martes, 20 de enero de 2009

Paseando a Lucas.

 
Posted by Picasa


Mi hija Paloma me regaló un caballete, unas telas y una caja de pinturas. Le dije: pero ¿qué voy a hacer con esto?. Luego me decidí y pinté unos óleos hasta que agoté los tubos de pintura. Desde entonces no he vuelto a pintar. El cuadro que figura aquí lo hice viendo a mi mujer paseando al hijo de Paloma, nuestro nieto Lucas, recién nacido, por una calle de Torrelodones en el año 1997.

1 comentario:

Paloma dijo...

Yo te regalé esos o´leos y el caballete y recuerdo tu reacción de asombro: "¿Pero qué voy a hace yo con esto?" La verdad es que hiciste mucho y muy bien...Es una pena que no sigas con la pintura. Quizás si te regalamos nuevos tubos de pintura....