miércoles, 12 de mayo de 2010

A mis padres.


Ignacia y Francisco.


A mis padres.


Me disteis lo mejor de vuestra esencia
al transmitirme el germen de la vida
y vuestra fue la imagen recibida
en mi primer segundo de vivencia.

Nunca me repondré de vuestra ausencia,
la tuya, padre, apenas asumida
por mi mente infantil adormecida,
la tuya, madre, siempre en mi presencia.

En los días de amor y de bonanza,
siempre fuisteis la clave temperada
que matizó la voz de mi conciencia.

Todavía mantengo la esperanza
de escuchar vuestra voz necesitada
en la suerte final de mi existencia.

39 comentarios:

aQuieSToYyo dijo...

Bellísimo homenaje a quienes apreciamos más a medida que avanzamos en nuestro camino.

Ananda Nilayán dijo...

Me he quedado emocionada, Fernando. Cuánto amor y recuerdo para ellos. A mi me falta mi padre y al leer estos versos me he emocionado pues tu talento en poesía hace que la emoción llegue a quien la lee.

Un gran abrazo.

azpeitia dijo...

Que bello y sentido lo que expresas de una forma poética maravillosa...tienes un gran corazón...un abrazo de azpeitia

El ave peregrina dijo...

Bello poema Fernando, los padres...lo más hermoso, los que nos dieron vida y nos inculcaron el buen caminar... permanecerán siempre en nuestros corazones.Cuanta nostalgia...y cuanta saúdade... se siente con su falta.

Un placer leerte y un abrazo desde mi Galicia.

Juanjo Almeda dijo...

Ínclito Fernando, una vez me dijo mi padre -que se fue sin querer hacerlo- que hubiera dado lo que fuese por tenerlo solo un mes a su lado, después de marcharse. Mi padre ya tenía más de sesenta años. Mi madre, aún de vez en cuando llora dolorida recordando, a su madre. Sus voces quizás no las oigamos ahora, pero nos queda el recuerdo, el legado, mejor que podía quedar...su sangre. Mi padre, está en mí... yo soy mi padre.
Magnífico soneto, un gran abrazo.

Pluma Roja dijo...

Un bello homenaje a los padres idos. Bello, muy bellos.

Saludos cordiales,

Aída

Marisa dijo...

Qué belleza, Fernando, en contenido y forma.
Tus sonetos fluyen como agua en un arroyo que recuerda la voz emocionada de los que nos están pero navegan al son de nuestros días.
Un abrazo.

LA CAJA DE ANBAIRO dijo...

He llegado a ti a través de Isabel Miralles y quiero dejar mi huella y mi comentario:
Hermoso y emotivo poema resaltando el amor a unos padres.
Gracias por compartirlo Fernando.
Un saludo afectuoso: Anbairo

Paloma Corrales dijo...

Qué maravilla es leerte Fernando, qué ternura, qué respeto, qué manera... bellísimo homenaje de un poeta con un corazón que no le cabe de grande.

Un abrazo.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Fernando ¿te dije alguna vez que tus poesías me gustan cada dia más?¡no lo dudes! Dejan en mí el sabor de lo clásico en la técnica y el dulzor de los sentimientos en la expresión serena que impones en ellas.
Sinceramente TE ADMIRO

Marucha dijo...

Don Fernando,que la presencia de sus padres la vemos en sus escritos que con tanto esmero ,dedicación,pulcritud,sapiencia,elabora con inmenso cariño.

Eso don Fernando,

son ecos,reflejos de su buena cuna.

Reciba un abrazo desde México.

Jesús Arroyo dijo...

Felicidades.
De verdad, felicidades.

Amando Carabias María dijo...

De nuevo felicidades por este soneto. Cuanto más profundiza la raíz del árbol en la tierra, más hermoso y robusto.

Marcos Callau dijo...

Un homenaje muy sincero y muy bonito. el final me ha gustado mucho porque nos deja ese sabor a "nunca reponerse de la pérdida de alguien" que recalcas en los versos anteriores. Al menos este soneto es una buena vía para conducir ese sentimiento hacia algo tan bello.

Jorge Torres Daudet dijo...

Bello poema, otro más; es curioso que cuanto más mayores somos más echamos de menos, más queremos a nuestros padres... quizá sea porque vemos cercano el reencuentro con ellos.
Ojalá ese reencuentro se produzca, pero que sea algo más tarde.
Un abrazo, Fernando.

Alejandro dijo...

¡¡Hermoso!!

Un canto de amor a los padres en un soneto bellamente realizado. Se siente en cada verso tu corazón latiendo.

Un abrazo.

Alejandro

Marisa dijo...

Un bonito homenaje
a tus padres lleno
de poética ternura.

Un hermoso soneto.

Un fuerte abrazo

Terly dijo...

Bello soneto, querido Fernando, escrito con la ternura que te caracteriza y reflejando un gran amor hacia tus progenitores.
Un abrazo.

Mercedes dijo...

Un poema muy hermoso, amigo Fernando; es bonito que recuerdes a tus padres con tanta ternura y que te inspiren estas palabras.
Por cierto, eran muy guapos.
Un abrazo.

Aurora dijo...

Què belleza de sentimientos y que bien expresados, con tanto amor!!
Yo tampoco tengo a mis padres- y los echo mucho de menos-
Papà con su hidalgia y su voluntad inquebrantable, su ternura y su amor por la vida- mamà con su bondad, su sensibilidad y su alegria-

Gracias Fernando- me has emocionado mucho-

besos
Aurora

Noray dijo...

El soneto es perfecto en su estructura, pero se desborda en sensibilidad y emoción. Leyendo tu soneto también yo me he emocionado y reencontrado con mis padres.


Gracias Fernando por compartir tanta belleza.



Un fuerte abrazo

JUAN dijo...

Unos padres capaces de traer al mundo a un hijo, de educarlo y transmitirle unos valores humanos como los que tú tienes, merecen sin duda este hermoso homenaje.
Por eso me uno a tu sentido recuerdo y retengo mi mirada en esa foto y en silencio les agradezco que gracias a ellos yo pueda disfrutar de tus escritos.
Un fuerte abrazo

Marina-Emer dijo...

despues de dejar entre estas mis letras unas lagrimas de emoción por tu bellisimo soneto a tus padres ..una mujer tu madre hermosa...bellisima como hembra y tu padre un elegante hombre que me parece lleva un cuello de camisa como llevaba mi abuelo con un boton que se llamaba polea...
y la pena que acabo de pasr al saber el fallecimiento de nuestro amigo bloggero Polidori...te lo digo ya que al ir yo a dejar mi dolido comentario he podido leer uno tuyo..E.P.D. si no ha sido un relato lubrego de los de el..que lo dudo con la muerte de uno no se juega...gracias por tu cariño y animos a la vida...a veces hermosa y otras muy triste
besos querido Fernando.
Marina

Nieves dijo...

Es una preciosa poesia y un gran recuerdo y bonito homenaje hacia tus padres Fernando. Un fuerte abrazo y que tengas un estupendo fin de semana,

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Fernando:

Bellos y profundos sentimientos, son los padre la esencia de la vida.

Esperándote están, donde se encuentren y tu buen corazón será la guía.

Abrazos.

Carla dijo...

Que bellos y sentidos versos. Un hermoso homenaje a tus padres.

Paco Alonso dijo...

Bello poema de engrandecimiento y honra para unos padres, mis felicitaciones por tu bello sentir y compartir en letras.

Cálido abrazo.

Dani Clemente dijo...

bello a la vez que triste, impregnado de emoción en cada palabra.

Emilio dijo...

Un soneto realmente emotivo, Fernando; transmite respeto, ternura, un cariño inmenso y una fuerte emoción.

El terceto final es espléndido.
Mis felicitaciones y un fuerte abrazo.
Emilio.

Marina-Emer dijo...

que pases un feliz domingo ...con cariño un abrazo
Marina

Belkis dijo...

Me uno a tan hermoso homenaje a tus padres, los seres más grandes y nobles con que todos contamos. Denota una belleza y profundidad de sentimientos ejemplar.
Un abrazo

Rayuela dijo...

nostalgioso soneto, Fernando.
tal vez también ésto sea parte de nuestro íntimo exilio.

un beso*

medianoche dijo...

Sublime expresión de amor y agradecimiento, es tu alma consciente de que un día lo veréis nuevamente.


Besos

Estela dijo...

FERNANDO,AÙN ESTOY A TIEMPO???.
Para dejar èstas palabras que no quieren salir a ser leìdas,estàs palabras que no pueden expresar toda mi admiraciòn hacia tu poesìa.
"Los Padres".
Dìa a dìa los tengo en mi mente.
Cada vez màs los necesito.
Y me veo en tus versos y te veo como hijo amoroso.
No hay dìa o noche que pase sin orar por su reposo .
A veces nuestro egoìsmo pretende tenerlos siempre a nuestro lado .
¿Y sabes Fernando?
A nuestro lado estàn .

Como te digo poeta eres lo màximo .
BACI................estela

Laura Gómez Recas dijo...

Nunca se van... ¿verdad?

FRANK RUFFINO dijo...

Poeta amigo:

Soberbio homenaje a tus progenitores!

Abrazos,
Frank.

Julio Fidel dijo...

Querido Fernando:

Guardaré tu soneto a buen recaudo, para que nadie lo lea, en la bodega de mi barco pirata, junto a la Santa Bárbara y lo esconderé en la bahía tras una roca al pie del acantilado y a la sombra de una estrofa sin rima de un poema.

Tras una visita a las tumbas de mis padres para poner en hora las agujas de mi espíritu, en un banco del cementerio, con el alma en paz y con el corazón en calma, escribí estas palabras a modo de oración:

GRACIAS, PADRE
PORQUE ME HAS ENSEÑADO A CAMINAR DESPACIO
Y PORQUE DE TÍ HE APRENDIDO A OIR EL SILENCIO.

Y GRACIAS TAMBIÉN A TI, AMANTA MÍA,
PORQUE FUISTE DISCRETA MAESTRA ENTRE LOS PUCHEROS…
Y SILENCIOSA MAGA.
TUS INGREDIENTES BÁSICOS FUERON AMOR Y DULZURA.
JAMÁS HUBO AMARGO EN TUS GUISOS.

Un abrazo
Julio

auroraines dijo...

Una hermosa entrada, tus padres te acompañan siempre.
Un abrazo

Terron de tierra dijo...

Fernando, siempre te lo dije, me conmueven tus Sonetos, nunca quedo indiferente a ellos.

Mil gracias

Antonio Tormo