miércoles, 27 de octubre de 2010

Música y Poesía 2 - El cant dels ocells.

Pau Casals ensayando.


Recital de Pau Casals en la Casa Blanca.


El cant dels ocells.


Un gorjeo de aves, un rumor,
un trémolo, la música enraizada
en tu tierra, primavera evocada
en inicial escena de candor.

Los pájaros esconden su temblor
en tus manos creadoras y ya nada
impide que suene, emocionada,
la nota sostenida del cantor.

Distancia, lejanía, abatimiento,
los bajos se mantienen dominantes,
prolongada tristeza del momento.


Un último aleteo decreciente
sobrevuela tenuemente los entrantes
y sostiene la nota concluyente.





El Cant dels ocells (canto de los pájaros, en castellano) es una canción popular catalana, de origen desconocido y tradicional de Navidad. La letra gira alrededor del nacimiento del niño Jesús.

Aun cuando se desconoce el nombre del autor original, es común que se asocie con la figura del ilustre violonchelista catalán Pau Casals.


Pau Carles Salvador Casals i Defilló (El Vendrell, 29 de diciembre de 1876 - San Juan de Puerto Rico, 22 de octubre de 1973)


14 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Es incuestionable que a la hora de la aurora es una maravilla poder leer estos versos que a uno le lanzan hacia la paz del espíritu.
Esa música, quizá inspirada en los propios pájaros, siempre me conmueve.

Fernando dijo...

Gracias, Amando, amigo y admirado escritor. EHsta múdica popular catalana sirve para todo, alegrías matinales, serenidad, triteza. Es algo que viene directamente del pueblo y que un genio como Pau Casals pudo transmitirnos. Un abraz.

Paloma Corrales dijo...

Da gusto leerte, querido Fernando, y perderse entre versos que retratan las sensaciones que produce la música de Pau Casals.

Siempre aprendo de ti y contigo.

Te abrazo.

Fernando dijo...

Paloa, amiga y poeta. 'Qué bien tocaba Pau Casals y qué música tan
universal! Muy triste y muy entrañable. Un saludo.

Marisa dijo...

Pau Casals toca
como los mísmísimos
ángeles, un buen fondo
musical para leer
los bellos versos que
le acompañan.

Un fuerte abrazo Fernando

Fernando dijo...

Hola, Marisa, amiga y poeta, ¡qué lástima perder gente así! Todavía nos queda su recuerdo musical y sus
bellas interpretaciones grabadas. Un cordial saludo.

Marcos Callau dijo...

Estupendo y rítmico soneto, un ritmo que va disminuyendo en tus palabras como hacia el final de una canción. Me ha gutado mucho. Es una pena desconoer esta música de la que hablas pero intentaré enmendar ese error.

Fernando dijo...

Marcos, amigo y poeta. Conoces muy bien esta obra y la habrás oído infinidad de veces. Siempre suele tocarse en las ceremonias de entierros y recordatorios de hechos de muerte. Un fuerte abrazo, poeta.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Pau Casals, maravilloso y brillante violonchelista a quien tuve el gran placer de conocer personalmente en una actuación suya en Buenos Aires, con motivo de un homenaje a su persona y su arte.
Entre los obsequios que recibíó se encuentra, (pues su esposa habrá de conservarlo todavía), un plato de cerámica de gran tamaño, realizado por mí , con técnica de alfarería y decorado a mano,con el motivo del instrumnto de sus amores. "UN VIOLONCHELO " Uno más de los recuerdos de mi vida, relacionado con el arte.
Llege hasta él mi profundo respeto evocando este episodio.
Gracias, Fernando por acercarme este grato recuerdo.
tu amiga: Juliana

carmen jiménez dijo...

Pues ya ves Fernando, si no fuera por la explicación final,esta música tuya podría girar en torno al nacimiento y la muerte de un ser amado. Cualquiera tan importante como el propio Jesucristo.
Un abrazo poeta.

Fernando dijo...

Juliana, amiga qué suerte tuviste al poder ecuchar directamente la extraordinaria técnica y la sensibilidad de tan enorme músico. Este soneto lo escribí después de escuchar su interpretación en la White House, que sigo oyendo con enorme devoción. Me costó trabajo escribir este soneto, porque me temblaban las manos. Un abrazo cariñoso, amiga.

Fernando dijo...

Carmen, amiga, puede ser verdad lo que tú dices. Estamos en un medio de tanta sensibilidad que podemos pensar en cualuier celestial situación, escuchando una música tan arraigada en el pueblo y tan bien interpretada. Un abrazo, Armen, amiga.

tinta negra dijo...

no hay dia que visite tu blog si que me valla con una gran sonrisa y muchas cosas mas aprendidas!°
gracias por escribir mas y mas!°

Saludos!°

Fernando dijo...

Gracias a ti, tinta negra, amiga, por leer mis poesías. Un beso.