viernes, 31 de octubre de 2014

A un árbol desnudo.

,





A un árbol desnudo.

Soy como un árbol, pierdo mi corteza,
y me quedo desnudo en el invierno,
mantengo la savia en mi fondo interno
porque quiero salvar mi fortaleza.

No soy el santurrón que canta y reza
para evitar la angustia del averno,
calladamente escribo en el cuaderno
poemas sobre mi naturaleza.

Por eso en este invierno de mi vida,
rechazo todo aquello que me sobra,
los amigos inciertos, la basura,

el odio, el desamor, la desmedida
pasión que tuve siempre por mi obra,
y escribo de la vida y su locura.



,

6 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Es un acierto mantener siempre viva esa savia de la que brotan nuevas palabras, amigo Fernando Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Siempre eres generoso conmigo, Marcos. Procuraré ir trabajando con mayor profundidad para que me sigas leyendo. Un fuerte abrazo.

Juanjo Almeda dijo...

Me parece un bello poema, Fernando. Un abrazo

Fernando dijo...

Hoja,Juanjo, amigo,poeta: un poco triste ¿verdad? El invierno a mi edad es un poco así. Un abrazo.

Sede Miuqse dijo...

llevamos tantas veces peso innecesario...Ser árbol es saber que no tienes que ir a ningún lugar porque ya estás en el lugar ni nadie que ser porque ya eres.

Besos y amor
je

Fernando dijo...

Muy bello comentario,Sede Miuqse. Gracias. La verdad es que me gusta este tipo de comentario inteligente y poético. Gracias, de verdad.