jueves, 21 de octubre de 2010

Cinco pintores de ensueño. 4- Edouard Manet.

Cuarto soneto en el silencio.


Edouard Manet. Autorretrato.



Edouard Manet. Comida campestre.



Edouard Manet. Licor de ciruela.


Licor de ciruela.


No dejes que despierte de su ensueño
mi lánguida mirada atormentada,
perdida en lo profundo de la nada,
luz cenital de mis ojos sin dueño.

Quizás la suavidad de mi diseño
oculte la tristeza acumulada
del alma que se esconde en la fachada
de la dulce figura que yo enseño.

No comparto mi brandy con ciruela,
aislada en el café de las tertulias;
a nadie le interesa mi presencia,


yo no soy parte de ninguna escuela,
estoy sola y guardo mis angustias
en el triste desván de mi existencia.


25 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Y tus palabras acompañan su obra, su sueño.
Alicia

mariarosa dijo...

¡¡Una belleza!!

Las pinturas y tu poema, un regalo a los ojos y al corazón.

mariarosa

Fernando dijo...

Alicia, amiga, gracias por tu comentario. Un abrazo.

Fernando dijo...

Maríarosa, muchas gracias por tu comentario y un fuerte abrazo.

Noray dijo...

Esta serie tuya es una verdadero perfume de sensibilidad y poesía.


Un fuerte abrazo.

Mercedes Pinto dijo...

No sé por qué, no se había actualizado tu blog en mi lista y me había perdido a Rusiñol, Toulouse y Manet. Tres pintores que me fascinan. Y fíjate que no sé si me gustan más las obras que nos has traído o las letras que les has dedicado. Mucho arte y bueno en estas últimas entradas. Gracias por compartirlo.
Un abrazo.
Pd. Tengo que averiguar qué pasa con la actualización de este blog, no quiero perderme nada.

Mercedes Pinto dijo...

Otra vez estoy aquí. Vengo de disfrutar el bello poema que le dedicaste a Paloma a raíz de vuestro encuentro en Alcalá. Imagino que lo guardará como un tesoro, es un regalo muy hermoso.
Hasta pronto.

Fernando dijo...

Gracias, amigo y poeta Noray; tu comentario siempre me anima a seguir. Muchas gracias y un abrazo.

Fernando dijo...

Mercedas, amiga, muchas gracias por tus comentarios. Trato de transmitir en mis poesías, la impresión que causa la pintura, el pintor y sus personajes. Es muy difícil conseguirlo y , sobre todo, plasmarlo en un soneto. El soneto no es muy bien tratado en la actualidad, porque es difícil escribirlo y, sobre todo, hay que tener mucha musicalidad. Para ello hay que estudiar muy a fondo, en mi opinión, la vida del pintor, su cuadro y sus personajes, pero también hay que haber oído mucha música y tener sensibilidad.

El soneto a Paloma lo escribí como correspondencia a una buenísima opinión que me dió sobre mi poesía. Paloma es una mujer bellísima y es fácil guardarla con amistad en un soneto. Gracias por tus estupendos comentarios, que me empujan de verdad a seguir trabajando. Un fuerte abrazo.

TERTULIANA dijo...

http://iiiencuentropoesiaenred.blogspot.com/

Noticias

** MARÍA ** dijo...

Ese desván donde todo va a parar y se deja. Como en un cajón donde se guardan los recuerdos y quieres abrirlo y en muchas ocasiones se hace imposible hacerlo.

Una bella poesía.

Ha sido un gran placer encontrarte y poderte leer.

Un beso tierno y dulce, como simepre me gusta dejarlos.


** MARÍA **

Nieves dijo...

El titulo que has puesto para esta serie de poemas preciosos tuyos es perfecta, porque los pintores que has elegido para ello son sencillamente "de ensueño" y no puedo más que coincidir contigo en las elecciones que has hecho. Un fuerte abrazo y que tengas un gran fin de semana,

Juanjo Almeda dijo...

Amigo Fernando veo que el silencio no habita en este lugar; será porque no hay nada que acallar. Tengo ganas de leer tu soneto que hiciste para Paloma, supongo que estará publicado en su blog. Por cierto, veo el cambio del tuyo.
Un abrazo, maestro.

(-Conocí hace poco a un personaje relacionado con el mundo de la pintura y que sigo viendo de vez en cuando ya que vive cerca de mí, el belga, le dicen. Interesante tipo.)

Fernando dijo...

María, amiga, claro que sí, de vez en cuando conviene recurrir al desván del alma para redescubrir los momentos más interesantes de nuestra vida, y huir de la soledad y la tristeza. Un saludo cordial.

Fernando dijo...

Nieves, amiga, gracias, sí creo que es un ensueño ver de nuevo estas obras de arte y fijarme en las miradas, en los gestos, en el entorno de los personajes y pensar en la forma que han trabajado los óleos y los pinceles. Son unos genios. Un saludo cordial.

Fernando dijo...

Juanjo, amigo y poeta. El soneto a Paloma Corrales lo escribí ayer por la tarde, recordando nuestro encientro en el bar del "Alcobas paralelas". Es una mujer bellísima y muy buena poeta. Un abrazo.

José María Alloza dijo...

Madre mía, las erratas, aquí corregidas.
Es curioso, esta mañana empecé a leer una biografía de Velázquez (B. Bennassar, profesor de historia de la U. de Toulouse y un gran hispanista) y en las primeras páginas aprendo que Manet consideraba a Velázquez como el pintor entre los pintores. A mí me gusta mucho el periodo hispanizante de Manet, en particular el “buveur d’ absinthe (que por sus tonos me recuerda al Aguador de Sevilla) y la “mademoiselle V en costume de espada”.
Todo esto para decir, amigo Fernando, que tu soneto transmite muy bien el sabor del licor de ciruela, una tarde de domingo, a orillas del Sena.
Un abrazo.
Pd. ¿El próximo Degas?
Pd.? Tu soneto a Paloma es un joya.

Fernando dijo...

José Mría, amigo y poeta hispano-francés: me encantan tus elogiosos comentarios sobre mi poesía, por venir de un a cultísima persona y excelente lector. Trataré de hacer un sonteo de Degas, qie me gusta mucho. Gracias también por elogiar mi soneto a Paloma Corrales. Es tan fácil escribir una poesía sobre una mujer tan bella...

Fernando dijo...

Por cierto, José María. Espero enontrarme contigo enla próxima reunión de Poetas de la Red. Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Perfectos versos, lánguidos, para representar la languidez de su mirada, de esa mirada que no comparte un brandy en el Café de las tertulias (bien pudiera ser "de las sorpresas"). Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Marcos, amigo y poeta, gracias por tu comentario. Sí, es triste ver a esta delicada jovencita apartada y sola, mientras los artistas y poetas discuten acaloradamente en sus tertulias. Un saludo.

andres rueda dijo...

Pintores admirados por mi desde niño, acompañados por tu poema, llenan el espiritu.

Un saludo

Andres

Fernando dijo...

Andrés Rueda, pintor. Coincido contigo, que eres conocedor del arte pictórico y te envidio por ese arte. El espíritu se libera con la pintura. Un cordial saludo.

tinta negra dijo...

realmente bueno..tienes tanto don al escribir sobre aquellos!°


Saludos!°

Fernando dijo...

Gracias otra vez, tinta negra, por tu comentario. Me gusta mucho la obra de estos pintores. Un fuerte abrazo.