viernes, 11 de febrero de 2011

Esperanza de ser.

Miguel Angel en la Capilla Sixtina. Detalle.
 
 

Ha sido el ser supremamente uno
revelado en mi etapa adolescente
una implosión repentina de mi mente,
un misterio especial como ninguno.


Nudo de oscuridad que yo desuno,
luz de mi juventud incandescente,
hálito de eterna paz en mi inconsciente,
reflejo de mi yo, pan de mi ayuno.


¿Irá mi “ser viviente” hacia su esencia,
habitará mi carne desolada
transformando en amor mi vida entera?.


Vivir quiero sentirle en mi conciencia
abriendo con el temple de su espada
la corteza del alma que le espera.

35 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Una verdadera belleza.

Un fuerte abrazo con cariño.

Hasta pronto.

Jorge Torres Daudet dijo...

ESTIMADOS AMIGOS Y SEGUIDORES DE NUESTRO QUERIDO FERNANDO JIMÉNEZ-ONTIVEROS: HE RECIBIDO UNA LLAMADA TELEFÓNICA DE FERNANDO DICIÉNDOME QUE ESTÁ HOSPITALIZADO YA QUE, EN LOS ÚLTIMOS DÍAS, HA SUFRIDO DOS INFARTOS DE MIOCARDIO Y, EN CONSECUENCIA, DOS INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS. SE ESTÁ RECUPERANDO AÚN EN EL HOSPITAL, POSIBLEMENTE LE DEN MAÑANA EL ALTA. ESTÁ PREOCUPADO PORQUE EN LOS ÚLTIMOS DIAS NO HA PODIDO DAR CONTESTACIÓN A LOS COMENTARIOS QUE LE HEMOS PODIDO DEJAR EN SU BLOG Y POR ELLO ME HA PEDIDO DIERA A CONOCER EL MOTIVO DE SU OBLIGADO SILENCIO.
POR FORTUNA HA SUPERADO LAS DOS INTERVENCIONES, Y LE HE NOTADO CON UNA VOZ FUERTE Y MUY DESPEJADO.
ABRAZOS PARA TODOS DE SU PARTE.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Fernando:

Acabo de enterarme, gracias a Jorge, de tus inconvenientes de salud y realmente me ha sorprendido.

Pido a Dios y a la virgen para que te ayuden a salir bien librado de este delicado trance y pronto estés nuevamente con nosotros.

Un abrazo.

Terly dijo...

Querido Amigo Fernando:
Acabo de leer en mi blog un comentario que me deja nuestro común amigo y compañero bloguero, Jorge torres, sobre tu inesperado problema de salud.
Te deseo una rápida recuperación y así lo pediré en mis oraciones.
No te preocupen en absoluto por ninguno de nosotros, sabremos esperarte, pero cuidarte y lleva a rajatabla aquellas recomendaciones que los médicos te den.
Estaré pendiente de cualquier noticia que sobre ti podamos conocer y te dejo un afectuoso abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Ánimo, Fernando. Estamos contigo. Este soneto, como siempre es maravilloso.

Adolfo Payés dijo...

La poesía es bella en tus manos poeta.

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que disfrutes de un bello fin de semana..

Fiaris dijo...

Fernando me he enterado,por Amando que estas ingresado y operado.te envio toda la energía positiva¡fuerza amigo!!!abrazo.

Emilio dijo...

Fernando:
Acabo de enterarme de tu intervención quirúrgica y he venido a desearte una pronta y completa recuperación.

Espero que pronto estés ya recuperado en casa, rodeado de tus familiares y amigos.

Cuidate mucho y recibe un fuerte abrazo de tu amigo
Emilio.

Alicia María Abatilli dijo...

Hola Fernando.
Aquí te dejo toda mi convicción de que muy pronto estarás con la alegria aflorando en cada verso, con la sabiduría que aún lo mejor está por venir, aunque a veces nos cueste creerlo.
Aunque a veces duela vivir, en todo sentido.
Es esperanza de la que hablas hoy estará renovada en nuestra amistad.
Te dejo un abrazo y en ese abrazo mi deseo de que pronto vuelvas a reír.
Alicia

Rayuela dijo...

serás.

cuidate mucho, Fernando!

un gran abrazo,maestro*

Elvira Daudet dijo...

Querido Fernando:

Por el comunicado enviado por Jorge a todos los amigos de la red, me entero de que has tenido un aviso de ese corazón que no te cabe en el pecho de grande y que se resiente de lo mucho que has amado y amas a todas las criaturas.
Me tranquiliza que el incidente no haya tenido graves consecuencias y que estés prácticamente recuperado, según mi hermano, sin secuela alguna.
A partir de ahora debes ser extraordinariamente cuidadoso con la medicación y las comidas para no darnos más sustos a los amigos que tanto te queremos. Fernando cuidate, que el Dios eterno puede esperar.
Hermoso tu poema que con el berrinche no soy capaz de comentar.

Un cálido abrazo
Elvira
tener

MarianGardi dijo...

Querido Fernando, en estos momentos simplemente quiero que sepas que me gustaria estar ahi y darte un abrazo.
Estas rodeado de gente que te ama y eso te darà mucha fuerza.
Besos

Juliana Gómez Cordero dijo...

Querido Fernando, quiero que sepas que estoy rogando por tu salud para que te recuperes pronto.
Leí tu soneto de hoy y al igual que los demás me encantó.
¡ cuidate mucho! Te extrañamos y te necesitamos.
Un sincero abrazo.
Juliana

JUAN dijo...

Dios es amor, y en amor nos convertirá cuando nos reciba. Pero tranquilo, amigo Fernando, aún no nos ha dado cita y son increiblemente largas las listas de espera.
Un fuerte abrazo, amigo.

Juanjo Almeda dijo...

Fernando: estamos aquí.
Contigo...

Noray dijo...

Querido y admirado amigo


Desde el detalle del Fresco de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel que has elegido, hasta la última palabra del último verso, esta entrada está cargada de esperanza como el título que le has puesto al, como siempre, magistral soneto. Has elegido un detalle dela Creación de Adán que remarca tus versos de forma maravillosa, es como si ese hálito imperceptible, esa tremenda fuerza vital, esa chispa divina, que se trasvasa de Dios al hombre en el fresco y en el Génesis recorriera cada uno de los catorces versos del soneto y los anegara de esperanza, la misma esperanza que tengo de que tu corazón y el resto de tu cuerpo se fortalezcan con esa esperanza y puedas al fin desatar ese nudo gordiano que tienes ahora mismo entre tus manos.


Un fuerte abrazo.

Marisa dijo...

Qué gran soneto Fernando,
tiene más de divino que de humano,
a tu ser viviente aún le queda
mucho tiempo para disfrutar
de las mieles de la vida.

Deseo que pasen pronto los
malos momentos y que pronto
te tengamos entre nosotros
comentando. A pesar de todo
te las arreglas para que no nos falten el regalo de tus versos
te lo agradezco muchísimo, cuídate mucho.

Recibe con mi abrazo
mucha energía.

Antorelo dijo...

Amigo Fernando, deseo que te recuperes cuanto antes. Salud.
Un abrazo

Adolfo Payés dijo...

Me gusta..


Un abrazo
Saludos fraternos


Que pases un fin de semana maravilloso..

Pluma Roja dijo...

Precioso poema.

Vengo a desearte una pronta y total recuperación. a Través del poeta Jorge Torres Daudet, me enteré de tus recientes intervenciones quirúrgicas, así mismo que habías salido bien de las operaciones. Espero de todo corazón tu pronta y total recuperación.

Un fuerte abrazo con una vela encendida y una oración.

Hasta pronto poeta.

Ananda Nilayán dijo...

Querido Fernando, hoy supe que estás en el hospital, que nos has dado un susto enorme.
Deseo que te recuperes pronto, haces falta en las letras y en el mundo.

Te mando un abrazo lleno de cariño (ah, y esta "Esperanza de ser", ES.)

Juanjo Almeda dijo...

Es tal el amor que le tienes a la poesía, querido Fernando, que ni una inclemente enfermedad ha evitado que termines este de escribir este soneto. Lo admiro...

Ahora sé que estas mejor.
Cuídate...

NIP dijo...

Hola Fernando. Bóveda en la Sixtina,[la imagen no pertenece al Juicio propiamente que está en el paño vertical del altar].Esperanza del ser que emociona el alma al leerte. También quiero invitaros a visitar un buen blog donde madurar la fe mediante la formación y catequesis adulta, mistagogia de la liturgia, pensamiento teológico, vida espiritual y aliento para la santidad.Un saludo.
http://corazoneucaristicodejesus.blogspot.com/

Marcos Callau dijo...

Como siempre admirando tu aparente facilidad para crear estos excelentes sonetos hoy llego aquí, sin embargo, para darte un fuerte abrazo virtual y muchos ánimos, pues acabo de enterarme de tu convalecencia en el blog de Juanjo Almeda. Solo quiero mandarte el más grande abrazo de tu amigo de Zaragoza que tanto te admira. Espero que te re cuperes pronto, AMIGO.

Jose Joel Rios dijo...

Fernando.
Lo esperado es siempre, que alguien abra el interior de todos nosotros, independientemente .

Jesús Arroyo dijo...

Ponte bueno que en dos días estamos corriendo por los campos madrileños.
Un abrazo, Don Fernando.

Paloma Corrales dijo...

Jorge y Terly nos mantienen informados, espero que pronto vuelvas recuperado, mientras te dejo un fuerte abrazo.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Cusndo de nuevo te acerquesamira tu blog quiero que estés completamente restablecido y sepas que te extraño y pido a Dios por tu pronta y completa mejoría.
Afectuosamente : Juliana

Carmendy dijo...

Hola querido amigo Fernando.
Me enteré por Terly y Juliana de tu enfermedad y hospitalización.
Sé que ya estas mejor y que te dan el alta prontito.
Rezo para que así sea, querido amigo.
Te mando un abrazo muy fuerte y mucho ánimo y fuerzas para superar estos bachecillos que de vez en cuando nos dan el susto, verdad...
Cuídate mucho amigo, te esperamos para seguir disfrutando de tus preciosos textos.
Besos, Carmendy

Oceanida dijo...

Muy bello! Un abrazo.

Inés dijo...

Querido Fernando,
Deseo de todo corazón tu pronta mejoría. Un abrazo enorme
Inés

Terly dijo...

Un abrazo, querido amigo, te estamos pensando mucho.
En mi blog de oraciones, dejé una para pedir por tu pronta recuperación.
Tomate con calma tu regreso y cuídate.

Victoriana Díaz dijo...

Amigo Fernando solo desearte una rapída recuperación y que pronto estes con todos nosotros.
Aportas tanto y bueno con tus letras que todos aprendemos de tí Maestro.
MI ABRAZO Y HASTA PRONTO

Ángeles Hernández dijo...

Como voy de delante a atrás (cangrejo yo), puedo permitirme el lujo de regodearme con el soneto.

Implosión en la adolescencia, luz que desata el nudo oscuro cuando joven, siempre paz, siempre pan. Así refleja el poeta en los cuartetos lo que para él es ÉL, al que quizás se esté acercando y al que se ofrece...
"abriendo con el temple de su espada, la corteza del alma que le espera".

Aunque mi comentario siempre es analítico dada mi incapacidad para plasmar emociones con las letras, intento hacerte llegar Fernando, cómo me ha tocado el alma, la esencia de "Esperanza de ser".

Un abrazo a tu corazón, a tu miocardio revascularizado, a esas
coronarias por las vuelve a fluir el líquido que nos da la vida. Á.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querido Fernando: este soneto no se podrá olvidar.
Un abrazo