viernes, 23 de abril de 2010

Sonetos y pintura.

Interior al aire libre de Ramón Casas.
El tándem de Ramón Casas.

Su singular pasión por la pintura,
la armonía total de sus colores,
su interiorización, sus exteriores,
el dominio de la caricatura

resaltan y confirman su figura
como el líder genial de los pintores
de una generación en los albores
de una clara pasión por la aventura.

Señor de tertulias y pinceles,
discutidor moderno de teorías,
esclarecido autor del arte nuevo,

quisiera ser contado entre tus fieles
y recordarte siempre en mis poesías,
para ser en el tándem tu relevo.



El arte por el arte de Santiago Rusiñol.
Hablar de Rusiñol y su figura
es hablar de su amor por la belleza,
su afán de sencillez, no de grandeza,
y su interés por la literatura,

del Cau Ferrat, taller de su pintura,
de sus lienzos, exentos de tristeza,
y de su fértil obra y su destreza
en el diseño de la imagen pura.

Dels Quatre Gats, donde sus tertulianos,
hablando de la vida y la morfina
llegaron al final a formar parte

de círculos sociales y mundanos
para aplicar su propia medicina,
la receta del arte por el arte.


Blanche pintando en el jardín.

Prodigiosa ninfea florecida
en un jardín de sueños y creen
cias,
regalo de virtudes y de esencias
al servicio de un alma envejecida.

Evangélica Marta fuiste en vida,
sosegada, feliz, sin estridencias,
ejemplo de filiales confidencias,
milagro de Lucila renacida.

Si yo fuese pintor te adornaría
el cabello con flores de ninfeas
te pondría collares de colores

y en la piel de tu rostro pintaría
el color de la vida que recreas.
trenzando lo mejor de mis amores

A un cuadro del pintor Oscar Claude Monet

El frigorífico.

La Gran Vía de Madrid

El realismo de Antonio López García.
Sus posibilidades personales
son el límite actual de su pintura,
no hay nada que se escape a la hermosura
de sus lienzos sencillos y reales,

la percepción cercana, los detalles,
el logro de la luz y la figura,
su esquematización, su arquitectura,
copia integral de casas y de calles.

Todo parece fácil y cercano
al salir del pincel esclarecido
por su visión certera y su agudeza,

nada se escapa de su fértil mano,
todo es paisaje puro concebido
en las horas de máxima belleza.


Charlie el kiosquero.

Superlativa, máxima belleza
la que trazaste a lápiz, sin colores,
maestro de borrachos y pintores,
después de atiborrarte de cerveza.

No sólo es embebida tu destreza
en el pulso febril de tus temblores,
es que supera en grado a los licores
tu forma de pintar y tu certeza.

Viviste los delirios plenamente
del vino y del color con tu pintura,
un éxtasis de sueños inmortales,

mas no pudiste controlar tu mente
que transfirió a tu mano la hermosura
de tus modelos vivos y mortales.


A un dibujo del pintor Víctor García Tapia.
La lavandera.
¿Es del anochecer o de la aurora
esa luz que dibuja tu postura
y perfila la grácil compostura
que envuelve tu figura y enamora?.

Una mirada honda, soñadora,
plena de reflexión y de hermosura,
la máxima expresión de la pintura
en tu mano que sobre el plinto aflora.

La vida existe fuera de tu entorno
y puede que haya un sitio que te espera
para acoger tu sueño y tu esperanza

el lienzo hará posible tu retorno
desde tu realidad de lavandera.
hasta el espacio que tu anhelo alcanza

Al cuadro “La lavandera”.
Henry de Toulouse Lautrec.


Licor de ciruela.

No dejes que despierte de su ensueño
mi lánguida mirada atormentada,
perdida en lo profundo de la nada,
luz cenital de mis ojos sin dueño.

Quizás la suavidad de tu diseño
oculte la tristeza acumulada
del alma que se esconde en la fachada
de la dulce figura que yo enseño.

No comparto mi brandy con ciruela,
aislada en el café de las tertulias;
A nadie le interesa mi presencia,


yo no soy parte de ninguna escuela.
estoy sola y guardo mis angustias
en el triste desván de mi existencia



A un cuadro del pintor Edouard Manet.


Perfil de una mujer.
Un vaivén tentador, alucinante,
un paso leve, gentil, delicado,
la fragancia de un cuerpo imaginado
por un pintor de mente delirante.

Hermosa, grácil, diosa enajenante,
tu cuerpo graciosamente dibujado
escapa fugazmente de mi lado
sin definir apenas su semblante.

Maniquí de pintores de bohemia,
cómplice de ternuras y de besos,
modelo de las noches y alboradas,

quiero salvar la prisa que te apremia,
hacedora de sueños y embelesos
y presa mantenerte en mis almohadas.


Al cuadro “Perfil de mujer”, de Henry de Toulouse Lautrec.

18 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Poemas preciosos todos.

Saludos poeta,

Aída

reina dijo...

Vaya selección de pintores que elegiste...!!
Es maravilloso como una pintura puede inspirar las más bellas palabrras...

Marcos Callau dijo...

Fernando, ¡qué derroche de versos pintados!. Es magnífico cómo definies cada obra con tus palabras y con toda esa musicalidad. Soy un enamorado de la Gran Vía de Antonio López García y, en general, de toda su obra porque me parece un hiper realismo mágico inimitable. Tu homenaje en soneto "con su mano fértil y su máxima belleza" me parece toda una proeza, maestro. Una delicia de entrada para los sentidos.

Juanjo Almeda dijo...

Hola
Magníficos cuadros y magníficos poemas acertados por tu pluma e intachables en su rima, sencillez y claridad en sus mensajes, en tus mensajes. Cuanta vida.
Magistral.

Mercedes dijo...

A esto lo llamo una visita guiada el mejor de los museos. Fantásticos los pintores y las obras escogidas y maravillosas las palabras que los acompañan.
Ha sido todo un lujo venir. Muchas gracias.
Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Fernanado:
No sé si tus poemas son pinceladas en los cuadros o los cuadros son el primer verso de tus poemas.
Abrazos.

Amando Carabias María dijo...

Hermosísima selección de pintores y obras, y no menos hermosos homenajes a través de estos sonetos.
Calidad por todas partes, ilusión y sensibilidad.
Se percibe, sin dedicarse a la investigación privada, que sabes y gozas con la pintura...
Anoche, muy tarde, ya vi la entrada, y me acosté con algunas de sus imágenes, pero antes de comentar dejé que reposarán en mí, colores y versos, rimas y figuras.
Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Mi querido Fernando, exquisita elección y bellísmos sonetos; chapeau.

Un abrazo.

aQuieSToYyo dijo...

No tengo palabras. Mejor sí, una, G R A C I A S. Todo un regalo de belleza e inspiración.

Noray dijo...

Sólo una palabra para esta selección: SUBLIME.



Un fuerte abrazo

Marina-Emer dijo...

Preciosos sonetos...
feliz fin de semana
besos
Marina

Jorge Torres Daudet dijo...

Tienes esa "receta del arte por el arte", Fernando.

carmensabes dijo...

Originales y fantásticos sonetos basados en geniales pintores-as y sus obras maestras.

Especial me resulta el dedicado a Ramón Casas, un talento entrañable y una de mis debilidades.

Te felicito, una gran sensibilidad en tu cálida pluma querido Fernando.

Carmela Rey dijo...

Hermoso abanico de pinturas y poesia. Denotan tu gran conocimiento sobre ello. Gracias por compartirlo y hacer de su visión y lectura todo un placer.
Un saludo cordial
Carmela

Marisa dijo...

Son una belleza de sonetos,
licor de ciruela y la lavandera
ya te los conocía.
Una excelente idea la de aunar
pintura y poesía.
Todos los citados me gustan,
pero la exquisitez de Monet
es mi debilidad.
Un fuerte abrazo Fernando.

ANTONIO JIMÉNEZ LUNA dijo...

Como en las bodas de Caná, has dejado para el final el vino bueno. ¿En que escondido cajón guardabas estas maravillas? Magnífica serie, con un soberbio acompañamiento muscial que te agradecería me pasaras. Volveré con más tranquilidad a disfrutar estos sonetos, uno por uno.

Juanjo Almeda dijo...

Ínclito Fernando, alegre la sorpresa de haber recibido hoy día 26 de abril, tus obras, todo un detalle por tu parte que no olvidaré...En agradecimiento los he incorporado a mi blog, y ahí, van a quedarse, también, en mi pequeña biblioteca.
Te doy las gracias de nuevo, y un gran abrazo.

Juanjo Almeda

Aurora dijo...

Bellisimas pinturas- maravillosamente elegidas-
Acorde van los versos con tan hermosa selecciòn.

Un beso

Aurora