miércoles, 25 de mayo de 2011

Canción a una niña que va a nacer.


Canción a una niña que va a nacer.



Estás ahí, puedo imaginarte,
seas un sueño o una realidad:
niña mía, une tus latidos a los míos,
sonríeme desde tu actual morada,
transmíteme la verdad de tu vida.

Si estás ahí, y puedes oírme
muévete un poco para poder sentirte,
que te note, que te palpe
a través de la piel que te protege,
a ti, niña mía, mi delirio, mi esperanza.

Voy a poner mi mano, amor,
para poder tocarte y sentir tu sustancia,
imaginar tus ojos y pensar que sonríes
y acercarme y oler tu fragancia,
que será de jazmines y azucenas.

Ahora no puedo verte, pero sí soñarte,
recogida en mis brazos, pálpito vital,
sintiendo tus latidos sobre mi piel cansada,
enardeciendo mis ansias de amor,
que renace con tu germen de vida.

Quiero saber el color que tendrán tus ojos,
contar tus dedos, acariciar tu cara,
besar cada milímetro de tu cuerpo
y sentirte entre mis brazos,
transmitiéndome tu aroma y tu calor,
para sentir tu vida y darme cuenta
de que nuestro amor será para siempre
la razón más importante de mi existencia


20 comentarios:

mercedespinto dijo...

Dicen que los niños sienten el amor o el desamor ya desde el vientre, no puedo asegurarlo, pero sí sé que quien así lo cree y espera con tanta ternura, en cuando lo tenga en sus brazos le dará mucho más.
Un abrazo.

Fernando dijo...

Mercedes, amiga: yo he sentido a todos mis hijos, y tengo que confesar que los he recibido con toda mi ternura y amor. Aún se lo estoy dando, quizás todavía con mayor entrega. Un fuerte abrazo.

Marisa dijo...

Una dulce canción de amor,
aún sin nacer y ya se
la quiere deseando abrazar
su cuerpecito y rodearlo de
calor y ternura.

Un abrazo

Fernando dijo...

Marisa, amiga: ¿verdad que así se siente a los niños que van a nacer? Un saludo cordial.

Pluma Roja dijo...

Precioso, Ese niñ@ nació sabiéndose querido.

Un fuerte abrazo.

Hasta pronto.

Carmendy dijo...

Estimado Fernando.
Me alegra pasar por su espacio y encontrarle tan feliz, sobre todo en la espera dulce de esa niña que imagino será tu nieta.
Pues yo también vivo esa misma emoción y felicidad, a primeros de julio nacerá mi primer nieto, así que esta felicidad es recíproca.
Hermoso canto de amor el suyo, le felicito de todo corazón.
Abrazos, Carmendy

Victoriana Díaz dijo...

Bella canción de amor a esa niña tan deseada. La madre transmite desde su seno todas las vibraciones a esa criatura.La música y la ternura la perciben de forma muy especial.
MI ABRAZO FERNANDO

Fernando dijo...

Victoriana,Carmendy, Pluma Roja, amigas mías, gracias por vuestro comentario. Un cordial saludo.

Marcos Callau dijo...

Mucha dulcura, amigo Fernando. Te has posicionado en un lugar muy difícil y lo has hecho, como siempre, con gran acierto. Un amor que bien vale una vida, un amor incomparable. Un fuerte abrazo, amigo.

Fernando dijo...

Un abrazo para ti,amigo Marcos. Gracias por tu comentario.

Jorge Encinas Martínez dijo...

Así sentí (y siento) a mi hija, el mayor milagro que me tocó (y toca) vivir.

Un abrazo, amigo Fernando

Fernando dijo...

Jorge, amigo: gracias por tu comentario. Yo también lo recuerdo así con cada uno de mis cinco hijos. Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Así se siente cuando una nueva vida, un hijo, se va haciendo un sitio en nuestra piel y en nuestra alma, como un milagro que inunda de amor todo lo que nos rodea y nos desborda de ternura, incluso antes de poder acunarlo. Un abrazo.

Juanjo Almeda dijo...

Muy bello, querido amigo...
Lo más cerca ahora que soy de ser padre -y eso me contenta-, es por una tórtola pequeña que recogí de la calle aproximadamente hace un més y estoy alimentando a mano. Es curioso lo que siento por ese pajarillo. Espero que algún día pueda dejar que se vaya volando, pero, aún es pequeña, y no sé si podrá sobrevivir por sí misma (aunque me han dicho que posiblemente no lo haga); de momento, le he buscado una casita de madera donde tiene su nido, y, vive conmigo.

Cuídate
Un abrazo.

Fernando dijo...

María, amiga, poeta: yo. como hombre, no he tenido la fortuna de poder sentir un ser en mis entrañas. Sólo las mujeres tenéis ese privilegio. Debe ser algo inmenso, un sentimiento inigualable. Por ello no se entiende que haya madres que abortan, incluso después de haber tenido otros hijos. Un saludo muy cordial.

Fernando dijo...

Juanjo, amigo,poeta: ¡Enhorabuena! Al empezar a leerte creí que ibas a tener un hijo. Bueno, todo es empezar si tu sentimiento personal se va desarrollando con una tortolita. Ya sabes que a los enamorados se les suele llamar !tórtolos! Observo que sigues leyendo y haciendo comentarios. No dejes de escribir aunque no quieras por el momento publicar y, ya sabes, guarda todo lo que escribas. Avísame de tu llegada prevista. Un fuerte abrazo.

Jorge Torres Daudet dijo...

Fernando, ahí reflejada tu gran sensibilidad.
No sé si sería para tu hija o nieta; se dá la circunstancia de que yo voy a ser abuelo, ahora, en unos meses, y le he hecho un poema a mi nieto; el poema verá la luz cuando la luz vea mi nieto (rarezas mías)
Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Jorge, ¡Felicidades! Es una maravilla llegar a ser abuelos. Un fuerte abrazo.

Flor dijo...

Que lindo y tierno tu poema.

Besitos.
Flor

Fernando dijo...

Flor, amiga portuguesiña: Lo tierno y delicado no es la poesía, sino el maravilloso ejemplo de la maternidad. Un beso.