jueves, 12 de febrero de 2009

Noche oscura.


Hoy he visitado a un gran amigo y he sufrido mucho al verle en un grave estado de salud, prácticamente ciego, imposibilitado, sentado en un sillón, oyendo sin ver la televisión.He pasado una noche terrible, El único consuelo ha sido recordar aquellos versos de San Juan de la Cruz en Noche oscura, de"Cántico espiritual".

El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería
y todos mis sentidos suspendía.

Quedéme y olvidéme,
el rostro recliné sobre el Amado,
cesó todo y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado.



----------