miércoles, 14 de julio de 2010

Soneto a Clint Eastwood.

Clint Eastwood.



Soneto a Clint Eastwood.


Sólo escuchar tu nombre me fascina,
ver tu llegada al pueblo, impresionante,
nadie puede contigo, dominante,
bebiendo la cerveza en la cantina.

Un vaquero en la barra se empecina
en sentarse a tu lado, es insultante,
le miras a los ojos un instante,
y adivinas su mirada asesina.

Nadie es más rápido que tú en la suerte
de sacar el revólver con la mano
y acabar con la vida y con la muerte.

Disparas tu revólver al desgaire
sin ni siquiera consumir tu habano
y vuelan cinco balas por el aire.







Dedicado en recuerdo de nuestro juego de poetas a mi amigo Emilio Gómez Quintana, y pidiendo perdón por este malísimo soneto.






************************************************

14 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

Excelente actor, director, productor cinematográfico, guionista.Mira en quien te vienes a inspirar...
Y encima le escribes semejante Soneto.Eres increible...
Un fuerte abrazo Fernando y ortro a tu amigo por los buenos momentos que seguramente han compartido.
Hasta pronto...

Mercedes dijo...

Dices que es malo... Ya me gustaría a mí escribir un soneto así de malo.
Me gustó recordar a este gran actor y director. Cuánto he disfrutado con sus películas.
Un abrazo.

Juanjo Almeda dijo...

La verdad querido Fernando, que teniendo en cuenta la figura poco poética que este actor aparenta por sus aventuras y peripecias, tu soneto no es cómo tú dices, por lo menos a mí no me lo parece, consigues escribir de cualquier cosa, hasta de personajes del antiguo "Oeste". Algunas de esa películas sí eran malas, aunque me gustaba verlas, por Clint, casi invencible en ellas. Un abrazo.

Fernando dijo...

Amigas y amigos: la verdad es que Emilio y yo competimos una vez para ver quién escribía más rápidamente un soneto a Clint en el blog. Lo hicimos casi simultáneamente. Recuerdo a Emilio con mucho sentimiento porque no quiere escribir más. Ya veremos si cambia de opinión al ver esta entrada. Ja,ja,ja.

Amando Carabias María dijo...

Pues es un juego divertido. Ojalá que Emilio Quintana se anime nuevamente a la escritura.
Clint Eastwood me parece un prodigio como director, una gran actor en la parte final de su carrera, y aunque ya apuntaba maneras en sus películas de juventud, no era tan bueno. Le ha pasado lo que al buen vino, y que nos dure mucho.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querido amigo y poeta Fernando: nunca podré competir contigo en un soneto ni por velocidad ni por inspiración, ni mucho menos por calidad. Me alegro de verte bien.
Un abrazo Rafael

Laura Gómez Recas dijo...

¡¡¡Vaya!!!
Reconozco que he entrado en el blog como una bala cuando he visto tu actualización.

Está gracioso, Fernando. Se te perdona, a ti se te perdona todo. De vez en cuando hay que divertirse así. Hacer poemas en este tono es más divertido que leerlos. Es un juego estupendo.

Besos
Laura

Pluma Roja dijo...

Yo no se nada de sonetos, pero me parece genial. Me encantó.

Saludos cordiales.

Ananda Nilayán dijo...

Todo un reto lo de escrbir un soneto a la velocidad de la luz, Fernando. Ya ves, yo llevo intentando hacer uno desde que nuestro querido Emilio (Testamentario) me dio una clase magistral.
Ningún soneto para Eastwood es malo, ya te vale... y esa mirada en el saloon... calla calla, que me pierdo.

Un abrazo. Me alegra leerte, señal de que ya pasó el susto.

Aurora dijo...

Creo Fernando que el soneto le queda muy grande a este actor- Escribes divinamente pero Clint no es santo de mi devociòn, pero tenia que decir lo bien que suena dicho por ti que hasta me empieza a gustar este Clint :)

Besos

Aurora

Rayuela dijo...

bang!

me divertí con tu soneto,jaja!
y además me recordaste a mi amor adolescente.

besos, Fernando*

Marcos Callau dijo...

Me parece muy acertado, gracioso y técnicamente perfecto... a mí me ha gusatado mucho. Los poetas también tienen derecho a jugar de vez en cuando. Y puede que, después de todo, la poesía sea un juego continuo. Un abrazo, sin revólver...

mj dijo...

Somos unos cuantos los que nos acordamos de nuestro amigo Emilio y de sus magnificos sonetos.
A ti Fernando, este que le dedicas a Clint E. te ha quedado muy bien.
Es un actor que me gustó mucho durante un tiempo y lo sigue haciendo con sus últimas pelis.
Un saludo
mj

JUAN dijo...

Pues al protagonista de tus cariñoso soneto lo sigo desde que surgió de pronto en nuestras pantallas el llamado Spagueti Wersten, pocas son las películas de él que no haya visto como actor o como director. Creo que su personaje Harry el Sucio ha creado escuela: ahora se multiplican los policías de esa estirpe en las series de televisión y el cine.
Encantado de leerte, amigo. Un abrazo