miércoles, 17 de marzo de 2010

VI.- ¿ Qué se hizo de ellos?

Fotografía de Jorge Luis Borges.

¿Qué se hizo de ellos?

No vieron la bandera blanca
y no pudieron arrojarse al mar
émulos del paternal Egeo,
porque llegaron furiosos vendavales,
ideas fragmentadas, divisiones de amor,
y, sin avistar la última blanca esperanza de Teseo,
tuvieron que dibujar los mapas del destierro,
fundirse en el plomo,
llenar sus pulmones con el moho de la humedad
o recoger su sueño en un ¡ay! último estertor
de olvido y desamparo.

¿Qué se hizo de vosotros, alondras de las madrugadas,
vencejos del atardecer?

En el silencio de la noche oscura, del olvido,
ya no hay cánticos, sólo la quietud del mar,
el eco de un rumor lejano de voces hondas,
y vuestra memoria.

Nada puede enjugar las lágrimas de Calíope,
cerrada su voz personal y prodigiosa
por ese silencio de muerte o lejanía,
hijo de la intolerancia vital,
fruto quizás de una higuera seca nacida
en el barro de los odios y las distancias.

Lejanos ahora, cuando tan próximos y certeros otrora,
intensos poemas que quisieron ranciar ¡ay! los exaltados,
búsquedas de la verdad truncadas por el odio estéril,
¿qué se hizo de la sustancia eterna de vuestros versos?

¿Por qué matar la vida cuando nace, por qué… ?




Recuerdo de Rafael Alberti, Federico García Lorca, Miguel Hernández, Antonio Machado.




7 comentarios:

maria de la luz dijo...

Amigo mío,mi amigo don Fernando.
Hasta que puedo ser la primer persona en comentar en su post.

Mercedes dijo...

Un homenaje hermoso y merecido. Todos ellos, a pesar de todo, siguen con nosotros. No se puede pedir más de este fugaz paso por la vida.
Un abrazo.

Alicia María Abatilli dijo...

Creo que están rondando cada nacimiento de poetas.
Abrazos.
Alicia

Laura Gómez Recas dijo...

Fernando, se mete hasta el tuétano esa pregunta reiterada en el poema. Es como un acorde de nostalgia e impotencia que ribetea los versos.

Es de esos poemas que te ponen la piel a la escucha, alerta... como un lince cuando percibe que algo va mal y está muy cerca...

Un beso.
Laura

Jesús Arroyo dijo...

Fernando:
Me quedo con esa última pregunta. Cuestión que no tiene respuesta.
Un abrazo.

anabel dijo...

Una tremenda pregunta que nadie sabe responder.Cierto que nunca se fueron del todo porque están entre sus letras, pero ¿qué hay de todo lo que aún tenían por escribir?
Precioso homenaje.
Un abrazo y que tengas buen fin de semana.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Que excelente poema, Fernando, te felicito por este homenaje.
Cariños!