lunes, 12 de abril de 2010

Los jazmines de mi infancia.



Los jazmines de mi infancia

Hoy he plantado en mi jardín
jazmines, tomillos y albahacas
revolviendo la tierra y las semillas
con mis manos limpias,
mezclando materia y sueños,
en un renovado intento
de revestir mi vida
con nuevos aromas y colores.

¿Vendrá la lluvia de la primavera
a transfundir de nuevo
con sus gotas menudas y leves
el aliento vital de su presencia?

Yo deseo que oler las plantas
de jazmines, tomillo y albahaca,
sembradas por mis manos limpias,
despierten mis ensueños
y los intensos, evocadores,
recuerdos personales de mi infancia
.



13 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Don Fernando:
Brotarán colores entre verdes de tu infancia.

Mercedes dijo...

Claro que brotará todo lo bello que has plantado, y te devolverá tu infancia llega de olor y color.
Ya nos lo contarás con uno de tus bellos poemas.
Un abrazo.

El ave peregrina dijo...

Todo lo que se planta con amor brota amigo Fernando.
Hermosa entrada llena de candor.

Un abrazo.

Ananda Nilayán dijo...

Plantar con esos deseos, Fernando, sin duda hará que broten, fragantes y envolventes, para acompañarte y agradecerte los emotivos y estupendos versos que les has dedicado.

Un abrazo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querido Fernando:
Es maravilloso que tu mente te permita atar tu infancia de esos olores y colores, porque de ese modo siempre la tendrás a buen recaudo. Dios es dadivoso con la lluvia, así que tengo fe en que tus deseos y sueños se harán realidad. Un placer leerte. Un abrazo:
Tadeo

Marcos Callau dijo...

Una preciosa forma de revivir los recuerdos, resucitar la primavera... no sólo con las manos limpias sino también con esos limpios y blancos versos que añoran primavera. Delicioso remanso el de tus palabras.

POLIDORI dijo...

Tengo la gran fortuna de poder revivir muy a menudo estas sensaciones y estos olores.

Es maravilloso recordarlos sorbiendo estos versos.

Un abrazo.




John W.

Marina-Emer dijo...

como siempre tus hermosos versos me saben a sabiduria...me gusto tu escrito en tu nuevo blog...un abrazo muy sincero
Marina

Amando Carabias María dijo...

Brotarán, aunque broten hacia dentro, brotarán porque la vida es imparable y cíclica

Terly dijo...

Darle vida a las plantas, a las flores, regarlas, mimarlas, hablarlas con cariño, acariciar sus pétalos, todo esto es una bonita manera de darle vida a nuestra vida.
Me ha gustado mucho este poema. Yo tendré que buscar flores de jara para renacer.
Un abrazo.

reina dijo...

La memoria olfativa no es muy común pero existe... yo la tengo... un aroma cualquiera me trae recuerdos lejanos como si estuvieran presentes...
Los jazmines son mis preferidos, renazco cuando florecen, será porque me recuerdan buenas épocas de adolescencia...
Un beso

Laura Gómez Recas dijo...

Te ha surgido un brote de transparencia machadiana. Límpido e impoluto poema y ese final que me ha recordado a don Antonio... Lo natural es, a veces, lo más profundo, como el aroma del jamín.

Besos,
Laura

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Así sea, que los recuerdos amados de tu infancia vuelvan a ti vívidos y frescos como las plantas que siembran tus manos.

Un abrazo
Teresa