domingo, 7 de noviembre de 2010

La verdad eterna.


La verdad eterna.

En la verdad reposa mi esperanza,
el máximo objetivo de mi vida,
la expectativa siempre renacida
de tener sinceridad y confianza .

La verdad no se tira ni se lanza,
se expone simplemente de partida,
y si por los demás no es compartida
hay que aceptarlo sin perder templanza.

Ya que la realidad suele mostrar
que la sinceridad no es patrimonio
de la escala social que nos gobierna,

quiero en esta poesía reafirmar
con clara voluntad mi testimonio
de amar a la verdad pura y eterna.

43 comentarios:

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Fernando,

Me encanta este poema dedicado a La verdad. En éste, nuestro mundo actual, en el que predominan las apariencias y las mentiras, ya es conveniente y sano que alguien se dedique a predicar los auténticos valores, los contenidos en los Principios de siempre, como la valoración de La Verdad.

Un abrazo,

Antonio

Carmela Rey dijo...

Inteligente y aleccionador. Me ha gustado.
Un abrazo

Fernando dijo...

Antonio, amigo, muchas gracias por tu comentario. Sé que tu personalidad, en el terreno de la verdad, es incuestionable. A través de tus escritos he visto siempre esa auténtica verdad y eres un ejemplo a imitar. Cuando yo hablo de la "verdad" me refiero naturalmente a la verdad pura, sin matices políticos ni religiosos. Creo que estamos en la misma onda. Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Carmela, amiga, gracias por tu comentario. Creo en lo que digo e intento ser fiel con mi creencia, Un saludo cordial.

Jorge Torres Daudet dijo...

Y, me temo, que hablas de verdad...
Ma hace gracia cuando oigo decir mi verdad, su verdad... la verdad es una, está del lado que esté.
En la política, harto difícil de encontrar.
Un abrazo, de verdad.

Fernando dijo...

Gracias Jorge, amigo y poeta. El tema es difícil, efectivamente. Eso de "mi verdad"...Por eso yo hablo de "la verdad" Un fuerte abrazo.

Pluma Roja dijo...

Bueno la verdad pura y eterna. ¿Cual es la verdad pura y eterna? ¿La fe?

Las verdades de los políticos, se basan en la relatividad. Nunca podré estar de acuerdo con ellos.

Dejo un fuerte abrazo. Y un saludo cordial.

Mercedes Pinto dijo...

El amor a la verdad es un valor, yo diría "el valor", que, siendo el pilar de nuestra vida, nos llena de virtudes.
Hasta el año que viene, compañero.
Un abrazo.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Un bello soneto como todos los que escribes.Pero además, profundo, llevando en su haber una clara enseñanza que induce a meditar.
Te admiro y te envío un cordial abrazo.
Juliana

Fernando dijo...

Mercedes, amiga, desengánchate del blog, que tienes que trabajar y estoy ilusionado por conocer lo que vas a escribir. ¡Animo y hasta cuando quieras! Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Pluma Roja, amia mía, "la verdad" de la que hablo tiene un valor puro y neto, sin mezcla alguna de religión, sociología, ciencia o política. Un saludo cordial.

Aurora dijo...

La Verdad siempre luce y siempre sale a mostrarse tarde o temprano.
La verdad es lo que resplandece por si solo.

Hermoso pema Fernando.

Un placer.

Un beso

Aurora

Fernando dijo...

Aurora, amiga mía, puede que sí, que al final resplandezca la verdad. Eso deseo junto contigo. Un saludo cordial.

Fernando dijo...

Aurora, amiga mía, puede que sí, que al final resplandezca la verdad. Eso deseo junto contigo. Un saludo cordial.

Jorge Encinas Martínez dijo...

Otro gallo nos cantaría, amigo Fernando, si todo el mundo sintiera como tú.
Por otra parte, quiero decir que me gusta tu manera sencilla, elegante y "clásica" de escribir.
Un abrazo

César Sempere dijo...

Fernando,

La poesía que despliegas me conmueve y me alegra. Magnífico homenaje a la verdad, sea nuestra o de todos.

Un abrazo,

Fernando dijo...

Gracias Jorge, amigo. Estimo mucho tu comentario, por tu formación. De todas formas, espero mejorar. Por cierto, te recomiendo que entres en el blog de Antonio Martín, para leer nuestros comentarios a las últimas reformas dispuestas por la RAE. Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

César, amigo, gracias por tu comentario. Espero trabajar más y mejorar. Un abrazo fuerte.

Fernando dijo...

Juliana, amiga mía, no sé por qué se borró mi contestación a tu comentario. Soy un desastre manejando el blog. Te agradezco mucjo tu comentario, porque sé que estamos también en la misma onda. Un fuerte abrazo.

Marcos Callau dijo...

Sincero y abierto poema, todo un cano de amor a la verdad; la verdad es algo tan necesario como escaso en estos días locos de este viejo mundo. Un abrazo, sincero.

Fernando dijo...

Un abrazo, Marcos, amigo y gracias por tu comentario sincero.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Fernando:

Qué bien lo expones, la verdad siempre debe estar por encima de todo sin ningún reparo.

De verdad, te quedó muy bien el soneto.

Abrazos.

Fernando dijo...

Rafael, amigo, muchas gracias por tu comentario. Yo sé que tú lo has pasado mal por actuar en tu vida siempre con la verdad por delante. Por eso valoro mucho tu opinión. Un abrazo muy fuerte.

Juanjo Almeda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando dijo...

Juanjo, amigo, ese niño me parece muy bueno y me gusta que te represente, Ya sabes, hay que ir con la verdad por delante. Un abrazo.

Juanjo Almeda dijo...

Ese niño, era yo cuando tenía dos o tres años.

Ananda Nilayán dijo...

Querdido Fernando,
Este soneto es un canto a ciertos valores que se pierden y que muchos no los olvidan.
Sin la verdad mal vamos...
En fin, un soneto reflexivo cargado de profundidad y esperanza.

Abrazos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que bello y exaltado poema.

Y la verdad os hará libre.

Saludos

Fernando dijo...

Ananda Nilayan, querida amiga, la gente es buena, como se dice po ahí, y creo que la verdad siempre resplandecerá. Un saludo cordial.

Fernando dijo...

Amigo Roy, la verdad es que ser libre hoy día sólo se puuede conseguir viviendo la verdad. Lo demás, como bien sabes, es pura esclavitud. Un fuerte abrazo.

Silvia Meishi dijo...

Precioso poema, Fernando, me ha gustado mucho. La verdad es algo que nos atañe a todos, y todos perseguimos la verdad eterna.

Un abrazo

Fernando dijo...

Silvia, amiga. eso es lo que todos deseamos. Un abrazo.

carmen jiménez dijo...

Me quedé pensando en esa verdad pura y eterna que sólo puede ser una, y en esas otras verdades pequeñas que se toman como atajos y que se transforman y te conducen a otro atajo, y a otro y sólo espero que todos los caminos lleven a Roma por angostos que sean. Sólo espero que un día todos nos encontremos en ese lugar llamado Verdad.
Un abrazo y felicidades por tener un pupilo tan brillante como Juanjo.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Mi estimado Fernando:

Se puede gozar "la verdad eterna", por más difícil que sea de "paladearla", ; me parece que es un asunto de conciencia y eso lo ubica a uno del lado de la verdad o de la falsedad. ¿Pero cuál es la opción? En mi caso, he optado por la verdad que, a veces, no coincide con la de otros pero, si me equivoco, en el fondo me siento limpio porque no tengo nada preconcebido de engañar o dañar a nadie. Nos dejas, Fernando, un poema que desnuda la calidad de persona que eres y eso me hace confiar en ti. Si ponemos "la verdad eterna" por encima de todo lo que a los seres humanos nos ha separado a lo largo de la historia, pienso, como tú Fernando, que estaremos en un punto de entendimiento mutuo y, quizás, algún bello día nos podamos abrazar y empezar actuar como seres civilizados.
¡¡¡Genial Fernando!!!

Fernando dijo...

Gustavo, amigo y admirado poeta, creo que estamos tú y yo en la misma onda, en la onda de la verdad absoluta, de la verdad pura, alejados de teorías y prácticas que van contra esa verdad que deseamos. Un fuerte abrazo ab imo pectore.

Fernando dijo...

Carmen Jiménez, amiga y poeta, espero encontrarme contigo, naturalmente, allí en la verdad absoluta. Por cierto, Juanjo no es mi pupilo, es amigo mío, y creo que será uno de los grandes poetas en el futuro próximo, por lo rápido que está creciendo. Un fuerte abrazo, amiga mía.

LA CAJA DE ANBAIRO dijo...

Amigo Fernando:
Siempre con la verdad por delante es lo que hace al hombre digno de ser reconocido.-
Recibe mi reconocimiento y mi abrazopoeta amigo.

Fernando dijo...

Caja de Anbairo, gracias por tu comentarios. Ojalá sigamos siempre dentro de la verdad pura. Un fuerte abrazo.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Fernando,

Te dejo aquí el comentario que he dejado en el blog de la excelente escritora Flavia Company, amiga mía, en el que remito a tu soneto, porque ella trata el mismo tema que tú.

Un abrazo,

Antonio

Quizá a alguien le interese leer La verdad eterna, un bonito soneto de F. J. Ontiveros, y los comentarios que ha recibido, porque tratan precisamente este tema.

Un (otro) abrazo,

Antonio

tinta negra dijo...

La verdad ese supiro a la realidad y apesar de que esta duela ,es mejor asi!°


Saludos!°

Fernando dijo...

Hola,tintnegra. Me gusta cómo piensas. La verdad tiene que estar presente en nuestra vida, aunque como tú dices, se sienta a veces. Un saludo cordial.

Laura Gómez Recas dijo...

Redondo al final, Fernando, como buen soneto.

Beso.
Laura

José María Alloza dijo...

El soneto es magnífico, amigo Fernando.
Respecto al fondo, mucho me temo que la verdad absoluta, sea en realidad muy relativa… Fíjate que hoy día, la ciencia nos dice que el punto cero del Universo -el primer momento del Bing Bang- no es cierto, que no existe como “comienzo” si no como momento… De ahí que algunos dicen que el “tiempo” no existe… Otra cosa, es el amor de la verdad, como actitud que busca comprender lo que por el momento no se entiende…
Un abrazo.