sábado, 14 de agosto de 2010

Leyendo en A Nugalla.


Pazo A Nugalla

Pazo A Nugalla

Queridos amigos: sólo unas líneas para comentaros que he pasado una semana en el maravilloso pazo A Nugalla, a muy pocos kilómetros de Santiago de Compostela. He tenido la oportunidad de hablar largo tiempo con el poeta Fernando Varela, propietario del pazo, y puedo decir que he recibido una lección inolvidable sobre literatura y poesía gallegas.

Fernando y yo hemos leído juntos obras de los mejores poetas gallegos, como Xosé Luis Méndez Ferrín, Alvaro Cunqueiro y Rosalía de Castro. Hemos tomado la decisión de seguir en contacto, seguramente a través de nuestro blog. Mi deseo es que participe con nosotros en la publicación de sus poemas y de sus valiosos comentarios. Fernando Varela ha tenido la gentileza de traducir al gallego tres de mis poemas, con la intención de publicarlos en sus medios literarios.

Un saludo a todos.

20 comentarios:

Carla dijo...

Que lindo Fernando! Muy buen post!

Ananda Nilayán dijo...

Hola Fernando!!!

Un lugar mágico, como la misma Galicia.
No me extraña que haya surgido amistad pues la sensibilidad artística se nota y tu además, eres muy entrañable.
Me alegra enormemente esas traducciones, tu poesía lo merece. Eso si, sería interesante poder leerlas si lo consideras oportuno, en el blog.

Un abrazo inmenso.

Fernando dijo...

Carla, Ananda, amigas poetas, bien quisiera tener yo vuestra sensibilidad y creación poéticas. Por supuesto que publicaré las traducciones de Fernando Varela, porque traducir un poema es crear otro simultáneamente y así podremos disfrutar de la categoría poética de nuestro amigo Fernando Varela. Un fuerte abrazo.

Marcos Callau dijo...

Un lugar precioso como se puede apreciar en las fotografías. Supongo que habrá sido para ti una experiencia inolvidable.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Gracias por comunicarte con nosotros aunque sea brevemente. Te extrañamos y ansiamos tu regreso, pero es bueno saber que lo esrás pasndo bien.
Espero, como anda, que nos dejes ver las traduciones de tus poesías al gallego. Amo Galicia; la reccorrí y quedé maravillada, en uno de los viajes que hicimos a España en vida de mi esposo que era oriundo de esa bellísima región.

Un fuerte abrazo

Terly dijo...

¡Que alegría verte de nuevo por estos lares!
Cuanto cuentas en este post es extraordinario, tu estancia en tan maravilloso lugar, el disfrute de esa gran amistad (además poeta) tus poesías al gallego (que ya estoy deseando leer) y el enrole de tan insigne poeta para navegar por estas aguas cibernéticas.
He agradecido mucho tus cariñosas palabras en mi entrada de la armónica, la verdad es que sí, que eres como un hermano.
Un abrazo.

Fernando dijo...

Querida Juliana, amigo y poeta Marcos, la estancia en A Nugalla ha sido, por fuerza, inolvidable. Galicia es el país de las maravillas. Os recomiendo ir o volver a visitar cuando podáis. Allí existen meigas y poetas. ¡merece la pena!. Un saludo cordial.

Fernando dijo...

Terly, amigo, gracias por tu comentario. Ya me contarás cómo te las arreglas para saber de todo. Yo te leo para aprender y cada vez estoy más atraído por tu espíritu. Un abrazo muy entrañable.

Aurora dijo...

Què gusto que vinieras a Galicia y que estuvieras cerquita de Santiago en un magnifico pazo- y con tan extraordinario poeta-
Leerte en gallego serà un verdadero placer.
Mil gracias por tu comentario y tu visita siempre tan bien recibida.

Un beso

Aurora

Pluma Roja dijo...

Qué belleza de fotos, un encuentro maravilloso. Es enriquecedor encontrarse con tipo de personas como este poeta de quien hablas.

Saludos cordiales.

P.D. Espero cuando regreses nos digas el link del blog de tu nuevo amigo.

JUAN dijo...

Hola, Fernando, me alegro de que hayas disfrutado tanto con tu amigo en ese maravilloso entorno.
De vuelta a la rutina, estaré pendiente de tus nuevas entradas para disfrutar de ellas y alimentar mi mente con tus bellos poemas.
Un abrazo.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Amigo y poeta Fernando:

Veo en un usted a un hombre con un gran sentido de solidaridad y dignidad humanos; ese soneto a la libertad que usted me deja en esta estrada es una joya de las más preciosas y relucientes; es, sin dudarlo, un soneto rotundo y lleno de compromiso.
Le ruego aceptar mi abrazo.

Flor dijo...

Me encanta Galicia.

Un beso

Flor

TERTULIANA dijo...

http://iiiencuentropoesiaenred.blogspot.com/
Nueva entrada

Marina-Emer dijo...

solo saludarte ...creia que estabas de vacaciones pero vengo y veo que estas bien me alegro muchoo ya que hace tiempo que no se de ti...un abrazo Marina

Mugget dijo...

Debió ser una velada hermosa. Leyendo poesías, tomando vino, recordando, viviendo..., el lugar es propio, es precioso.

Me fascinan las fotos, el lugar se ve exquisito para pasar el verano.

Marina-Emer dijo...

Mi querido Fernando...no sabes como me ha impactado el accidente que dices que tuvistes...creo que no sabía nada antes de hoy...es que me quede tan parada que ni recuerdo ahora mismo la ultima vez que entré a tu blog...Dios mio y como estas y que te ocurrió...
gracias por tu visita que es lo que me extrañaba...besos abrazos y achuchón ...todo no sabes como te aprecio..besos
Marina

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querido amigo: son muy buenas las noticias que nos das y que, aparte de la bendición del santo que te traes de esa tierra, esa tierra tan querida que a través de las fotos nos trae la morriña, siempre la nostalgía de no visitar con mayor frecuencia a sus gentes y sus lugares. Tus fotos y tus noticias desprenden ese olor insuperable de la tierra mojada por las lluvias. Un abrazo Rafael

Marisa dijo...

Alegría me da saber
que has visitado
nuestras queridas tierras
y leído a Rosalía,
Méndez Ferrín y
Cunqueiro.
Veo que tu estancia entre
las letras ha sido gozosa,
espero que lo haya sido también
entre fogones, degustando los sabrosos platos y vinos gallegos.

Un fuerte abrazo

Amadeus dijo...

La luz de estas fotos transmite exactamente el recuerdo luminoso de mi estancia por aquellas tierras. Debe ser una experiencia entrañable compartir unos días con otro poeta; no conocía a F. Varela, intentaré comprar uno de sus libros.
Un abrazo