domingo, 23 de mayo de 2010

Campesinos felices.

Campesinos felices (Dibujo de Carlos Enriquez)


Viento,
temblor de ventanas,
monótono acorde del agua
sobre el tejado.
la lluvia, la lluvia, la lluvia,
persistente, tenaz,
siempre la lluvia
cayendo con fuerza
sobre nosotros
los pobres para la iglesia,
el pueblo para los ricos,
los miserables felices
abrazados,
cosidos por las agujas
del hambre y la desgracia,
por la soledad aislados,
por la desesperación unidos,
rotos de libertad,
alimentados de angustia,
desgarrada comunidad de
desesperados
que bebemos
el vino aguado
y comemos el pan
partido por nuestras manos,
regando el solar
con lágrimas de
espectros sepultados
en la cabaña húmeda,
mientras cae sobre
nuestro tejado
la lluvia, la lluvia, la lluvia,
monótona, persistente,
maldita
porque no limpia nuestro fondo
vacío,
nuestro interior insustancial,
nuestros despojos de abismo,
nuestra consciencia,
presión constante, sin salida,
sólo el cáncer amargo de
nuestra pobreza,
incapacidad del alma para
superar el desasimiento,
la inanidad total del espíritu,
la borrachera de
sueños tiernos,
silencioso soporte
de desheredados
y la lluvia, la lluvia, la lluvia.
¿ dónde están los dioses,
que no vienen a vernos?
¿dónde los creadores de
nuestra miseria inane,
de nuestra mansedumbre?
los niños ya no lloran,
las madres atetan sólo amor,
y se nos está haciendo tarde,
demasiado tarde,
ya no tenemos fuerza para llorar,
estamos en una soledad
absoluta
pensando en aquello que nos atrae
pero no deseamos,
y no es posible la fuga
si no es total,
la escapada de todos
unidos, aliados, en esta
decisión última,
esta lluvia que retumba
sobre nuestras cabezas,
ese repique de gotas que
se convierten en cañonazos,
dejándonos cada vez más
vacíos,
cada vez más ausentes,
esta lluvia de la incomprensión
que nunca se detiene,
y nosotros, espectadores
inocentes,
recibiendo su humedad en los huesos,
amamantando nuestra miseria,
gota a gota,
sin que nadie nos contemple,
ni nos entienda, ni nos ame.

81 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

Estoy sin estar Fernando... volveré cuando encuentre la palabra precisa en el momento correcto.
Saludos.

Jorge Torres Daudet dijo...

Fernando bello poema; libre! no encorsetado con 4+4+3+3; todo el campo es tuyo; y la lluvia es más lluvia; el campo está abierto, sin puertas ni barreras.
Muchas gracias, también por la visita al blog de Elvira, de su parte, pues tiene problemas con internet.
Un abrazo

Juanjo Almeda dijo...

Ínclito Fernando, desgarrador y liberador al mismo tiempo. Es como un invocar a algo que no sabemos y pedirle explicaciones con ese llamamiento de llanto sin lluvia. Aunque todo es un todo, hay dos frases que me llaman más la atención:
...la borrachera de sueños tiernos...
...no es posible la fuga si no es total... creo, si no me equivoco, son las más significativas.
Un abrazo.

Fernando dijo...

Juanjo: efectivamente, los sueños tiernos son el recurso de los desheredados, como una especie de fuga-ensoñamiento de la realidad. La liberación final es, naturalmente, la solución total compartida con todos, es decir, la muerte. Un abrazo.

Fernando dijo...

Jorge, gracias por tu comentario.La poesía libre es la posibilidad de expresar los pensamientos abiertamente, sin someterse a reglas preestablecidas, pero también tiene otras rerglas, quizá más extrictas de lo que pide un soneto. La poesía de tu hermana, mgníficv. La leeré con frecuencia. Un abrazo.

auroraines dijo...

Campesinos supervivientes, alimentándose de sueños tiernos, de amor.
Carentes de lo que significa bienestar en todos sus aspectos, el derecho a vivir con dignidad.
Se les está negando demasiado a una inmensa mayoría, en pos de pequeños grandes ricos.
Si no tienen el estómago lleno, no pueden pensar.

Reflejo de la realidad tu poema.
Un gran abrazo

Pluma Roja dijo...

Cargadito de conciencia social, bello poema. Planteando una realidad ineludible.

Saludos cordiales poeta.

Hasta pronto

Fernando dijo...

Auroraines, Pluma roja, efectivamente, esto es conciencia social, Es terrible la situación de los "pobres" Un abrazo.

Dilman dijo...

Drama universal que logras remarcar con el recurso de la lluvia constante y sin cesar como la misma pobreza, lluvia que inunda y desespera a la misma indiferencia e indolencia hasta hacerla flotar.
Es una de las virtudes del arte del poetizar, crear tensión hasta hacer saltar los moldes de la inconsciencia.
Mis saludos Poeta!!!

Fernando dijo...

Amigo Dilman: Aciertas plenamente en tu opinión sobre mi repetición constante, avasalladora, de la lluvia. Esa unión entre pobrerza y lluvia, ese aislamienmto que ambas producen, marcan las pobrísimas soluciones de supervivencia. Gracias por tu acertado comentario.

Jesús Arroyo dijo...

Abierto, abierto como el campo.
Abrazos, Fernando.

Amando Carabias María dijo...

¡Qué fuerza, qué hondura, qué desgarro! Versos libres que se clavan como saetas en los corazones...
¿Podrán cruzar tus venablos líricos la frontera de granito de las entrañas de los curas, de los ricos, de los poderosos?

Fernando dijo...

Amigo Amando: los creadores nunca retroceden. La lluvia siempre estará creada por los poderosos, no para lavar miserias, sino para que los pobres o el pueblo, según los casos, se refugien en sus cabañas para amamantarse de las miserias que les han creado y pidan perdón por no saber aceptarlas por el bien de la "comunidad". Gracias por tu comentario.

sedemiuqse dijo...

Fernando un poema vivo, presente, siempre por desgracia presente...Ese dolor del desamparado, ese hambre...ese cuerpo siempre siente el frío invierno.

Siempre se repite la historia, no ha servido de nada, nada hemos avanzando... o casi nada.

Gracias, gracias por este poema. Y por tu comentario en Carmen Molins.

Besos y amor
je

Raül de Umlaut dijo...

Don Fernando, enorme, inconmensurable poema que, por desgracia, en mi región, Extremadura, arquitectos de los campos y bancales, escultores de la tierra, hace muchos años, no tantos según se miren, sufrieron en sus carnes este injusto trato ahora albado por todos.

Gracias por acordarte de todos.

Fuerte abrazo desde Cáceres.

Fernando dijo...

Amigo y poeta Raúl: yo he estado durmiendo en casa construidas con juncos en Alburquerque. He visto como se desecaban arroyos antes habitados por torugas y he tomado unos vasos de vino con obreros del campo al anochecer, mientras los eucaliptos plantados para los negocios madereros secabn las tierras maravillosas de Extremadura. Un abrazo muy fuerte.

Fernando dijo...

Ca<rmen, amiga, poeta verdadera, tr leo con frecuencia y tus poesías sí que son estremecedoras. Seguiré entusiasmándome con tus poemas. Un cordial saludo,

Ananda Nilayán dijo...

Bueno, Fernando, me he quedado sin palabras... Me parece una poesía GRANDE.
He releído los versos y cada vez me parecían más contundentes. Sin duda has expresado perfectamente todo ese mundo de soledad y miseria.
Te aseguro que esta es una de las poesías tuyas que más me gustan.
Te aplaudo y me quito el sombrero.

In abrazo.

Fernando dijo...

¡Hola,A>nanda1, creí que se había perdido tu comentario. Celebro que te haga pensar el maravilloso dibujo del cubano Carlood Enriquez, que me ha dado la posibiliodad de profundizar un poco sobre el tema social, que creemos está resuelto y nada más lejos de la realidad. Un abrazo ab imo pectore.

Fernando dijo...

Amiga mía: espero que nunca lleguemos a vernos en una situación de abandono como los campesinos felices de Carlos Enríquez, aunque con la situación que tenemos en nuestro país, ¡quién sabe! Gracias por tu comentario. Un beso.

Elvira Daudet dijo...

Resueltos mis problemas técnicos, es un placer leerte y agradecer tu amable comentario. Volveré a visitarte, palabra.
Un abrazo.

Fernando dijo...

Gracias,Elvira,amiga: estaremos mutuamente en comunicación permanente, porque nos unirá mucho la poesía. Un saludo ab imo pectore.

carmensabes dijo...

Cosidos por la agujas...
Frase lapidaria y certera que simboliza todo un poema, un canto magistral donde la lluvia no se detiene, llena de agua hasta el más oscuro rincón del planeta, donde para algunos es el infortunio, la pobreza máxima. Ym para otros ni siquiera les roza el poco espíritu que han de tener.

Me uno a tu emocionante canto donde la conciencia salga fortalecida y no me cabe duda que con tus versos así será.

Abrazos fuerte Maestro.

-

Fernando dijo...

Gracias, apreciada Carmen. Estos versos fueron inspirados por el dibujo de Carlos Enríquez, pintor cubano que tuvo una vida muy original, Se construyó su propia casa, que ahora es una especie de museo, y tuvo en ella permanentes tertulias en las que predominaba el licor, ¿verdad que impresiona el dibujo? Un saludo cordial.

Jacque dijo...

Lindo Poema!!!!!! Vim agradecer seu comentário no Blog: SENTIMENTOS.
Até o final da semana já tem outro vídeo lá... Apareça, por favor.

Beijo

JUAN dijo...

Me ha emocionado tu profundo poema. Es un clamor ante el desastre que se avecina y que nos hace retroceder a marchas forzadas hacia aquellos oscuros años 40 de la posguerra que conocimos y que creíamos estaban superados y exterminados como las enfermedades que padecían entonces los explotados de la tierra.
Yo nací en el campo, en la choza que nos prestaba el señorito a cambio de trabajar de sol a sol, amigo.Tuvimos que emigrar toda la familia.
He luchado porque mis hijos no conocieran eso, pero lamentablemente todo vuelve: el hambre, los desahucios, la emigración, la lepra la tuberculosis... Todo lo malo está regresando a este puto país ingobernable, pues como bien sugiere tu poema, la solución final será levantarse en vez de ver cómo nuestros hijos buscan la leche en los senos sobreexplotados y vacíos de sus madres. Rebelarse aunque ello signifique la muerte para todos.
No sé cómo la gente soporta tanta adormidera con el fútbol, las Belensestebans y los festivales.
Un abrazo, amigo, me voy descorazonado. Mi hija está pensado en largarse a Canadá aver si allá le convalidan el título.

Fernando dijo...

Juan, mantengamos en nuestros corazones una rebelión personal sobre la explotación de los desfavorecidosy ayudemos en lo posible a los demás. Hay que actuar a nivel personal, ya que en España ha dejado de existir la solidaridad. Anima a tu hija sobre lo de Canadá. Un abrazo muy fuerte.

Terly dijo...

De esa lluvia, querido amigo, mis huesos, por su humedad, están carcomidos y... vendrán tiempos mejores, nuevos días soleados, pero para entonces es posible que más de uno nos hayamos ido.
Precioso poema, se lee como una suave cascada de palabras que producen un bonito sonido musical.

En mi blog te he dejado, en "castueño", la explicación que me pedías.

Un abrazo.

Fernando dijo...

Amigo Terly, como contestación te he enviado un comentario con un poema magnífico en jabla extremeña. Un abrazo.

Marina-Emer dijo...

muy bonito poema libre pero hermoso y a la vez triste ya venia yo hoy muy baja de moral y estas injusticias de la vida me han emocionado y pienso que como es posible...no puedo seguir te dejo mi cariño y un abrazo ...cuidate
Marina

Fernando dijo...

Querida Marina: gracias por tu comentario. No te entristezcas, hay que seguir adelante. Un beso.

salvadorpliego dijo...

Excelsos versos!!!! Tienen denuncia y muestran también sentimientos profundos.
Bien, poeta!!!

Un placer leerte y un fuerte abrazo.

PD. Te invito a participar en los encuentros virtuales que estamos haciendo para leer nuestra poesía. Son el segundo sábado de cada mes. Si te interesa, mándame un email a sp_poemas@yahoo.com

Fernando dijo...

Gracias,Salvador, amigo y poeta.Me uniré con vosotros en esos encuentros virtuales Un fuerte abrazo.

Marisa dijo...

Es liberador cuando
se oye la voz que
que supo ver el llanto
de los desheredados,
esa lluvia que le cae
sin cesar.

Un abrazo Fernando

Marcos Callau dijo...

Espléndido amigo Fernando. Me ha encantado esa reiteración de la lluvia, lluvia, lluvia. Con tus versos nos has empapado de esa lluvia tan injusta y gris que describres tan diestramente con tu pluma. "lágrimas de espectros sepultados"...cuánta fuerza tiene este verso, me ha encantado. Soberbio, amigo, de corazón.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Fernando, esta mañana te lo escucho recitar y esta tarde lo leo en el papel que me diste, y esta misma tarde, algo débil, lo leo aquí. ¿Que palabras debo buscar para expresar la emoción que he sentido? Por favor, escribe sin descanso que yo me presto a descansar en ti.Un abrazo fuerte, vecino, poeta y,tal vez, desde hoy, mi maestro y amigo. Rafael Mulero Valenzuela

Fernando dijo...

Marisa, amiga, todo lo que hagamos, pensemos o comuniquemos sobre los que sufren es liberador.Ojalá nos escuchen los que gobiernan, sean del color que sean. Un abrazo cordial.

Estela dijo...

FERNANDO,AMIGO MÌO:
Casi no puedo responder al cotidiano de mi paìs que tu mano dibujò y tu rica mente transcribe .
La vida,la vida pierde su valor asì vivida??
Esa lluvia constante ,como tu dices ,làgrimas.
Hasta las tetas tienen agua.
Y crece el agua en los rìos contaminados ,y mueren los peces y se ahoga el trigo,y el pan que se les tira ès verde de podrido,y eso comen esos niños,esos niños sufridos.
¿Què serà de ellos ?
¿Y nosotros?
¿¿¿¿Testigos???

No quiero agregar màs agua salada de mis ojos a èste contenido .
ERES EL GRAN POETA HISPANO.
BACI....................estela

Fernando dijo...

Estimado y querido poeta Marcos: gracias por tus palabras. Nada puede ser peor que ver las cosas que suceden a nuestro alrededor y no poder hacer nada. Digámoslo en alta voz. Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Querido amigo y poeta Rafael: no me abrumes con tus elogios. La poesía nace del esfuerzo y la constancia. Tú sabes mucho de eso y tu poesía es magnífica. Deseo que nuestra amistad sea cada vez mayor y podamos intercambiar nuestras personales ideas. Un gran abrazo.

Fernando dijo...

Estela, amiga. me abrumas. Sólo quiero que mi poesía contribuya a crear paz entre las personas. Siento que para ello sea necesario detenerse en los detalles, en las cosas que vemos, para que a continuación nuestras manos hagan lo que puedan por ellas. Un abrazo muy fuerte, Estela-

Fernando dijo...

Querida Estela, ¡qué puedo decir de tu comentario! Sé que aprecias mi poesía y te lo agradezco muchísimo. Te envío un saludo muy estrecho y te deseo lo mejor.

Claudia Souza dijo...

Gracias por este poema, Fernando. Ya sabes que me encanta cómo escribes, cómo cuentas las cosas de esa manera tan honda. No pude evitar volver a mi tierra al leerte. Es imprescindible que un poeta se sumerja en lo social.
Basta de politizar y "tocar de oído" sobre lo que la gente sufre y siente.
Gracias por tu empatía. Quiero más como tú.
Un abrazo.
C.

Fernando dijo...

Amiga y estimada Claudia, hemos de hablar con toda claridad sobre los que sufren, los que aguantan enmudecidos los desmanes de los poderosos, los que no se atreven o no pueden llorar. Estoy y estaré siempre con ellos. Un fuerte abrazo.

Noray dijo...

La poesía, como ya dijo Celaya, es un arma cargada de futuro.

Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Hago mías las faltas. Siento en mi a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
personales me ensancho.




¡Es necesario mancharse! ¡Hoy más que nunca!




Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Amigo Noray, poeta; gracias por enviarme esta poesía tan bella de Celaya. Sí, nunca es demasiado tarde para alzar la voz, cada vez más alta,para defender a los que sufren la miseria y el olvido de los demás. Unámonos a esa lucha personal y comunitaria. Un fuerte abrazo, poeta.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Fernando:

"Que triste suena la lluvia, en los techos de cartón"

Así de dice, en una de sus estrofas, una viaja canción de protesta que cantaba por allá en mis años mozos.

Tu poema es el triste paisaje de una cruda realidad.

Abrazos.

Fernando dijo...

Sí, Antonio, amigo, los tejados d cartón siguen existiendo y tenemos que levntar nuestra voz.Un abrazo.

Angus dijo...

Me gusta lo que has escrito.

Julio Fidel dijo...

Si al menos esa lluvia limpiara y no fuera hueca como las cabezas de nuestros gobernantes, más empeñados en hacer del oponente chivo expiatorio de sus propias incapacidades y de hacer cabriolas de saltimbanqui para, como el gato, caer siempre de pie y, si es posible, en red segura…

Si al menos esa lluvia monótona, insistente, persistente no fuera una constante más de lo mismo…
Si al menos esa lluvia fuera agua de limpieza para nuestro interior contaminado de despojos…
Es más:
Si esa lluvia fuera agua para el riego de unas semillas que tardan en llegar… y en florecer o para hacer fértil una tierra yerma…
Si esa lluvia, lluvia, lluvia que repiquetea constante fuéramos capaces de pasarla por nuestra depuradora interior… y hacerla potable y creadora…

No sé… pero la palabra “lluvia” ya encierra en sí misma... un algo de esperanza…
(aunque creo que nos va a hacer falta una potabilizadora enorme)

Un abrazo.
Julio

(Tu soneto sigue a buen recaudo y fuera de todo riesgo junto a la Santa Bárbara de mi barco)

Fernando dijo...

Amigo Fidel, sigamos con constancia utilizando nuestra única arma, la palabra, para denunciar a los gobernantes indeseables y ayudar a la gente del pueblo, nosotros, a los que ahora llaman ciudadanos. Gracias por haber leído esta poesía. Un abrazo muy fuerte.

"dejabugoyoros" dijo...

No me extraña la lluvia de amigos que cae sobre tus hombros...
Por que tú, poeta, denuncias las miserias y sus escombros..
Como dijo aquel?..Mi solilóquio es plática con ese buen amigo, que me el secreto de la filantropía...Hermoso es tú poema maestro!..Será un lujo poder conversar...Un abrazo tocayo

Fernando dijo...

Querido tocayo: gracias por tu comentario. Estoy convencido de que nos haremos amigos a través de nuestras poesías y nuestros comentarios. La distancia y el desconocimiento personal no son obstáculo para dos personas que aman la poesía. Un fuerte abrazo.

eMi dijo...

Me gusta mucho ese dibujo, pero, sobre todo, me gusta tu poema. Creo que es el que me ha llegado más dentro de todos los que te leí.

Posiblemente, la libertad de la rima ha puesto alas a las palabras.

Me gusta. Gracias.

Fernando dijo...

Querida amiga eMi: gracias por tu comentario. Creo conocerte, a lo mejor hemos cruzado las mismas calles muchas veces. Yo también te he leído cada vez que visitas el blog y me gusta mucho lo que haces, poesía, pensamientos, análisis de poemas, relatos sobre música. Este poema llega más a los que me leen de vez en cuando, porque es auténtico y me sale de mis entrañas. Un abrazo ab imo pectore.

azpeitia dijo...

Que bella poesía, llena de fuerza e indignación, que se hace mucho más actualidad rn este momento en que la crisis nos va a roer los huesos a todos...enhorabuena por tu blog...un abrazo de azpeitia

FRANK RUFFINO dijo...

Poeta amigo Fernando:

Profundo, desgarrador, hermoso texto en el que alguno de nosotros nos identificamos en parte.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía detenidas,

Frank.

Fernando dijo...

Amigo y poeta Azcoitia: gracias por tu comentario, que aprecio mucho. La verdad es que los desamparados no sólo los olvidamos, es que no queremos ni saber que existen. Tratemos con nuestra palabra de sacarlos a la superficie, aunque sea sólo en nuestrared. Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Frank, amigo y gran poeta: Si has logrado reconocerte en alguna de mis palabras es que eres un buen hombre. Algún día nos conoceremos personalmente y, de verdad, leeremos juntos tus poemas en las colinas de Liratán, mientras trasegamos lo que haga falta para olvidar esta desquiciada sociedad. Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Frank, sorry, Tilarán. Comprobaré la ortografía después de un buen trago. Abrazos.

Rayuela dijo...

todo lo que pueda decir no tendría sentido.

y aprieta la lluvia,la lluvia,la lluvia.


un abrazo,querido Fernando*

Fernando dijo...

Gracias, Rayuela, sé que tú sí contemplas, entiendes y amas a los desfavorecidos. Busca una nueva letra en el alfabeto para extender nuestra preocupación y nuestra decisión de utilizar nuestra palabra para que nadie les olvide. Un abrazo ab imo pectore.

LA CAJA DE ANBAIRO dijo...

La lluvia llega tardía y cuando lo hace cae sobre campos mojados de miserias y necesidades.

Pobres locos.
Ricos audaces.
Rezos aclamando al cielo las migajas de los dioses de barro...
Pero día llegará que la lluvia caiga fuerte sobre nuestras incompetencias y junto con el fuerte aire, purifique nuestras intenciones.
Entonces... Habrá llegado el día de rendir cuentas, el final de nuestra existencia.

Bello himno amigo Fernando.

Un abrazo

Fernando dijo...

Amigo Anbairo: gracias por leer mi poesía, irremediablemente triste este caso. Soy cada vez más consciente de nuestra lasitud en la ayuda a los desfavorecidos. Un fuerte abrazo.

Aurora dijo...

Profundo, estremecedor,libre, sincero,triste, real? si, tambien real como la vida misma.

Cariños

Aurora

Fernando dijo...

Aurora, amiga, sí, es un poco patético, pero si no es del todo real, la situación es cada vez peor. Digamos la verdad por todas partes. Un abrazo cordial.

MiLaGroS dijo...

Muy bello el poema. Volveré. Un abrazo

Laura Gómez Recas dijo...

Fernando, me ha encantado esta increpación. Sobre lo injusto, a penas sin tocar el fondo, sin desatar el melancólico paternalismo... taladras verso a verso la conciencia.

La primera persona ha sido fundamental en este poema-camino.

Besos.
Laura

Fernando dijo...

Milagros, espero que nos conoceremos más a través de nuestra poesía. Un abrazo.

Fernando dijo...

Querida laura, celebro que no lo consideres paternalista. Este poema es un verdadero grito de dolor que se fué acallando con los años y vuelve ahora, quizá por lo tensa de nuestra situación. Gracias y un abrazo.

mariarosa dijo...

Fuertes y dolorosos versos, esto no quita su hermosura vital.
La imagen que acompaña duele por lo real.

saludos.

mariarosa

Fernando dijo...

Gracias por tu comentario, Maríarosa. De verdad, he visto al natural escenas todavía más dolorosas. Una saludo cordial.

Elena dijo...

Entendernos nos entienden, pero solo cuando nos escuchan, y eso es tan dificil...

Fernando dijo...

Es difícil, Elena, pero nunca sabemos el alcance que tienen nuestras palabras. Gracias y un saludo cordial.

Juanjo Almeda dijo...

Querido Fernando, sinceramente no sé que pensarás sobre los premios que circulan por la red, ver que no adornas tu blog, tu casa, con muchas fotografías ni cosas parecidas me hace pensar que no te interesan de algún modo esas cosas, quizás me equivoque. Decirte que he recibido algunos de esos regalos y quisiera compartirlo contigo, si no quieres recogerlos, no pasa nada, lo respeto completamente, sin que me sienta ofendido en absoluto. Sabes que seguiré siendo "tu discípulo".
Decirte ésto, si lo deseas, ve a recogerlos cuando quieras.
Un abrazo.

Fernando dijo...

Amigo Juanjo, eres una buena persona. Te agradezco tu interés pero decidí aceptar sólo el premio Noray. Después ya no acepté más, pero estimo mucho el valor sentimental de los premios de la red y el ánimo que aportan por lo que tienen de sinceros y desinteresados. El Noray lo acepté porque pensé que su creador entiende bastante de poesía y pilló a este viejo poeta en un momento de debilidad. Creo, a pesar de lo dicho, que tú debes aceptar los premios que te otorguen los compañeros. Son un síntoma de la vitalidad de los poetas de nuestra red. Un abrazo muy fuerte y gracias por compartir conmigo tus ideas.

Carla Tormenta dijo...

Esta lluvia puede con todo gracias a tus versos cargados de fuerza, llegando directamente al alma, a la conciencia, sin esquinas.

Besos Poeta.

Fernando dijo...

Gracias Carla, por tus ánimos. Poco a poco llegaremos a pensar sobre los desheredados y amarlos. Un abrazo.

Flor dijo...

Gracias por tus felicitaciones!
Te estoy esperando en la fiesta!
No faltes!!!

Besos
Flor

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Fernando,

Percibo en este poema tuyo, Los Campesinos Felices, la constancia de todo, de los fenómenos atmosféricos, que irremediablemente se repiten con insistencia, representados principalmente por la caída repetitiva del agua, y también la inamovilidad de las circunstancias de una familia pobre, pero feliz con lo que tienen. Y no creo yo que los grandes potentados, ni los ricos, sean más felices que esa familia que tan bien nos describes. Y es que la misma constancia que hay en esos fenómenos atmosféricos también la hay en el cariño y el amor que se profesan todos los componentes de esa familia, que vive bajo un humilde techo.

Resumo diciendo que la Felicidad tiene que ver muy poco con la Riqueza.

Ellos viven en su Realidad, y con ella están satisfechos, lejos y alejados de la envidia por los que pueden tener más que ellos. Más riquezas, pero no más Amor.

Felicidades y un abrazo,

Antonio

Fernando dijo...

Amigo Antonio: gracias por tu comentario. Se confirma lo que yo sospechaba. En tu casa, teniendo un nivel modesto de medios, habéis sido muy felices. Efectivamente, la riqueza no tiene por qué proporcionar más felicidad a los hombres que el amor. Aún así, entiendo que no todo el mundo tiene esa capacidad de amar y de comprender la importancia del amor. Hoy día hay gente realmente desesperada, porqur no vislumbran un futuro personal y nacional. Es ahí donde nosotros debemos actuar, asumiendo la necesidad de ayudar a los demás. Tenemos las palabra para escenificar la situación y ayudar en lo posible a que se atienda debidamente a los desfavorecidos, no sólo desde el punto de vista material, sino fortaleciendo su formación y su espíritu. Gracias y un fuerte abrazo.