sábado, 3 de julio de 2010

Ciudad Lausana.



Ciudad Lausana.


Babel en que se mezcla
tanta vida distinta,
tienes alma de mujer internacional.
En ti dejé algo mío
tan ligero y humano
como el fácil rocío de un verano
y te soñé encinta
en tiempo condicional.




(Esta es una poesía que escribí cuando tenía 14 años, después de pasar un mes en un colegio de Suiza. La recuerdo con cariño, por lo inmadura que es).

13 comentarios:

MarianGardi dijo...

Belleza escrita y paisajistica.
Un abrazo Fernando

Marcos Callau dijo...

Es fascinante que en tan poquitos versos puedas crear algo tan bello, Fernando. Como dice MarianGardi, muy paisajística. He podido percibir el paisaje a través de tus versos. Por cierto, ya estoy de vuelta.

Juanjo Almeda dijo...

Ese embarazo, querido Fernando, se debía a la vida que esa ciudad tendría y que tiene ahora, o pensabas que allí, querrías hechar raíces? Un abrazo

sedemiuqse dijo...

Pues yo no sé si madura o inmadura, pero si se que en esta poesía estas tu. Todo tu en este eterno instante del ahora.

Besos y amor
je

justiciapoética dijo...

Para nada, poeta: texto encantador por su humanismo de un alma tierna y pura, como has sido siempre. Abrazos.

Jesús Arroyo dijo...

Eres poeta "de cantera" (no me refiero a piedra) jeje.
Abrazote.

Terly dijo...

Clara demostración de que ya apuntabas maneras ¡y qué maneras!
He visto en tu comentario nuestras coincidencias de vida y ahora entiendo por qué desde el primer día encontré en ti una gran afinidad, la diferencia es que tú eres poeta y yo intento serlo.
Un fuerte abrazo.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Querido Fernando:
No considero esta poesía como inmadura; no la subestimes como tal.
Tiene la fresca maduréz juvenil de la espontaneidad ya presente en tu mente creadora, en el comienzo de lo que será la maravillosa fuente de inspiración en tu manifestación poética.
Tu arbol floreció desde pequeño.
Un fuerte abrazo

Respirando entre palabras. dijo...

Y con solo 14 años ya escribías así? Es como yo digo, se nece, no se hace...
p/d Una pequeña e insignificante duda... Te inspiró el mes en el colegio, o fue la vida nocturna? Xq q yo sepa es una ciudad relativamente pequeña, pero se la considera grande x sus noches...jaja
Besos Fernando.

Mercedes dijo...

No puedo creerme que con catorce años ya escribieras así. Inmaduro dices... Ya quisieran muchos con canas.
Gracias por compartirla.

Jorge Torres Daudet dijo...

Qué sentimientos tan lejanos. Los catorce años; empezando a vivir.
Un abrazo.

Juanjo Almeda dijo...

Ínclito Fernando, no sé en qué pensaba para escribir: echar con hache, en el anterior comentario, cuenta me he dado tarde, lo aclaro ahora con tu permiso en éste. Por cierto, el texto informativo a pie del poema no recuerdo haberlo leído en mi primera visita a esta entrada, lo añadiste después?
El poema te puede parecer inmaduro dada la edad en que fue escrito supongo, sin embargo sabiendo ésto, esa inmadurez, podría haber visto su cara reflejada muchas veces en el espejo de otras caras de un diamante en bruto.
Un abrazo.

FRANK RUFFINO dijo...

Amigo Poeta Fernando:

Siempre conmovido por tu sinceridad y pureza al escribir.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.