lunes, 12 de julio de 2010

Velada en La Cremaillère.


Velada en La Cremaillere.

Estar juntos en un barrio de artistas,
¡oui Monsieur!,es agradable y creativo,
discutir,reir, sentirse un ser vivo,
recitar versos, hablar sin aristas,

beber cerveza, repasar las listas
del premio Goncourt, sin más objetivo
que explorar lo mendaz de un colectivo
de ilustres escritores narcisistas

y explotar al final en carcajadas,
al ver la espléndida caricatura
que el artista Robin nos proporciona.

Estas veladas cultas, relajadas,
sobre cuestiones de literatura
son un tema que siempre me apasiona.



A mi gran amigo Jean Belda en recuerdo de nuestras tertulias literarias de París.



*********************************************

20 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Comparto tu opinión, son reuniones fascinantes, ¡cuanto hace que no participo en una! Siento nostalgia por ellas. Aunque no sea iguales todas las reuniones con artistas son parecidas.

Saludos cordiales,

FRANK RUFFINO dijo...

Poeta amigo Fernando:

Dice bien nuestra estimada Aída. Aunque no soy de reuniones ni recitales: mantengo un muy bajo perfil en este sentido, tampoco debo esconderme de alguien porque soy, afortunadamente, casi un ser anónimo.

Me gustó el texto en soneto siempre exhibiendo tu calidez y camaradería con los del gremio, y con el arte en general.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

...ganamos, ganamos! Ahora vamos a Brasil a por la segunda Copa Mundial. Así de inconformes somos los seres humanos y más los españoles.

Ananda Nilayán dijo...

Nada como una buena tertulia. Me acuerdo de las del café Gijón, aunque casi siempre eran bastante elitistas, pero bueno, interesantes casi siempre.

Un abrazo

Mercedes dijo...

Cómo me gustaría a mí poder disfrutar de estas reuniones con artistas y hablar de literatura hasta la madrugada.
Ahora lo hacemos por internet, los tiempos cambian.
Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Buenas son las tertulias,
magníficos tus versos.

Marisa dijo...

Esas tertulias de
amistad y de letras
es aliento para
seguir escribiendo.

Excelente soneto.

Un gran abrazo

Fernando dijo...

Queridos amigos: me complace mucho recibir vuestros comentarios. Llevaba unos días triste por la invasión del futbol en la red. Realmente, eran encuentros, más que tertulias. Coincidimos escritores, empresarios,poetas, cantantes, pintores, y no había personalismos, sino camaradería y amistad, que aún conservo con casi todos. Naturalmente, al volver a España, perdí mucho contacto, pero tengo recuerdos maravillosos que escondo en mi memoria y algún día , si dejo mi natural pereza, los sacaré al aire libre. Un abrazo y gracias.

JUAN dijo...

Bonito homenaje para tu amigo. Esas reuniones con los amigos en torno a una mesa acompañado de cervezas, debates y escritos son inolvidables.
Un abrazo.

Respirando entre palabras. dijo...

Intentemos atesorar los mejores recuerdos Fernando.
Besos y como siempre...me encanta leer-te.

Jorge Torres Daudet dijo...

Sin embargo, Fernando, tus blogs son tertulias, abiertas a todas horas, accesibles en cualquier momento. Y no es un monólogo, ni mucho menos, fíjate en los que te escuchamos y te respondemos.
Un abrazo.

Juanjo Almeda dijo...

Hola ínclito Fernando,
hubiese sido grato e interesante asistir a una de esas reuniones y saber cómo explorábais y pensábais sobre esos otros escritores; pero sin participar, por supuesto, sólo escuchando y aprediendo.
Un abrazo.

Fernando dijo...

Juanjo, amigo: tú hubieses sido un gran contertulio. Te engañas a ti mismo cuando piensas que sólo vales para escuchar. Todos en esta vida dependemos de los demás. Cuando algún imbécil se siente superior a otro y piensa que le está enseñando algo, lo que realmente ocurre es que el imbécil es él y lo normal es que reciba enseñanza de la humildad y educación de aquel a quien minimiza. Un fuerte abrazo y gracias por tu comentario.

justiciapoética dijo...

Maravilloso soneto.

Abrazos,
Justo Poe.

Marcos Callau dijo...

Y a mí me apasiona que transmitas en tus versos toda esa pasión tan bien cultivada y atesorada. Benditos recuerdos, Fernando. Que sigan...

Flor dijo...

Quisiera alguna vez haber estado en una tertulia en Paris.Que fascinante deberia ser. En los años 60/70??
Gracias Fernando por tu cariño! Yo estoy bien, aún siento que el viaje de ida no llegó a su destino. Uno de estos días lo estaré esperando y veré que ya no vuelve más. Quién sabe...

Un beso
Flor

eMi dijo...

Fernando, ya sé que no es lo mismo, pero tengo el gusto de informarte que desde Escucho atentamente te ha sido concedido el premio Dardos.

Espero que te agrade y, si así lo deseas, pases a recogerlo.

Fernando dijo...

Muchas gracias por el valioso premio que me envías y que, de ningún modo merezco. Lo guardaré para siempre en mi corazón. Todo mi afecto y simpatía.

Nieves dijo...

Qué auténtico lujo y que experiencia la tuya, al haber asistido a esas maravillosas veladas Fernando. Un fuerte abrazo,

Fernando dijo...

Queridas amigas, Flor, Nieves, estas veladas me salvaron de la durísima vida de trabajo en París. Sin embargo, no tuve la posibilidad de tener esas tertulias al volver a España.Ahora sí he encontrado por fin un círculo de poetas con los que comentar, dialogar e intercambiar experiencias. Gracias por vuestros comenmtarios. Viva la red de poetas.