martes, 19 de abril de 2011

Seis sonetos dedicados a animales.



Hoy recuerdo estos sonetos que expresan algo de mi amor por los animales.


A un cangrejo de mar.


De tu escondrijo entre las rocas sales
acorazado, pinza enarbolada,
húmedo el cuerpo, presto a la escapada,
maestro de las fugas laterales.


Mentado entre los signos zodiacales,
la realidad de cáncer proyectada,
con los astros tu imagen aplastada
vaga por los espacios siderales.


Ermitaño de las aguas oscuras,
viejo "okupa" de las conchas vacías,
escurridizo huidor polivalente,


osado transeúnte de angosturas,
has venido a nacer en mis poesías
y serás su habitante permanente.


A un cuervo.


Negra el ala y negra la cabeza,
tenebrosa figura de espantajo,
horroroso fantoche es este grajo
carroñero de la naturaleza.


Se mueve por el aire con presteza,
grazna, no canta, viste oscuro andrajo,
pica mierda como el escarabajo
y sube a los frutales con torpeza.

Satinado plumón, viejo demonche,
de inteligente y diabólica esencia,
nacarada negrura y desparpajo,

no hay vástago pequeño que no tronche;
por eso quiero, como referencia,
mandarle con mis versos al carajo.

A un gato.

Marramiau se despierta, sacude la pereza,
elonga con extremo sus patas, lametazos,
bostezos, y saltando veloz de entre mis brazos
se dirige a la cocina alzando la cabeza.

Alabea el lomo y, en puntillas, se endereza,
olisquea platos, tazas, pucheros y cazos,
maúlla, malla, miaña y con sus arañazos
descubre la anhelada pitanza con presteza.

La mira, la olfatea, degusta la comida,
se traslada despacio y sin pausas a la sombra,
ronroneando para finalizar la fiesta,

lame y relame la leche en el tazón servida,
se tumba cuan largo es sobre la espesa alfombra
y da por comenzada su bien ganada siesta.

A una gaviota.

Leve temblor de tocas en la altura,
¿paloma, nube, ángel mensajero?
sobre el azul dibuja su figura
un rápido y alado marinero.


Tiene en su largo pico la armadura
de un combatiente ulano caballero
y lleva entre sus alas la frescura
de la brisa del mar y del romero.

Cruza la playa en vuelo temerario,
pasado el pueblo, traspasado el monte,
y siguiendo una línea bien trazada,

con la beligerancia de un corsario.
desaparece por el horizonte
en transustanciación acelerada.


A un petirrojo.

Acampas con tu pecho almidonado,
que por prieto y garboso pareciera
una roja chaquetilla torera
sobre mi plinto verde ajardinado.

Pareces un maestro apresurado
que en su salida al ruedo dirigiera
el paseíllo corto hasta la vera
de las migas de pan que he derramado.

El agua de la lluvia es ambrosia
que beberás de nuevo en primavera
para aliviar tu sed en el estiaje,

y escucharás la voz de mi poesía
luciendo una vez más en la pechera
colorín colorado, tu plumaje.


A una rana.

Tus ojos esféricos me examinan,
pegas el salto y clavas la estocada
sobre el agua verdín empantanada
que miasmas y bacterias contaminan.

Brinco a brinco tus ancas te encaminan
hacia una zona más oxigenada,
tu verde piel de terciopelo nada
sobre los nuevos juncos que germinan.

De la orilla perenne centinela,
gran señora de charcas y de presas,
con tu voz de contralto y plena audiencia,

¿permites que me acerque con cautela
para escuchar que croas y que expresas
la musicalidad de tu existencia?


20 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Hermosas referencias a estos seres que son más importantes de lo que a veces nos creemos los urbanitas que vivimos tan alejadaos de nuestro propio entorno que no es otro que la naturaleza.
Incluso ese soneto/invectiva contras los grajos/cuervos nos enseña tu mirada hacia estos seres, que como diría San Francisco de Asís, son también nuestros hermanos.

Terly dijo...

Eres un maestro del soneto, querido Fernando, todos los que aquí nos dejas, a cual mejor. Tengo un especial cariño a esta estrofa, que unido al que le tengo a los animales hacen para mí de esta entrada tuya, insuperable.
Todos buenos, pero el del cangrejo me parece fabuloso.

Marcos Callau dijo...

Un homenaje muy bonito a nuestros amigos y compañeros inevitables, los animales. Me quedo con el soneto al petirrojo y al cuervo. ste último siempre me ha llamado poderosamente la atención. También me quedaré con el cangrejo pues yo soy cáncer. Un fuerte abrazo amigo.

LA CAJA DE ANBAIRO dijo...

Amigo Fernando:
El soneto; esa modalidad que con maestría manejas, hace honor también a esos seres vivos que no pueden comentarte, pero en su nombre te digo:
Gracias amigo humano por acordarte de nosotros.-

Un fuerte abrazo amigo, me honro al visitarte.-
Saludos cordiales: Antonio

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querido amigo y poeta, también vecino, igualmente amante de los animales menos del grajo que mandas al carajo y es que ya sabes cuando el grajo vuela bajo...
Muy especiales estos sonetos dedicados a nuestros hermanos y merecido tributo el que les dedicas en tus sonetos. ¡Ya era hora que alguien seacordara de ellos! Y quien si no tú podía ser.
Un abrazo.

Carmela Rey dijo...

!Ay Fernando que maestría! Son tus sonetos destreza y tu amor por los animales digno de admirar.
Gracias por compartirlos.
Un abrazo

Juliana Gómez Cordero dijo...

Está demás decir que te admiro, pues de sobra debes saberlo. Indistintamente bien elaborados prosas y versos. Pero los sonetos ¡Ay!
tus sonetos son excelentes, magistrales, dignos del mayor elogio.
No dejes nunca de deleitarnos con ellos.
Los animales que merncionas estarán agradecidos y yo también.
Afectuosamente: Juliana

Adolfo Payés dijo...

Siempre es un gusto visitarte amigo..

Me quedo como siempre deleitándome de tus versos..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Marisa dijo...

Estos magníficos sonetos
son una muestra más de que
el poeta no pasa de largo,
sus ojos se posan y miran
con calma traspasándolo con
maestría a la palabra.

Un abrazo enorme Fernando
y sigue deleitándonos
con tan buena poesía.

Juanjo Almeda dijo...

Ahí están parte de los sonetos salidos de ti y escritos por tu mano de los que tanto he aprendido, querido Fernando.
Cómo llevas tu nuevo libro?...
Un abrazo.

Antorelo dijo...

No es fácil construir un buen soneto, pero tú lo haces muy bien. Ha sido un placer leerlos. ¿Cómo sigues de salud?
Un abrazo, amigo.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Fernando:

Aprovechando un descanso en el trabajo vengo a saludarte y a desearte feliz Pascua de Resurrección.

Gracias por visitarme.

Abrazos.

Carmendy dijo...

Hola amigo Fernando.
Espero que todo vaya bien.
Me han encantado estos sonetos de animalillos. Son formidables¡¡ Felicidades y feliz Pascua de Resurrección.
Saludos, Carmendy

Ananda Nilayán dijo...

Fernando, me gustan mucho los animales y los sonetos, cosa ya sabradamente conocida, así que he disfrutado mucho con ellos.
Me ha gustado especialmente el del cangrejo. El del gato es muy bello y al leerlo he visto paso a paso las acciones del gato, es magistral.
Pero amigo mío, los cuervos son sumamente inteligentes!!! Tienen muy mala prensa, qué pena. Para los Nativos Americanos son animales de Poder y sabiduría.
El soneto de la rana es digno de aplauso.

Un abrazo grande

Elvira Daudet dijo...

Querido Fernando:

Qué deliciosos sonetos, llenos de gracia y de la mirada sabia y amorosa que posas sobre la naturaleza y todas sus criaturas. Me han gustado todos, pero especialmente el del cuervo -por su espontáneo toque de humor-, el petirrojo y la rana vestida de terciopelo verde.

En la distancia, te siento muy recuperado, lo que me alegra muchísimo.

Un tierno abrazo
Elvira

Ángeles Hernández dijo...

Cangrejo, oculto, pinza maligna; Cuervo negro ala de cuervo;
Gato tierno?, araña, se crispa;
Gaviota: Silueta que huele a mar;
Petirrojo: pajarito que bebe el agua de los charcos, tierno;
Rana:El croar es la musicalidad de su existencia, bien dices.

Fernando, siempre tienes guardada la palabra y la expresión que toca el alma.

Un abrazo Á.

Fernando dijo...

Queridos amigos: siento mucho no haber podido agradecer vuestros siempre amigables comentarios, pero estoy pasando unos días regulares. Ya me desquitaré en el futuro. Un abrazo muy fuerte a todos ab imo pectore.

Terly dijo...

¡¡¡Resucitó!!!... Felicidades, Fernando, aunque terminando el día, estoy aquí.
Un abrazo.

Fernando dijo...

Querido Juanjo, amigo y poeta. Te espero en torrelodones en julio. ponte en contacto sobre fechas, Serás recibido como te mereces. Un fuerte brazo

Fernando dijo...

Angeles, amiga: precioso tu comentario. No dejes de leerme, Necesito amigas como tú. Un fuerte abrazo.