverte la salud ,y a tí por continuar deleitándonos con tus magníficas poesías y prosas! Bienvenido POETA
Un fuerte abrazo

carmen jiménez dijo...

Queridísimo Fernando:
Lo tuyo es toda una lección de amor y fortaleza. Estaba esperando tu vuelta para poder saludarte y decirte que sigo disfrutando de tu poesía aunque no deje mi huella impresa. La huella se queda en cada lectura.
Un abrazo enorme querido poeta.

Carmela Rey dijo...

Una suerte para nosotros el tenerte de nuevo aqui. Espero y deseo que prontito estés recuperado totalmente, y dándonos lo mejor de ti.
"Somos poetas, bueno, ¿y qué? jeje.

Un abrazote fuertote!

IV Encuentro de Poesía en la Red dijo...

Fernando, me alegra mucho que vayas recuperando fuerzas, ánimos y salud coronaria.
Cuando puedas pasa por el blog que ya estamos confirmando para el mes que viene día 26. No se si podrás venir.
Ya me dirás.
Un fuerte abrazo, animo y adelante

Antorelo dijo...

Fernando, me alegro muchísimo de que estes mejor. Salud,amigo, salud.
Un fuerte abrazo y cuídate, que tenemos que seguir leyendo al poeta.

Marisa Peña dijo...

cuídate mucho, sabes que te queremos y te admiramos.No nos dejes aquí, sin tu palabra...

Noray dijo...

¡Qué alegría, Fernando! Veo que ya estás en casa y eso quiere decir que estás mucho mejor. Ahora toca cuidarse y mimarse, aunque sé que eso lo hará tu familia con mucho esmero.

Un fuerte abrazo, amigo.

Susi DelaTorre dijo...

-¿Es usted "POETA"?

_ Me temo que sí. ¿Acaso supone algún problema?

- Señor, aguarde:

¡Es usted IMPRESCINDIBLE!


¡Besiños y alegría, Fernando!

Victoriana Díaz dijo...

Cúanto me alegra que te encuentres bien y en casita amigo Fernando.
Tomaté la vida con calma y que esperen a este gran poeta mucho tiempo je, je, je,
MI ABRAZO

Charo Bustos Cruz dijo...

Querido Fernando, qué alegria mas grande volver a leerte.
Me he enterado por comentarios que algo no estaba bien y a decir verdad...me preocupé bastante.
Cuídate y no vuelvas a darnos éstos sustos, se te extraña!!

Un beso con todo mi cariño

~Charo Bustos~

Juanjo Almeda dijo...

Querido Fernando, haz caso a Amando en que allí no necesitan poetas...

Gracias por volver.

Aquella noche que supe tu noticia no pude contener las lágrimas
(Y es que, llorar sin llanto es lo ideal, ya sabes porqué).
Es de agradecer, que haya profesionales como -mi tocayo- el doctor Domínguez.

Querido amigo poeta: por aquí estaré. Un abrazo...

Carmendy dijo...

Me alegro mucho de que te encuentre bien, querido Fernando.
Cuídate mucho y gracias a tí, por seguir regalándonos tu amistad y tu cariño. Un abrazo también para tu esposa e hijos.
Besos, Carmendy

Elvira Daudet dijo...

Querido Fernando:

¡Bienvenido a casa! Qué alegría volver a encontrarte en tu espacio y, con tu generosidad habitual, intentando hacernos reír para hacernos olvidar el susto.

Cuidate mucho; ya sabes que te queremos, no vuelvas a ponernos a prueba que nuestros corazones no son tan fuertes como el tuyo.
Mil besos.
Elvira

Ángeles Hernández dijo...

Despistada y ocupada como siempre, en la gran cantidad de obligaciones y devociones que me toca recorrer, no he sabido que estabas enfermo. Inconsciente reclamé tu presencia en el correo que te envié con la duda de la inoportunidad.

Como a veces le ocurre a los simples he tenido suerte: me he enterado a la vez tu mal y de tu recuperación.
Alabado sea Dios que ha querido que sigas con nosotros, cuídate mucho querido Fernando, un fuerte abrazo de Á.

Marcos Alonso dijo...

Claro, con ese corazón tan grande y esa sangre poética... Esperemos que el cirujano no te haya quitado ningún soneto.

Un abrazo muy grande, amigo.

"dejabugoyoros" dijo...

Fernando, es un placer saberte bien de salud, y dispuesto a continuar después de tan grave cornada...

un abrazo sincero