miércoles, 4 de agosto de 2010

Por la libertad.





Por la libertad.


Por la libertad, doy mi hacienda entera,
todo lo que yo tenga entre mis manos,
mis libros, el calor de mis hermanos,
mi sangre, todo amor que yo tuviera,

el poder, mi salud, y si así fuera,
mi vida, mis delirios sobrehumanos,
mi talento, mis placeres más cercanos,
y toda la poesía que escribiera.

Amo la libertad más que la vida,
yo no puedo aceptar la convivencia
con dictador legal o fraudulento,

lucharé con mi entrega desmedida,
siguiendo lo dictado en mi conciencia,
muriendo si es preciso en el intento.


12 comentarios:

Marisa dijo...

Un magnífico canto a
la libertad en versos
de soneto.
Por defenderla muchos
han dado la vida.

Un gran abrazo poeta.

Marcos Callau dijo...

Tantas veces se ha cantado a la libertad y pocas veces he leído algo tan hermoso. Espero que nunca se nos olvide cantar a algo tan imprescindible como la libertad. La libertad es vida. Un regalo leerte, como siempre.

Rayuela dijo...

por la libertad!

un abrazo*

Terly dijo...

Un recordatorio muy oportuno en estos tiempos de prohibiciones.
El soneto, impecable, su fondo, excepcional.
Un fuerte abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Te aplaudo ¡si señor!
Por la libertad, te leo.
¿Ese descanso?
Un abrazo.

FRANK RUFFINO dijo...

Amigo Poeta Fernando:

Sí, la libertad es el concepto más elevado del hombre, ni la justicia lo supera.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Carla dijo...

muriendo si es preciso en el intento por la libertad!!! Así pienso yo también Fernando.
Excelente poema! Y muy actual.

Marucha dijo...

Don Fernando,que así se puede vivir y morir:
en libertad.

reciba un abrazo en este fin de semana.

Noray dijo...

Toda la libertad dentro de un soneto. Excelso como siempre, Maestro.



Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Queridos amigos. gracias por vuestros comentarios. No puedo escribir porque estos días estaré sin ordenador, obligación que me imponen mis hijos, con ánimo de que descanse. Intentaré alguna trampa para publicar lo que escriba a a pluma este mes de agosto. Está claro que a los mayores no nos dejan en paz. Un fuerte abrazo.

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

La satisfacción de escribir unos versos que hablen de libertad, de que podamos leerlos y aplaudirlos en libertad, es un derecho que debemos defender con todas nuestras fuerzas.

Soy libre para decir que me ha encantado tu poema.

Un abrazo y feliz verano.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querido amigo y poeta: siempre poniendo el acento en las entrañas nuestras. Y si me permites, en nuestra amistad, me uno a ti en ese grito de libertad.