jueves, 25 de octubre de 2012

Cuando pienso que existes




Cuando pienso que existes
y estás a mi lado,
sólo el permanecer importa,
estar en silencio
pensarte
adivinar tu mirada,
delinear tus márgenes,
abrazar tus pensamientos,
saber que vives conmigo
y en mí.

No existe ya el tiempo de la incertidumbre,
sólo de la verdad
y el asombro.
Cuando me miras y sonríes
en tus manos recibes mi alma
fascinada por esta permanencia,
y se vuelven tan cercanas tus cosas,
se condensan tanto mis sueños,
que las lágrimas
tienden a evadirse de mis ojos.

No tengo valor para dejar de mirarte,
te necesito tanto,
me desconciertas tanto,
que yo tampoco de ti podría evadirme,
porque tus ojos son mis ojos
y tu encanto mi encanto.

Si te hablo de amor
es de mi entrega,
de mi permanencia en ti,
y es en tu esencia
donde quiero encontrarme
unidos con un vínculo eterno,
inalterable,
por la suavidad de tus manos
y  la ternura de tu mirada.





´

















26 comentarios:

Marisa dijo...

De una belleza y una ternura inmensa,
ese amor que describes se transmite en cada uno de tus versos.

Un gran abrazo poeta amigo.

Verónica C. dijo...

Es amor.
Sólo con saber que la persona amada existe algo dentro nos eleva.

Besos Fernando, me alegra leerte

Fernando dijo...

Marisa, amiga: yo sé que tú también crees en el amor y en la esperanza. Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Verónica, amiga, ¡qué voy a decir de tí!. Sé cómo piensas y lo buena que eres. Un saludo muy cariñoso.

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Que bello poema.
Es un canto al amor, en cada verso la ternura es el centro, la imagen.

mariarosa

silvia zappia dijo...

un abrazo maestro.


(mis palabras huelgan)

Fernando dijo...

María Rosa, amiga, muchas gracias por tu comentario y por leer mi poema. Un saludo cordial.

Fernando dijo...

Silvia Zappia, amiga: gracias otra vez.Gracias por leerme. Un beso.

. dijo...

"Si te hablo de amor
es de mi entrega..."
Esto dice mucho, poeta amigo...
Un abrazo

Fernando dijo...

Hola, Juanjo, poeta y amigo. Un fuerte abrazo.

Marcos Callau dijo...

Hola Fernando. Regreso de un tiempo desconectado en el que, precisamente el tiempo, ha sido escaso para poder leer todo lo que quisiera. Hoy me reencuentro con este remanso de las palabras que siemrpe ha sido tu espacio y disfruto con este poema, una y otra vez. Un fuerte abrazo, amigo.

Fernando dijo...

Marcos, amigo, poeta: me alegra mucho saber de tí. Eres un gran escritor y poeta, por lo que tus comentarios me ayudan mucho y me impulsan a trabajar. Recibe un fuerte abrazo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Pues...qué decir? Es un poema que gustaría a cualquiera, de cualquier época y de cualquier edad.
Los poemas de amor son un clásico.Y este está muy bien escrito. Es muy hermoso. Felicidades a los dos. Que sea un eterno sentimiento.
Mi cordial saludo.

Fernando dijo...

Gracias, querida Francisca, estoy seguro de que tú has recibido un montón de poemas de amor como éste. Un saludo cariñoso.

Terly dijo...

Ese amor cimentado en la espiritualidad, alejado de cualquier brizna de materialidad, es el que realmente enaltece a la persona y tú de esto sé que sabes mucho.
Un abrazo, amigo.

Fernando dijo...

Terly, amigo: muchas gracias. No sé si sabes que no fuimos a Peñíscola creyendo que Peque había tenido un incremento de la artrosis en su mano derecha. Pues fue mucho más grave. Descubrimos unos días después que había sufrido un ictus cerebral y tuvimos que hospitalizarla varios días. Gracias a Dios, está recuperándose y ha recobrado el uso de su mano derecha. Ahora está en manos de los neurólogos para decidir el tratamiento que debe seguir. Menos mal que no fuimos a Peñíscola. Un abrazo muy fuerte.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Fernando:

Nos regalas un poema de una hermosura lirica impresionante; cada verso es un pedazo de los mejores sentimientos que el Poeta saca de su alma para "besar" a su amada; ella es el centro vital de vida, la noche y el día, la razón de ser de un hombre que ama con ese amor que solo Shakespeare pudo enseñarnos a través de Romeo y Julieta o como Jorge Isaacs nos lo hiciera sentir a través de su inmortal obra "María". Ay, gozoso tú, amigo mío, que amas como aman los que llevan el amor en sus carnes, en el alma y que tienen las palabras para expresarlo y un mundo de sentimientos para sentirlo y que su amada así lo sienta.
Felíz de leerte estimado Fernando y recibe mi abrazo.

Terly dijo...

Hablé con Rafael y me pareció entender que tuvísteis el temor de un ictus pero que al final había sido una falsa alarma, por ello no le di toda la importancia que parece haber tenido. Lo sentimos mucho tanto Tonia como yo y esperamos que la recuperación sea total.
Un beso para Peque y cuídala mucho.
A ti un fuerte abrazo, amigo.

Fernando dijo...

Gustavo, poeta, amigo: Me gusta tu comentario porque viene de un poeta lírico de enorme categoría. Tú y yo sabemos que el amor personal es la entrega máxima, la dedicación individual plena por el otro. Un abrzo muy fuerte,

Fernando dijo...

Terly: muchaa gracias por tu interés. Efectivamente, al principio creímos que era un a
rtaque de artrosis, pero fue un ictus cerebral en la par
ate central del cerebro. Lo descubrimos porque tuvo posteriormente desmayos y vómitos, paralizándose su mano derecha. Afortunadamente la ingresamos en el Hospital y la hicieron los an´
álisis necesarios y los tratamientos urgentes. Parece que ha remiido el infarto y está siendo tratada en casa por el neurólogo, A lo mejor hay que opearla de un stend en su carótida. Todo es complicado, pero no perdemos la esperanza de que se recupere totalmente. Gracias a Tonia y a tí por vuestro cariño:
un fuerte brazo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Siento mucho lo de su esposa. Espero que se recupere y todo vaya lo mejor posible. Ánimo.
Mi cordial saludo.
Voy a enfrentarme con las letras ininteligibles esas para intentar dejar el comentario...¡la última vez no me fue mal jaja!...

Fernando dijo...

Franisca, amiga: muchas gracias por tu amistad. En verdad todo lo que nos ha pasado parece increíble. Pudo haberse muerto en un instante. Fue el maléfico ictus, que justamente ahora preocupa a todas las mujeres porque es su más probable causa de fallecimiento. Está afectando ahora a las jóvenes. Conviene que os cuidéis, no fumar, pasear, no preocuparse demasiado por cosas tontas. En fin, estamos siempre en manos de Dios, o del azar, Un fuerte abrazo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Vine a ver si había más noticias sobre cómo sigue su esposa.
Mi padre tuvo un ictus muy fuerte...era un hombre sano, de 78 años, pero muy ágil, pues había trabajado en el campo toda su vida. Y un ictus lo dejó paralizado todo un lado, de forma irreversible y medio cerebro deteriorado.Vive, pero no es él, al menos, no del todo.
Yo no fumo ni bebo, pero llevo una vida sedentaria últimamente, y he engordado unos kilos. Todo ello es un riesgo...y esto de su esposa me está haciendo reflexionar. Lo tendré en cuenta...gracias. Y espero que se mejore y no le queden secuelas. Un beso para ella y usted reciba mi cordial saludo.

Fernando dijo...

Querida Francisca: siento mucholo que me cuenta de su padre. Son cosas a veces inevitales, pero que entodo caso conviene prepsrarse física y mentalmente para ello. M esposa pasó ayer un tac para revisar sus carótidas y .al menos por ahora, estká mejorando. Me parece muy bien que te preocupes por tí, especialmente con el antecedente de tu padre. Preventivamente visitarñia a un neurólogo, para que estudiase tu situación y te haga las priebas necesarias. Uno de los sintomas que tuvo mi mujer de repente fué un vómito directo, sin angustia previa, y una contracción de su brazo derecho y una falta de coordinación en sus movimientos para caminar. Al principio no nos angustiamos, pero a los tres días, como seguía sintiendo esos síntomas, fuimos a Urgencias del hospital de mi pueblo (Torrelodones) y la ingresaron. Por supuesto que la gordura no es nunca buena. Conviene comer de todo pero en plato de postre, como decía mi madre. Mjuy importante es caminar, sobre suelo plano, al menos de cinco a diez kilómetros diarios (por lo menos una hora). Te agradezco mucho tu interés por mi esposa Peque y me parece bien que te inquietes por el tema y te cuides. Un abrazo muy fuerte, amiga mía.

Dani Clemente dijo...

No me preguntes porque pero le veo un aire Benedetti a este poema, me ha gustado.

Fernando dijo...

Dani, amigo: gracias por ese elogio. Me gusta Benedetti, claro, y ya hubiese querido escribir como él. Juan Ramón sigue siendo mi preferido. Quizás después un poeta que vive cerca del Mediterráneo, un tal Dani. Un fuerte abrazo.