sábado, 30 de octubre de 2010

Música y poesía 3 - Ráfaga. Joaquín Turina.


Sevilla. Torre del oro.


Joaquín Turina.



Ráfaga.



El trémolo en la noche, la crecida
del sonido del sur en barlovento,
la guitarra, la brisa, el aire, el viento,
la ráfaga en su origen prometida,

el singular punteo, la medida,
la intensidad de todo el movimiento,
la pasión andaluza del momento
la danza de los quiebros sostenida;

de repente, irrupción de rasgueados,
la carrera veloz de pulsaciones,
el virtuosismo lacerante en frío,

y siempre en los acordes ya pausados,
desde el tenso temblor de los bordones,
el silencio andaluz, tan hondo y mío.



********************************************************
JOAQUÍN TURINA (Sevilla 1882 - Madrid 1949) Comenzó sus estudios musicales en Sevilla y, a partir de 1902, los continuó en Madrid con el pianista José Tragó. En 1905 marchó a París, ingresando en la Schola Cantorum donde estudió piano con Moritz Moszkowsky y composición con Vincent d'Indy. El encuentro con Isaac Albéniz en 1907 hizo que su música diera un giro y se orientara definitivamente hacia un nacionalismo inspirado en el folklore español.





16 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Estupendo ambiente el creado con tus versos aquí, Fernando. Has recuperado para mí un verano no muy lejano que disfruté de esta hermosa tierra y de ese hermoso y majestuoso Guadalquivir. Has rescatado aquí todo el sabor de la música andaluza, la guitarra española y todo ese arte que tan famosos nos ha hecho a los españoles. Porque en el soneto hay mucha música. Un abrazo, amigo.

Fernando dijo...

Graias, amigo Marcos, esta pieza de Turina no es muy concida, pero su virtuosismo y su "carácter gitano", pero siempre con el academicismo del compositor, me impactó, y he procurado ponerme en la piel del autor para expresar lo que él sentía. No sé si lo conseguí, pero si oyes la música, a lo mejor sientes lo mismo. Un abrazo,poeta.

Ricardo Miñana dijo...

Una ráfaga de fiesta en tu excelente poesia.
un placer pasar a leerte.
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

Mercedes Pinto dijo...

Qué manera más bella y perfecta de contarnos el inusitado arte de este andaluz Joaquín Turina.
Conjugas poema y música con maestría.
Un abrazo.

Fernando dijo...

Ricardo Miñana, amigo y poeta. Gracias por tu comentario. Yo considero también que es una fiesta escuchar esta "Ráfaga" de Joaquín Turina. Un cordial saludo.

Fernando dijo...

Mercedes, amiga,pocas personas han escuchado esta "Ráfaga" de Joaquín Turina, que me parece espléndida,por su estilo andaluz y por su técnica. Un cordial saludo.

Marisa dijo...

Es punteo de guitarra
la gracia que esparce
el viento en ese
Guadalquivir con la
rima de un soneto.

Has sabido expresar
muy bien todo el
virtuosismo de Turina.

Un abrazo muy fuerte

Fernando dijo...

Gracias, querida Marina, por tu comentario. Te deseo pases un buen fin de semana. Un beso.

Juanjo Almeda dijo...

Amigo poeta: Acabo de escuchar El canto de los pájaros y la guitarra de Joaquín. Pura magia. Con el canto, no he podido contener algunas lágrimas. Maravillosos los sonetos y esa música. Gracias por traerlo todo. Un abrazo

Fernando dijo...

Gracias, Juanjo. Son músicas espléndidas ambas. Un fuerte abrazo.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, fernando:

Todo el garbo y salero Español plasmados en un estupendo soneto que además es un preciosa pieza musical.

Gracias por compartirla,

abrazos.

Jorge Torres Daudet dijo...

Querido Fernando; gracias por aportar tanto entusiasmo y saber en tu blog.Acabo de escuchar Ráfaga hace un momento, interpretada por Fausto José Varela Bustillo, formidable.(La he bajado de Youtube.)
Un abrazo.

Fernando dijo...

Amigo Rafael, Joaquín Turina es uno de esos genios musicales que no llegan a alcanzar un conocimiento medático atractivo. Si preguntas, pocas personas conocen su obra. Es una pena, pues tiene obras extraordinarias. Si puedes, busca alguna más en Youtube. Un abrazo.

Fernando dijo...

Querido Jorge, ya me hubiera gustado a mí tocar esta obra cuando yo tenía conocimientos y juventud para haberla interpretado. Pero yo estaba supeditado a tocar la guitarra flamenca en acompañamiento de baile
Para aprovechar la capacida de enseñanza de mi maestro. Dominé, eso sí, lo principal: el punteo, los rasgueados, los trémolos, los compases. Me quedo maravillado ahora cuando veo a los jóvnenes guitarristas americanos tocar nuestro flamenco. ¡Pardiez! Un abrazo.

tinta negra dijo...

M.a.e.s.t.r.o !°

tu blog es maraviiloso es muy grato visistarte!°


Saludos!°

Fernando dijo...

Y yo creo ques muy grata tu presencia en el blog, después haciendo comentarios que me producen gran alegría y me animan a seguir escibiendo, sabiendo que allá en Perú hay una poeta joven interesada en mi poesía. Un beo, poeta negra.