lunes, 6 de junio de 2011

Pánico a perder la memoria.




III - Pánico a perder la memoria.



Hubo en mi infancia luchas y trincheras,
horas sin sueños, noches desveladas,
trágicas y violentas madrugadas, 
y un país agrietado en sus fronteras.

He compartido tristezas verdaderas,
sobre mi frente escritas y guardadas,
jamás podré olvidar guerras pasadas
y nunca aceptaré las venideras.

Siento pánico al ver en el olvido
toda nuestra experiencia del pasado;
temor a que se olvide nuestra historia,

la de un pueblo dictado y sometido,
por la modernidad hoy relegado,
que siempre estará vivo en mi memoria.







23 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Fernando.

Es importante par los pueblos conservar su identidad y sus arraigos ancestrales.

"Porque un pueblo que cultiva
tradiciones y cultura,
es un pueblo que por siempre
su historia tiene segura"

Abrazos.

Fernando dijo...

Gracias por tu comentario, Rafael, un fuerte abrazo.

Pluma Roja dijo...

Precioso soneto, sobre todo la proyección que tiene.

Muchos besos :)

Paloma Corrales dijo...

Yo creo que todo permanece vivo mientras perdura en la memoria (quizá el olvido sea la verdadera muerte); tu soneto precioso, eres un gran sonetista y yo tengo la suerte de que me hayas escrito uno muy hermoso... ¿cómo no voy a estar orgullosa?

Besos, poeta.

Ananda Nilayán dijo...

Lo tremendo, Fernando, es que parece que no se aprende de la historia, porque basta leer a Shakespeare para conocer la historia de la "humanidad".
Este planeta jamás ha conocido un mes siquiera sin una guerra. Y pagan las consecuencias las personas como nosotros, nunca los poderosos.
Pero bueno, tu soneto es un clamor para recordar tanto desvarío.
Y es, como siempre, una maravilla.

Un abrazo

Fernando dijo...

Pluma Roja, amiga, muchas gracias por tu comentario. Conozco mucho de lo que habéis pasado en vuestro maravilloso país. Siempre lo guardaré en mi memoria. Un saludo cordial.

Fernando dijo...

Hola,Paloma: me agradó mucho volver a verte en el Ateneo. Cuento con tu asistencia a la presentación de mi libro "Gabriel y el Guadarrama" dentro de este mes en Torrelodones. Te enviaré la invitación enseguida. Un saludo cordial.

Fernando dijo...

Ananda Nilayán: Te espero en la presentación del libro "Gabriel y el Guadarrama". Te haré llegar la invitación y creo que puedes disfrutar mucho si vuelves a esta tierra, aunque sea por poco tiempo. Un abrazo.

terron dijo...

Estoy de acuerdo Fernando, yo también tengo pánico por culpa de lo mal gestionado que está el mundo, así que no es de extrañar que a un alma sensible; como lo es la tuya, le invada ese sentimiento tan bien espresado a través de ese Soneto.

Un saludo

Terrón de tierra

Jorge Encinas Martínez dijo...

Tienes toda la razón: creo que deberíamos mirar siempre adelante, pero sin olvidar lo pasado cercano o más lejano: somos enanos a hombros de gigantes.

Un abrazo

Fernando dijo...

Gracias, amigo Jorge: Cuando pienso cuantas cosas me pueden producir pánico, me aterro. Trataré de seguir con estos sonetos del pánico hasta que pueda. Un abrazo,

mercedespinto dijo...

Amigo Fernando, los miedos de los que hoy nos hablas son palabras mayores. Quien ha vivido la experiencia de la guerra no creo que pueda despojarse del miedo de volver a vivirla.
Triste, pero me encantó.
Hasta la próxima.

Fernando dijo...

Mercedes, amiga: así es, hay cosas que nunca se pueden ni se deben olvidar. Estamos preparando la presentación de mi libro para finales de este mes. Deseo que el canguro se libere un día para vernos con todos nuestros amigos en Torrelodones. Todo es cuestión de decisión. ¡Ánimo! Un fuerte abrazo.

Elvira Daudet dijo...

Queridísimo Fernando:

¡Dios mío, qué soneto!, en el que la belleza de la forma se ha adaptado al tremendo contenido como un guante de seda. ¡Ah, si los mayores pudiéramos transmitir el horror vivido e impreso en la memoria, no habría más guerras! Tú lo consigues en este hermosísimo soneto, que debería ser de lectura obligada en los colegios.

Mil besos, mil gracias y toda mi admiración
Elvira

Fernando dijo...

Elvira, amiga, admirada poeta: y luego hay gente que se admira de que se recuerde el pasado. Yo, por ejemplo, recuerdo el terror que me supuso tener que aprender de memoria el Señor mío Jesucristo. Era incapaz.Qué tontería, ¿verdad? Pues no, esa fue una de mis guerras siendo niño. Un cordial saludo.

Marcos Callau dijo...

Ah, precioso y muy emotivo Fernando. Esperemos que esa memoria que temes se olvide siga siendo recordada por siempre. Me ha gustado mucho "ese pais agrietado ensus fronteras". Excelente, amigo. Un fuerte abrazo.

Terly dijo...

Ya lo decía aquella canción, creo que de Roberto Carlos, "me gustaría ser tan civilizado como los animales".
Somos el único de todos ellos capaces de tropezar dos veces en la misma piedra, o en la misma historia. Se nos repiten los hechos porque somos incapaces de aprender de ellos.
Yo que soy aficionado a los toros sé que a un novillo no se le puede dar unos pases antes de que llegue a ser toro porque sino al llegar al ruedo lo hacen resabiados, aprenden por donde tienen que ir si quieren coger al torero.
Del soneto, qué decirte, eres el gran maestro de ellos y como de costumbre, lo has bordado.
Aunque ausente durante un periodo, no me olvido de los grandes amigos.
Abrazos.

Fernando dijo...

Querido Terly; yo tampoco te olvido. Estoy seguro de que no me faltarás a la presentación de mi libro "Gabriel y el Guadarrama". Te avisaré con tiempo para que no me faltes. Un gran abrazo.

Fernando dijo...

Marcos, amigo, poeta: ¿Recibiste mi libro? Espero poder abrazarte con fuerza, como alguna vez he dicho "ab imo pectore".

Fernando dijo...

Fernano, cuánto me alegro de saber de ti. Te enviaré la invitación para la presentación del libro, que será el día 22 de junio en Torrelodones. Una buena ocasión para conocer a un montón de poetas. La presentación se hará en el Hotel Torrelodones. Publicaré la invitación en este blog rápidamente, Un saludo muy cordial.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Talentoso amigo; sean de pánico, de alegrias o tristezas, de amor, amistad, historia o cualquier tema que se te ocurra, tus sonetos son envidiables,didácticos y bellos.
Con admiración y respeto,un beso.
Juliana

Fernando dijo...

Juliana, amiga, poeta: como ves, sigo con mis sonetos. Gracias por tu generoso comentario. Un saludo cordial.

Alma Mateos Taborda dijo...

Estupendo y perfecto en su construcción. Su contenido humanamente maravilloso. ¡Felicitaciones! Un abrazo.